El sistema tarifario integrado de Barcelona

barcelona El sistema tarifario integrado de Barcelona

A la hora de hablar de un sistema tarifario integrado como el que pedimos para nuestra ciudad, es imprescindible echar un ojo al de Barcelona. Se trata del referente más cercano y extrapolable a Madrid: una gran ciudad con medios de transporte muy similares a los nuestros, y sin salir de España. Y es que en ecomovilidad.net no sólo creemos que las comparaciones no son odiosas, sino muy útiles para ver en qué podemos mejorar.

En nuestra comunidad, sólo el Abono Transportes está integrado (es decir, permite pasar de un medio a otro sin cobrar más), pero muchos no son usuarios del mismo porque es un billete tarifa plana, de viajes ilimitados, y no les compensa. En la capital catalana esta integración se amplía también a los billetes con viajes limitados: es posible “picar” una vez en el metro, por ejemplo, y coger después un autobús para continuar nuestro trayecto sin que nos descuenten otro viaje. De este modo, no tenemos por qué coger sólo el metro si la combinación más adecuada es un autobús y cercanías, porque nos costará lo mismo. El único billete que no tiene integración tarifaria es el sencillo.

Hagamos un repaso a los títulos de transporte de Barcelona, después del salto.

Billetes de viajes limitados

limitados 610x179 El sistema tarifario integrado de Barcelona

Los billetes de viajes limitados valen para todos los operadores, como ya hemos visto. Cada “viaje” se entiende como un tiempo de uso del transporte público, y todas las validaciones que se hagan en ese periodo no se descuentan del billete. La duración de este periodo es de una hora y cuarto para los billetes de una zona, y aumenta en quince minutos más por cada zona que le añadamos.

  • T-10: Es el billete estrella de Barcelona. Equivaldría a nuestro Metrobús, pues no es personal. Al comprarlo elegimos el número de zonas para el que queremos que sea válido (entre 1 y 6), y podremos disfrutar de 10 viajes integrados en metro, autobús urbano e interurbano, tranvía,  Rodalies Renfe (Cercanías) y FGC. Teniendo en cuenta que con un solo “viaje” de este billete podríamos montar (por ejemplo) en metro, autobús y cercanías, no es extraño que nos dure tres o cuatro veces más que un metrobús, siendo además más barato.
  • T-50/30: Se trata de un billete con 50 viajes integrados a gastar en 30 días. Muy conveniente para quienes van a trabajar o a clase en transporte público. Además, los 30 días no tienen por qué coincidir con un mes natural: si lo compras el día 12 de un mes, te valdrá hasta el 11 del mes siguiente.
  • T-Familiar: Similar al billete anterior, este permite realizar 70 viajes en 30 días. La diferencia es que este billete lo pueden utilizar varias personas.

Billetes de viajes ilimitados

ilimitados 610x159 El sistema tarifario integrado de Barcelona

Entramos en los que serían los equivalentes a nuestros Abonos Transporte, siendo válidos para una sola persona. Sin embargo, el sistema de Barcelona es más avanzado y ofrece títulos más ventajosos.

  • T-Dia: Similar al mal llamado Abono Turístico de Madrid, este título permite utilizar sin límites el transporte público durante un día completo.
  • T-Mes: Como nuestro Abono Mensual, es un mes de tarifa plana en transporte público. Eso sí, el inicio de la validez lo decides al cancelarlo por primera vez, momento en el que será válido durante los 30 días siguientes. Así acada uno puede planear qué días lo necesitará y se evitan colas a primeros de mes.
  • T-Trimestre: Igual que la T-Mes, pero válida durante 90 días.
  • T-Jove: Abono especial para menores de 25 años, válido durante 90 días pero con un 20% de ahorro frente a la T-Trimestre.
  • T-12: Tarjeta con precio simbólico, casi gratuito, para niños menores de 12 años, de la que hablamos hace poco en ecomovilidad.net.

Además, al igual que en Madrid, existen tarjetas especiales para familias numerosas con descuentos entre el 20 y el 50%.

Como vemos, se trata de un sistema con títulos integrados de todo tipo, que se adaptan a las necesidades de casi todos los usuarios, y del que estaría bien que aprendiese nuestro Consorcio de Transportes. La creación hace veinte años del Abono Transportes supuso una revolución, pero desde entonces muchas ciudades nos han tomado la delantera y han creado sistemas en los que no sólo los billetes ilimitados personales permiten transbordo.

Si, como demuestran todos los técnicos de transporte, un sistema multimodal es más eficiente porque se evita tener que llevar todos los medios a todas partes, ¿para cuándo un sistema tarifario en Madrid que no penalice el uso de varios medios en un mismo viaje?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

7 thoughts on “El sistema tarifario integrado de Barcelona

  1. Realmente este sistema en madrid es MUY necesario, la última vez que estuve, para ir del Aeropuerto T4 a Atocha tardé una hora (52 min) en metro. El mismo trayecto cambiando a cercanias en nuevos ministrerios sería de 38 min, en todo caso menos de 40. Las conexiones con el aeropuerto de Madrid siempre han estado mucho peor que Barcelona.

    La red madrileña tiene MUY deconectadas las lineas del norte y del sur, requiere muy a menudo el transbordo en una tercera linea (L3 con L7, L8 y L9; L8 con L1, L2, L3, L5 y L7 sin contar las lineas aisladas), llevando a la hora cualquier trayecto. Todos los proyectos actuales en Barcelona buscan estaciones intermodales potentes (Metro, Renfe, autobus interurbano), con conexiones múltiples de lineas, varias correspondencias entre dos lineas (salvo L2-L5, con sólo una) y dar continuidad a las lineas cruzando todo el eixample.

    Por no hablar de las ventajas de cambios de modo (ir al centro en tren a hacer una gestión y seguir a un tercer punto o ir en un medio y regresar en otro, parar para comer y seguir, todo con el mismo billete). Con dos operadores de metro y dos de cercanias, autobús y tranvia, un sistema no integrado sería completamente inviable.

  2. Otro buen ejemplo de STI, lo tenemos en la Bahía de Cádiz, aunque no sé si han integrado ya el transporte urbano de cada municipo. Al igual que en Barcelona pagas las zonas que atraviesas, independientemente de que utilices interurbano, Cercanías o el barco que conecta Cádiz – Puerto de Santa María y Cádiz-Rota.
    Un saludo.

    P.D. Un poco demagogo eso de “no interesa que se use el transporte público”… En fin, cada uno sabrá lo que dice.

  3. La promoción del transporte público en Madrid es totalmente hipócrita:
    Se gastan una pasta en ampliar el metro y renovar los trenes (cosa que aplaudo excepto las ampliaciones del metro ligero ML2 y ML3 que fueron un capricho de los pijos de la zona, que ni usan) pero luego las subidas cada año son mas desproporcionadas y sin sentido ninguno, ya que congelan el precio del billete sencillo (el que compra la gente k no suele usar el metro) y aumentan un 20% el metrobús, por no hablar del chollo que les supone k lo piquemos para cada bus.
    De abrir el metro por la noche los fines de semana ya ni hablamos, que con los buhometros quisieron tapar el tema y se ve que lo han conseguido.
    En conclusión, no podemos aspirar a tener unos billetes como los de Barcelona porque aquí no interesa que la gente use el transporte público, sino recaudar más y vender la imagen contraria.
    Son los políticos que hemos votado es lo que nos merecemos.

  4. Hasta el año pasado, la T-10 de Barcelona era más cara que el Metrobús madrileño, pero siempre se podía alegar que cundía más, ya que cada viaje permite hasta tres transbordos intermodales. Y además, es aceptado por todos los operadores de la ATM.

    Pero ahora la situación es surrealista: el Metrobús, que solo es aceptado por MetroMadrid y EMT y que no acepta transbordos, es más caro que la T10, que cuesta algo más de 7 euros y conserva todos los beneficios de la integración.

    Cada ciudad tendrá sus cosas buenas y sus cosas no tan buenas, pero la envidia que siento hacia el STI de Barcelona es cada vez más insoportable. Madrid necesita un STI ¡YA!

  5. sería una gran medida de promoción y potenciaría el uso del transporte público en la región. Paliaría también el ‘billetazo’ de 9 euros que es el metrobús.