La IV Cursa de Transports de l’Hospitalet: triunfo de la bici y del Metro

 
SE IMPONE LA BICICLETA EN LAS TRES RUTAS. El jueves 20 de septiembre, de 18:00h a 20:00h, la Associació per a la Promoció del Transport Públic, con el apoyo del Ayuntamiento de l’Hospitalet, la Generalitat de Catalunya y 16 voluntarios, se celebró la 4ª Cursa de Transports de l’Hospitalet. La cursa se ha diseñado con tres rutas desde la Biblioteca de Santa Eulàlia, el CEIP Puig i Gairalt (Pubilla Cases) y el Merca 2 de Bellvitge. El punto de destino era la Masia de Ca n’Arús en la Rambla Marina, pasando previamente por un punto medio en el Parc de la Torrassa. La Torrassa es un espacio simbólico para el futuro del transporte público de l’Hospitalet, ya que la estación de la línea 1 del Metro se ha de ver acompañada de las líneas 9 y 10 de Metro, hoy en construcción y, en un futuro aún indefinido, se ha de añadir un intercambiador con todas las líneas de Rodalies de Barcelona.
 
 
TIEMPOS DE VIAJE. En las tres rutas se ha impuesto la bicicleta con una clara ventaja de tiempo respecto al resto de medios de transporte. La moto ha quedado en segunda posición, a 5 minutos de la bici, en la única ruta en que ha participado, desde el CEIP Puig i Gairalt. Autobús, peatón y vehículo privado se han alternado las últimas posiciones según subrutas y rutas. El autobús L16, con un intervalo de pasdo de 20 minutos, ha penalizado mucho los recorridos en bus; mientras que el metro y los buses L12 y L14, con intervalos inferiores a los 7 minutos, han obtenido mejores resultados. Hay que destacar que la combinación L12+L14 ha igualado los tiempos del Metro L1 entre Bellvitge y la Torrassa.

SIN CONTAR PEAJES NI APARCAMIENTO, EL COCHE Y LA MOTO YA SON 5 Y 2 VECES MÁS CAROS QUE EL TRANSPORTE PÚBLICO. Como explicamos recientemente, y pese al incremento tarifario de los últimos tiempos, ir en transporte público sigue resultando mucho más económico que hacer funcionar y mantener un vehículo propio. Para calcular correctamente los gastos del vehículo privado no puede tenerse en cuenta únicamente el gasto del carburante, ya que en un vehículo diésel supone solo el 21 % de los costes totales, que incluyen la propia adquisición del vehículo, el mantenimiento, el seguro, los impuestos, el cambio de neumáticos, etcétera. Para un desplazamiento diario de 30 kilómetros, un coche diésel cuesta unos 3.700 € por año, y uno de gasolina unos 4.000 € por año. En el caso de la moto, con un coste anual de unos 1.300 €, el carburante es solo el 17 % del total. Si asumimos un gasto en transporte público equivalente a 11 T-50/30 de una zona y 250 € en billetes sencillos de diversas zonas, el transporte público anual resultaría por 665 €, el 17 % de lo que cuesta un coche y el 50 % de lo que cuesta una moto para una sola persona.

SORTEO DE UNA BICICLETA. La Cursa de Transports de l’Hospitalet ha sorteado una bicicleta plegable entre los participantes. El afortunado ha sido Lázaro Castillo, que la ha estrenado nada más recibirla, en un viaje combiado con el tren de Rodalies.
 
 
Agradecemos a todos y todas las participantes su intensa colaboración en el correcto desarrollo de esta cursa, que ha permitido demostrar, una vez más, que la movilidad sostenible es la mejor opción para desplazarse por l’Hospitalet.
Sobre el autor
Ricard es ingeniero técnico en obras públicas y presidente de la ONG "Promoció del Transport Públic", una de las más importantes de Catalunya en la defensa del transporte público y la movilidad sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *