Contraste cromático: una mejora en la accesibilidad

facebook Contraste cromático: una mejora en la accesibilidad0twitter Contraste cromático: una mejora en la accesibilidad19google Contraste cromático: una mejora en la accesibilidad0linkedin Contraste cromático: una mejora en la accesibilidad0buffer Contraste cromático: una mejora en la accesibilidad

Tren 3000 2 Contraste cromático: una mejora en la accesibilidadA pesar de no ser uno de los aspectos más publicitados por el Metro de Madrid, si algo se puede vanagloriar es de una decidida apuesta por la accesibilidad, entendida en el sentido amplio del término.

Accesibilidad a PMR, con un plan de sustitución de escaleras mecánicas y de ascensorización de las principales estaciones de la red (obra muy compleja y de la que hablaremos en próximos artículos) y su inclusión en todas las nuevas estaciones, accesibilidad a discapacitados visuales (con las franjas de seguridad podosensibles, la aplicación del braille…) y tambien con medidas de cara a la ayuda a los discapacitados auditivos con los avisadores visuales de cierre de puertas y los carteles luminosos indicadores.

En este sentido, una de las mejoras de accesibilidad que llevan ya incluida los nuevos trenes (los que circulan por las líneas 2, 3, 4, 7 y 10B) es el contraste cromático en las puertas de los coches. Esta medida, de sencilla ampliación, tiene un alto impacto, puesto que aquellos discapacitados que aún conservan resto visual pueden localizar las puertas de la unidad con una mayor facilidad que si estuviera pintada del mismo color que el resto del convoy. Este sistema se ha venido utilizando, con éxito, en la señalización de columnas y obstáculos desde hace unos años y como decimos ya esta en aplicación en los nuevos trenes.

Pero lo que nos ha llamado la atención es que recientemente se ha empezado a aplicar el contraste cromático en las reformas de trenes, concretamente en la serie 2000. Como es bien sabido por los usuarios de la línea 5, en los últimos años, los vetustos (a nivel estético) trenes 2000 están siendo sometidos a una remodelación del interiorismo, para equipararlos a los nuevos trenes modelo 3000 que empezaron a prestar servicio hace ya casi 3 años. Hasta el momento, dicha reforma no implicaba un repintado de la caja (o siquiera un re-emplastado, para quitar los ronchones) pero hace unos días cazamos a la unidad 2047-2048 con este flamante repintado en el cual ya se esta aplicando el contraste cromático.

S6002183 500x5311 Contraste cromático: una mejora en la accesibilidad

La unidad 2047-2048 en la estación de Oporto

En síntesis, una buena noticia para el colectivo de los discapacitados visuales y esperemos que Metro continue su aplicación en las unidades que tengan que pasar por taller a reforma.

facebook Contraste cromático: una mejora en la accesibilidad0twitter Contraste cromático: una mejora en la accesibilidad19google Contraste cromático: una mejora en la accesibilidad0linkedin Contraste cromático: una mejora en la accesibilidad0buffer Contraste cromático: una mejora en la accesibilidad
Sobre el autor
Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración. Máster en Gobierno y Gestión Pública con especialización en políticas públicas de transporte y movilidad. Actualmente cursa estudios de doctorado con tesis sobre la Red Transeuropea de Ferrocarriles de Alta Velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

6 thoughts on “Contraste cromático: una mejora en la accesibilidad

  1. Hace unos días vi esa pareja fugazmente en la cochera de Aluche y me sorprendió gratamente. Es algo que me preguntaba por qué no se venía haciendo desde la legislatura pasada, cuando se recibieron los primeros trenes con las puertas azules. Me parece muy positivo, e incluso el exterior de los coches gana estéticamente(fijaos en que se recupera la esencia del esquema naranja original de las dos primeras remesas… sólo que en azul).

    Sin duda, si hay un aspecto en el que Metro de Madrid trabaja en la dirección correcta (aunque aún quede mucho por hacer) es en el de la accesibilidad. Algunas reformas de estaciones con el objeto de dotarlas de ascensores son complejísimas y muy costosas, y sin embargo se hacen. Aunque hay algún punto negro injustificable como la falta del sistema IRIS en la L6 que ha comentado Antonio.

  2. Una buena noticia. Sin duda, Metro trabaja con esfuerzo para conseguir un metro cada día más accesible y alegra ver que se fijan hasta en estos sencillos detalles como el color de las puertas.

    Sin embargo, como no está mal dar una de cal y otra de arena, viene bien recordar que sigue siendo más frecuente de lo deseable que la megafonía interior de los trenes no funcione, la cual es de gran ayuda para las personas ciegas. La línea con más viajeros, la 6, jamás ha tenido este tipo de avisos y no parece que haya intención a corto plazo de solucionarlo.

    Por otra parte, Metro a veces también peca de autobombo, señalizando como estaciones totalmente accesibles, usando el pictograma de PMR, estaciones a las que solo se les han puesto unos pequeños detalles que ayudan, pero que no permiten la accesibilidad total, algo de lo que ya se habló aquí.

    Pero bueno, mejor dejo estos asuntos para otros artículos en los que se entre más en profundidad en estas cuestiones mejorables, y me quedo con el buen sabor de boca de las puertas de color azul de los trenes… y del incuestionable esfuerzo de Metro por hacer que su red sea cada día más accesible.