Historia del transporte nocturno en Madrid

facebook Historia del transporte nocturno en Madrid2twitter Historia del transporte nocturno en Madrid24google Historia del transporte nocturno en Madrid0linkedin Historia del transporte nocturno en Madrid0buffer Historia del transporte nocturno en Madrid

buhometro dgd03 Historia del transporte nocturno en MadridAl igual que sucede con el transporte diurno, los servicios nocturnos van ligados a la vida y necesidades de los ciudadanos. Es frecuente encontrarse a trabajadores nocturnos que salen tarde del tajo, o que entran más pronto. También es habitual el turista que sale antes de tiempo de Madrid, o que ha llegado tarde. Y los fines de semana es el ocio el motivo fundamental de los viajeros, ya sea por un concierto, por ir de bares, a una discoteca… pero siempre para pasarlo bien.

Los servicios nocturnos son fundamentales para garantizar la movilidad en cualquier punto de la ciudad. Pero todo empezó hace algo más de 35 años.

Nacen los servicios Búho

En 1974 los taxis, con el monopolio del transporte nocturno, encarecieron sus tarifas y se implantó un plus de nocturnidad. Afortunadamente en octubre de ese año se implantó el llamado circuito nocturno de autobuses, formada por 11 líneas “N” dispuestas radialmente que unían el centro con los barrios periféricos. Operaban desde las 12 a las 6 de la madrugada, y costaba 15pts el billete, justo 10 veces menos que ahora, aunque entonces se permitía un transbordo gratuito. La mayoría salían de Cibeles, aunque algunas líneas salían de Sol o Callao, y Cibeles era una parada de correspondencia. El propio alcalde de Madrid acudió a Cibeles a ser el primer viajero de la nueva red.

1974 610x272 Historia del transporte nocturno en Madrid

Primitiva red de servicios nocturnos, en 1974

Dos años después se adoptó el nombre comercial de Búho Bus, aunque el famoso icono estaba implantado desde el principio. Y el servicio se mantuvo casi sin alteraciones de recorrido durante 20 años. La ciudad creció, y la actividad nocturna de la ciudad también. A principios de los 90 eran evidentes las carencias en el servicio y el Consorcio estudió primero un aumento de frecuencias, y posteriormente una ampliación de la red.

Los búhos interurbanos, también fuera de la capital

Cuando el Consorcio se hizo con la gestión de los servicios interurbanos de Madrid, comenzó a habilitar paulatinamente una serie de servicios nocturnos denominados también “N”, cuya numeración y empresa se correspondía con el corredor al que servían. Así, la N15 se correspondía con las líneas diurnas que empezaban por 150. A lo largo de los 90 el bus nocturno se implantó progresivamente en los principales municipios del área metropolitana, bien mediante nuevas líneas N (como la N22 a Alcalá) o por expediciones nocturnas de líneas diurnas ya existentes.

Ampliación2000 610x464 Historia del transporte nocturno en Madrid

Nuevos servicios interurbanos implantados en el año 2000

En el año 2000 se produjo una ampliación masiva de la cobertura del servicio, que alcanzó a muchos más municipios. Sin embargo, tal y como había sucedido diez años antes con la red de la EMT, los búhos interurbanos resultaban ineficientes en los fines de semana: retrasos, buses abarrotados y colas en las paradas eran una tónica habitual en líneas con un intervalo medio de 60 minutos.

Ampliación de líneas de búho

Tras 20 años sin apenas modificaciones, en mayo de 1994 se realizó la prometida ampliación de 11 a 20 líneas, así como los nuevos intervalos: 30 minutos hasta las 3, y una hora hasta las 6. Todas las líneas saldrían de Cibeles, desapareciendo la terminal nocturna de Sol. Unos meses mas tarde se adelantó su hora de inicio de las 00:00 a las 23:30, ya que las líneas diurnas habían recortado su servicio hasta esa hora.

Los búhos de Madrid pudieron ser privatizados, funcionando de forma similar al NitBus de Barcelona. En 1984 una sentencia judicial declaró ilegal la municipalización de las líneas periféricas realizada en los años 70. En los 90 los empresarios de aquellas compañías reclamaron repetidas veces al Ayuntamiento la privatización de aquellas líneas, y propusieron que la gestión de otras líneas como las universitarias, las del aeropuerto o las nocturnas pasasen a manos privadas. Finalmente ninguna de estas pretensiones se llevó a cabo.

PW LISTADOCALVODESAYUNOTRABAJO2 320x200 Historia del transporte nocturno en MadridEn septiembre de 2002 se realizó la penúltima reordenación del servicio. Se añadieron 4 líneas más, se prolongaron las actuales a nuevos barrios, y además se llevó a cabo una propuesta para enlazar las zonas de ocio del centro de Madrid. Las noches de fin de semana se añaden las líneas circulares NC1 y NC2 (en un principio iban a ser la N-25), que unen Moncloa con Cibeles a través de los Bulevares y Gran Vía. Ya en las navidades de 1997 tuvo lugar una iniciativa parecida, cuando la empresa Passport Scotch patrocinó 3 líneas nocturnas gratuitas que discurrían por las zonas de fiesta.

Dos años después de esta reordenación se inició una campaña de promoción del bus nocturno en las paradas, medios y en 400 autobuses que portaban lemas como “Para las aves nocturnas”, “De noche, cuando salgas, entra en el búho” o “Madrid está llena de búhos”

Reordenación de búhos interurbanos

En 2005, con el fin de continuar la promoción del búho emprendida por el Consorcio, se reordenó totalmente la red interurbana. Se crea la marca del búho verde, similar a la de la EMT. Desaparecen todas las líneas nocturnas interurbanas anteriores, que son sustituidas por una red nueva con más líneas, más largas, y con mas servicios; y se incluyen nuevos servicios en líneas regulares.

Todos estos cambios vinieron acompañados de una campaña publicitaria para promocionar el nuevo servicio. El resultado, años después, es la red que tenemos hoy en día; menos congestionada que la anterior, pero con algunos servicios muy poco utilizados.

El metro por la noche y los MetroBúhos

En las elecciones autonómicas de 2003, dos propuestas rompedoras intentaron hacerse con el voto joven. Simancas propuso el abono joven gratuito hasta los 21 años, y la extensión del abono reducido hasta los 26. Aguirre prometió abrir el metro 24 horas los fines de semana. Ganó Aguirre, y un año después se comenzó a estudiar la propuesta, a priori realizable, pero que chocó con los sindicatos de trabajadores de Metro que se opusieron frontalmente. Al no poder llegar a un acuerdo, ni siquiera para una apertura parcial de la red (líneas 1, 4 y 6), se optó por una alternativa “literal”: Si por abajo no se puede, se hace metro con buses de la EMT; resucitando así una vieja propuesta del ayuntamiento en 1999.

250x187 1264182876 portada Historia del transporte nocturno en Madrid

Primeros servicios de MetroBúho

Así nació en mayo de 2006 el servicio de MetroBúho o BúhoMetro (ambas denominaciones se han utilizado) que reproducía las 12 líneas de Metro de Madrid en superficie, con las limitaciones que impone la trama urbana. Una red que equivalía en dimensiones a la ya existente de búhos: ente 104 y 120 autobuses, para cubrir mas de 400 km de recorridos con un coste de 4,3 millones de euros al año.

Sin embargo, desde el primer momento salieron a flote algunas deficiencias del servicio, que os detallaremos en posteriores artículos. La más destacable, y que nos demuestra el carácter de “parche” de esta red, es que 3 años después las ampliaciones de Metro realizadas no han tenido su reflejo en el recorrido del MetroBúho, que sigue finalizando en las paradas de Congosto, Ventas, Legazpi…

Última extensión de servicios

La gran expansión de Madrid en la última década corresponde a la urbanización de los nuevos PAUs que forman la corona exterior de nuestra ciudad. Estos enormes barrios siempre han venido acompañados de un uso abusivo del coche y carencias en su transporte público. En junio de 2004 que se comenzó a ofrecer servicio con líneas especiales “S.E.”, y más tarde la extensión del Metro y las nuevas líneas regulares de autobús comenzaron a circular por los nuevos desarrollos.

cartel transportate 210x300 Historia del transporte nocturno en MadridQuedaban dos asignaturas pendientes, la extensión de los MetroBúhos que hemos comentado, y la prolongación de los Búhos regulares. Por fin, en mayo de 2009 se amplió la red nocturna con 56 kilómetros más, repartidos en la extensión o modificación de 10 líneas. Así, la red radial alcanza nuevamente los límites del núcleo urbano, quedando sin servicio de EMT tan sólo el Aeropuerto de Barajas, El Pardo y Aravaca.

Una de las últimas campañas relacionadas con el bus nocturno se realizó conjuntamente entre el Consorcio y los empresarios del ocio a lo largo del año pasado bajo el título “Si sales de noche, transPórtate bien”, promocionando el uso del transporte público en las noches de Madrid, mediante el reparto de planos y la difusión publicitaria en más de 200 locales.

Fotografías: madridiario.es

Infografías: Diario ABC

facebook Historia del transporte nocturno en Madrid2twitter Historia del transporte nocturno en Madrid24google Historia del transporte nocturno en Madrid0linkedin Historia del transporte nocturno en Madrid0buffer Historia del transporte nocturno en Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

9 thoughts on “Historia del transporte nocturno en Madrid

  1. Que buenos recuerdos de estas lineas nocturnas de bus, y de Cibeles ahora que tengo 52 añacos, ya que antes salía de noche, o de fiestas.
    Me alegro que mejore, y se amplie para los jovenes, y otras personas que los necesite ahora.

  2. Como curiosidad, leí hace tiempo que el nombre de Búho se lo inventó la propia EMT para evitar que los madrileños, muy dados a ello, los bautizaran por su cuenta. De esta forma, si la propia empresa les ponía el mote, se evitaban que les pusiesen otro menos afortunado.

  3. Lo de los años 90 más que una ampliación fue una reestructuración total de la red, pasandose de las 11 líneas existentes a una red totalmente nueva formada por 20 líneas totalmente nuevas, que partían todas de Cibeles. Además se ampliaba considerablemente el servicio del fin de semana que hasta entonces tenía el mismo horario que entre semana.

    Una curiosidad de la red nocturna es que siempre ha tenido una numeración “de reloj”, con las líneas ordenadas correlativamente en el sentido de las agujas. Y al contrario que en la diurna, aquí nunca ha faltado la N13.