La IX Cursa de Transports de Barcelona: la movilidad sostenible sigue en los primeros puestos

El martes 18 de septiembre, de 18:00h a 20:00h, la Associació per a la Promoció del Transport Públic, con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat de Catalunya y una cincuentena de voluntarios, celebró la 9ª Cursa de Transports de Barcelona. Esta clásica actividad de la Setmana de la Mobilitat Sostenible i Segura ha incorporado este año un nuevo objetivo a la tradicional comparativa de tiempo de viaje, consumo energético, emisiones y costes de los diferentes medios de transporte urbano. Se trata de una comparativa entre la actual red de autobuses y la 1ª fase de la nueva red que se estrenará en octubre, de acuerdo con las previsiones del Ayuntamiento de Barcelona. Las rutas ha sido seleccionadas para poderse comparar el antes y el después de la puesta en marcha de las nuevas líneas H6, H12, V7, V21 y D20 de la red ortogonal.

La cursa comparó los transportes peatón, ciclista, patinador, conductor de coche, motorista y transporte público (metro, bus radial actual y bus ortogonal actual) en 7 trayectos que desde diversos distritos confluyeron en la Plaza Universitat de Barcelona. Hacie el mes de noviembre, se repetirá la prueba con el bus ortogonal futuro.

SIN CONTAR PEAJES NI APARCAMIENTO, EL COCHE Y LA MOTO YA SON 5 Y 2 VECES MÁS CAROS QUE EL TRANSPORTE PÚBLICO. Pese al incremento tarifario de los últimos tiempos, ir en transporte público sigue resultando mucho más económico que hacer funcionar y mantener un vehículo propio. Para calcular correctamente los gastos del vehículo privado no puede tenerse en cuenta únicamente el gasto del carburante, ya que en un vehículo diésel supone solo el 21 % de los costes totales, que incluyen la propia adquisición del vehículo, el mantenimiento, el seguro, los impuestos, el cambio de neumáticos, etcétera. Para un desplazamiento diario de 30 kilómetros, un coche diésel cuesta unos 3.700 € por año, y uno de gasolina unos 4.000 € por año. En el caso de la moto, con un coste anual de unos 1.300 €, el carburante es solo el 17 % del total. Si asumimos un gasto en transporte público equivalente a 11 T-50/30 de una zona y 250 € en billetes sencillos de diversas zonas, el transporte público anual resultaría por 665 €, el 17 % de lo que cuesta un coche y el 50 % de lo que cuesta una moto para una sola persona.

POR EL MOMENTO, EL BUS RADIAL DIRECTO GANA AL ORTOGONAL CON TRANSBORDO. Por el momento, los autobuses radiales se han impuesto en los ejes ortogonales actuales en todas las rutas, excepto la de Nou Barris (Can Basté), donde la combinación entre el 74 y la línea 3 ha resultado más rápida que el bus de la línea 47. Precisamente, una de las cosas que se pretende optimizar con la nueva red de bus son estos desplazamientos ortogonales que hoy no están optimizados. La nueva red contemplará medidas como la reubicación de las paradas para facilitar los transbordos, la mejora de la velocidad de los autobuses con más carriles bus y prioridad semafórica y el incremento de frecuencias. Para comprobar todas estas mejoras se volverá a editar una cursa de transportes una vez se haya implementado la fase 1 de la nueva red de autobuses ortogonal.

Sobre el autor
Ricard es ingeniero técnico en obras públicas y presidente de la ONG "Promoció del Transport Públic", una de las más importantes de Catalunya en la defensa del transporte público y la movilidad sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *