La imagen: Una rehabilitación hecha de espaldas a la realidad

A menudo decimos que los políticos viven de espaldas al transporte público y, lejos de parecer una expresión exagerada hoy os traemos un ejemplo que demuestra que, al menos en esta ocasión, tenemos razón.

Y es que «la imagen» que hemos elegido hoy pone de manifiesto que la reforma que el Ayuntamiento de Cornellà de Llobregat llevó a cabo en el año 2008 en la masía Can Tirel no tuvo en cuenta el hecho de que la inmensa mayoría de las personas que ven ese edificio lo hacen desde los trenes de las líneas R1 y R4 de Rodalies que pasan por al lado.

Teniendo presente que en el 2008 se llevó a cabo  una rehabilitación integral del exterior y del interior de la masía, ¿tanto costaba arreglar también la pared que da a la vía de tren? ¿Es que no forma parte del edificio? ¿Es que no se tuvo en cuenta que es, con diferencia, la más vista? ¿O es que quien la ve desde el tren no cuenta? En definitiva, ¿qué deben pensar de esta reforma a medias los miles de ciudadanos de fuera de Cornellà de Llobregat que pasan diariamente por delante?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *