450_villalba

El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación

facebook El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación0twitter El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación12google El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación1linkedin El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación0buffer El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación
DSC 0337 El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación

Composición 450 en Villalba (Antonio Simón)

La Red de Cercanías de Madrid ha ido evolucionando con nuestra región, y hoy en día es el medio de transporte por excelencia que los madrileños eligen para moverse entre los núcleos de población de la zona metropolitana, además de ser una magnífica alternativa (muchas veces preferible a otros medios) cuando hablamos movilidad interna en la capital.

Los planes de actuación previstos para los próximos años no hacen sino consolidar esta posición, e incluso vemos luz al final del túnel para que nuestro “conmuter” mejore una de sus tradicionales asignaturas pendientes: los horarios de cierre. Si en el primer artículo de este especial os hablábamos de la noche en el Metro, hoy os ponemos al día de los horarios de apertura y cierre, las frecuencias de estas primeras y últimas horas, y de qué sucede en Cercanías a Red cerrada.

Los primeros trenes tienen un horario bastante madrugador, con servicios funcionando los días laborables a partir de las 05.00h en la mayoría de trayectos. Por su parte, los últimos servicios salen de sus respectivas cabeceras entre las 23.00h y las 00.00h, En esas apenas 5 horas sin servicio al público, la Red de Cercanías se encuentra cerrada al público y, al igual que la de Metro, se realizan labores de mantenimiento. Pero Metro y Cercanías no son lo mismo: hay una serie de diferencias esenciales entre ambos ferrocarriles y la noche no iba a ser menos.

Como decimos, Cercanías tiene un funcionamiento y unos objetivos muy distinto a los de Metro en casi todos sus aspectos, y los horarios no son una excepción. Estas diferencias se explican en gran parte debido a la muy diferente naturaleza de las instalaciones, recorridos, demanda, extensión, e incluso sistema de explotación de ambas redes. La Red de Cercanías está diseñada para unir puntos mucho más distantes entre sí, y a pesar de tener mayores medias de velocidad y distancia entre estaciones, los trenes de Cercanías necesitan comenzar a funcionar antes que los de Metro para situar a los viajeros en sus destinos a la misma hora.

Inicio del servicio

3152244202 545457951c El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación

Vías (Flickr de Pentarux)

Como tónica general, los primeros trenes de Cercanías circulan antes que los de Metro: en casi todas las líneas el primer tren comienza a circular entre las 05:00h y las 06:00h de la mañana, dependiendo de la estación en la que estemos y si es o no día laborable. Y es que una de las principales diferencias a las que aludíamos es que, mientras que el Metro comienza a ofrecer servicio en toda la Red a la misma hora de cualquier día, esto no sucede así en Cercanías.

Las grandes divergencias en la demanda entre unas y otras estaciones y la enorme extensión geográfica de la Red en comparación con la de Metro son las que explican la mayoría de estas diferencias. En efecto, tramos como el denominado C3a (Pinto-San Martín de la Vega) o la línea C9 (Cercedilla-Cotos) comienzan a funcionar más tarde, ya que no se considera que esas estaciones requieran cobertura tan temprana como el resto. Pero salvando estas excepciones, lo cierto es que prácticamente ninguna estación con demanda relevante debe esperar más allá de las 6 de la mañana para ver circular su primer tren de la mañana en laborables, por muy alejada que esté de la ciudad.

Los primeros trenes parten de las localidades más alejadas de la capital para permitir a los viajeros situarse en Madrid a la hora a la que emieza a funcionar el transporte público de la ciudad, para dirigirse así a sus lugares de trabajo. Esto explica que los sábados y festivos la situación sea más variable, ya que prácticamente en todas las líneas no circula el tren que abre el servicio entre semana. De toda formas, la tónica general es la misma de los días laborables, pero retrasada alrededor de 30 minutos; de forma que lo normal son salidas de cabecera entre las 05.30h y las 06.30h. En efecto, antes de las 6 y media prácticamente todas las paradas han disfrutado de servicio con excepciones similares a las de los días laborables.

Últimos trenes

Es muy posible que alguna vez hayas tenido que coger un tren a última hora de la noche por cualquier circunstancia y consultando los horarios en la web de Renfe Cercanías o en los carteles con las frecuencias expuestas en la estación hayas visto que los últimos trenes salen de cabecera entre las 23.00h y las 00.00h. Si vives en la ciudad de Madrid o pretendes moverte dentro de la capital, posiblemente puedas optar por coger el Metro o un autoús nocturno, pero ¿qué ocurre con aquellos municipios fuera de Madrid? En ocasiones se puede optar por tomar un búho interurbano, pero no todos los municipios disponen de este servicio y, en comparación con las plazas que ofrece un tren de Cercanías, la oferta es escasa, por lo que muchos autobuses acaban llenos.

Para Cercanías la noche empieza a partir de las 21.00h, y eso se nota en las frecuencias de paso de los trenes: si durante las horas puntas la mayoría de tramos más utilizados tienen trenes cada 10 minutos o menos, estos servicios empiezan a espaciarse en el tiempo hasta que se cierra la Red. Nuestras conclusiones son que, mientras que a primera hora el servicio es lo suficientemente denso y madrugador, a partir de última hora de la tarde y sobre todo durante las primeras de la noche hay bastantes aspectos mejorables, especialmente estas frecuencias y el horario de fin de servicio.

Cercanías durante la noche

2135951279 6ac2594114 El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación

Esperando al tren (Flickr de elsamu)

Otra diferencia fundamental que marca el servicio que se presta es el hecho de que la Red de Cercanías no tiene una infraestructura exclusiva. Esto quiere decir que, mientras que por las vías de Metro sólo circulan servicios de este medio de transporte, por las de Cercanías transitan trenes de todo tipo: regionales e internacionales, de pasajeros y de mercancías, etc. Nuevamente las divergencias en las características de ambas redes explican las posibilidades que éstas ofrecen a la hora de su explotación.

Actualmente Cercanías dedica las horas de cierre al mantenimiento y limpieza de los trenes que ofrecen servicio durante el día, pero como apuntamos las vías y túneles suelen estar ocupadas por los servicios nocturnos que ofrece Renfe Operadora y necesitan recorrer las arterias ferroviarias que rodean y atraviesan la ciudad. Estos trenes, en su mayoría de largo recorrido y mercancías, funcionan también durante el día sin demasiadas complicaciones para el servicio de Cercanías debido a que no son tan abundantes como por la noche, y sobre todo al progresivo esfuerzo en segregación de vías que se viene realizando.

Efectivamente, el actual Plan de Infraestructuras Ferroviarias de Cercanías para Madrid, cuya finalización está prevista en 2015 incluye como uno de sus objetivos principales la independencia de los servicios de Cercanías. Segregando las vías para dedicarlas en exclusiva a unos u otros servicios, se pretende mejorar las frecuencias y se abre la puerta a una posible prolongación de horarios, altamente improbable con la situación actual.

Nuestra propuesta

La diferencia que probablemente más afecta al usuario es que nunca se ha planteado seriamente esta apertura nocturna de la Red de Cercanías, seguramente por ser una situación mucho más complicada de conseguir. Realmente se podría decir que este debate no existe al mismo nivel que con la apertura nocturna del Metro, a pesar de existir (al igual que con el Metro) voces que reclamen esta apertura nocturna, principalmente grupos en redes sociales.

Esto hace que tampoco se haya creado ningún servicio de autobuses que reproduzca las líneas de Cercanías mientras éste está cerrado, ni por supuesto se hayan reforzado o ampliado los servicios existentes por no existir transporte ferroviario nocturno. Si a esto se une que Cercanías une localidades generalmente alejadas entre sí, realmente se podría considerar que el hecho de que no funcione durante la noche causa un trastorno mayor a sus usuarios que el que sufren los viajeros de Metro. Por supuesto, el volumen de usuarios que se verían beneficiados y los costes respectivos son muy distintos, pero siempre se pueden buscar soluciones para mejorar la situación actual sin caer en extremos.

2135951291 2296195f26 El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación

Esperando al tren (Flickr de elsamu)

A la vista de esta situación vemos que en la mayoría de los casos la movilidad entre Madrid y otros municipios se encuentra bastante limitada en el intervalo horario en que Cercanías tiene bajas frecuencias o está completamente cerrado (es decir, última hora de la tarde y toda la noche). Incluso en situaciones como en la línea C-3a o en las dos ramas de la línea C-8 hacia El Escorial y Cercedilla el último tren que sale de Madrid lo hace antes de las 23:00.

Una posible solución a esta carencia de servicio podría ser la extensión del servicio hasta la 1:00-1:30, a similitud de lo que ocurre en el Metro. De esta manera los últimos trenes saldrían de las cabeceras en este intervalo y el aumento de servicio efectivo sería de alrededor de 2 horas. En caso de que el número de usuarios no resultara tan elevado como en otras franjas horarias, proponemos trenes más cortos de los usados en horas con más afluencia y un esquema de frecuencias para este tramo adicional que aproximadamente duplique el tiempo de espera del horario nocturno actual (de 21:00h a 00:00h), creándose así un nuevo tramo que podría considerarse un “horario de madrugada” y funcionaría con las siguientes frecuencias.

  • Líneas C-2 y C-7 (corredor del Henares): Frecuencias en torno a los 20 minutos.
  • Líneas C-3 y C-3a: Trenes entre Madrid y Aranjuez cada 30-40 minutos. Para la línea C-3a, se establecería una frecuencia de unos 40-45 minutos.
  • Línea C-4: Frecuencias de alrededor de 30-40 minutos en los trayectos entre Madrid y Alcobendas-S. S. de los Reyes o Colmenar Viejo, con salidas desde Parla cada 15-20 minutos.
  • Línea C-5: Mantenimiento de la frecuencia actual (paso de trenes cada 15-20 minutos).
  • Líneas C-7 y C-10 (corredor A-6): La frecuencia desde Villalba sería de unos 45 minutos y desde Las Rozas en torno a los 30 minutos.
  • Línea C-8: Se mantendría el mismo esquema de horarios del tramo precedente (un tren cada hora con salida y destino en El Escorial o Cercedilla).

Posiblemente ampliar los horarios de los trenes se vería reflejado en un incremento de costes por mantenimiento de trenes (que se podrían solventar con composiciones de tren corto) y las remuneraciones que percibirían los empleados al trabajar de noche, sin olvidarnos del canon que ADIF cobra a Renfe por utilizar la red ferroviaria. Sin embargo creemos que esta extensión de los horarios de Cercanías mucho más allá de las 11 de la noche como alternativa a los autobuses interurbanos nocturnos justifica estos incrementos de coste con los ingresos económicos que generaría y los beneficios para la población del área metropolitana de Madrid.

Por supuesto, siempre hay alternativas, que podrían pasar por mejorar la conexión de estas localidades mediante autobuses nocturnos interurbanos (al respecto de lo cual ya hemos lanzado alguna propuesta), pero esta es nuestra propuesta para mejorar el funcionamiento nocturno de la Red de Cercanías. Consideramos que esta ampliación puede repercutir en una satisfacción de quienes viajamos en tren y que puede superar los costes que se derivarían de esta actuación.

Horarios nocturnos: últimos trenes y frecuencias en cada línea

C2 C7 El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación
C3 El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación
c4 El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación
C5 El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación
C8 El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación
C7 c10 El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación

facebook El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación0twitter El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación12google El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación1linkedin El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación0buffer El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

7 thoughts on “El servicio de Cercanías durante la noche: situación actual y propuestas de ampliación

  1. Muy buenas, soy de Canarias y aquí no tenemos cercanías (Sí tenemos un tranvía), puede parecer una tontería pero debido a que me voy a mudar a un loft en Madrid que da justo en frente de las vías del tren de cercanias me veo en la obligación de preguntar ¿hace mucho ruido el cercanías? Despertarme a las 5 de la mañana y tener que acostumbrarme a los horarios del tren para poder dormir no me gustaría nada.

    Un saludo.

  2. Una posibilidad para reducir el coste del cercanías nocturno es acortar algunas líneas que hagan trayectos coincidentes.
    Por ejemplo:

    La línea C-7 podría suprimirse

    La línea C-8 Villalba-Cercedilla, podría limitarse a ese tramo, haciendo coincidir el horario en Villalba con el paso de los trenes C8 que van a El Escorial (como funciona ahora la C3a)

    La línea C-10 podría acortar su recorrido de Pitis (estación sin servicio nocturno) a Chamartín (de hecho, de día se hace esta extensión para no saturar la estación de Chamartín).

    La misma línea C-10 podría recortar su servicio de Villalba hasta el Pinar de las Rozas, haciendo coincidir su horario con los trenes de la C-8 que pasen por el Pinar.

    En fin, con estas medidas se podría conseguir la frecuencia que expone el artículo con un 30-40% menos de trenes, lo cual daría una mayor viabilidad económica al proyecto.

    En todo caso, quizá sería prioritario una apertura de la red más puntual en aquellas líneas en las que la cobertura de autobuses sea compleja por su recorrido. En los casos en los que el único problema sea la saturación de líneas de bus que dan buena cobertura zonal, siempre será infinitamente más barato aumentar la frecuencia de paso que duplicar el recorrido en tren.