De calesas, espacio público y otra forma de ver el conflicto de Gamonal

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page

Una colaboración de José Rodríguez

Imaginémonos que en una ciudad se ponen de modas las calesas de caballos. Al principio sólo los más adinerados o estrambóticos compran bonitas calesas con sus lindos caballos para circular por la ciudad.

En un primer lugar las calesas han de esquivar ciclistas, peatones, motos y coches. Ceden el espacio a todos los modos de movilidad, porque son minoritarias. Poco a poco se hacen populares, el precio de la calesa baja (más demanda pero a la vez más competencia y nuevas tecnologías), los caballos pasan a ser más sanos y fuertes, más baratos de mantener, y por tanto se van popularizando.

En un principio comienzan a adaptarse las calles al tipo de movimiento que necesitan las calesas, se adoquinan, se levanta el asfalto para poner adoquines que no dañen tanto las pezuñas ni las ruedas de las calesas, se crea un servicio de limpieza para las manchas que dejan los caballos.

Más tarde se reduce el espacio para peatones para poder dejar aparcadas las calesas ya que los edificios no contemplan el tener un establo para caballos y espacio para la calesa. Por otro lado, comienza a haber accidentes con las calesas y se han de habilitar nuevas señalizaciones y barreras (los semáforos los caballos no los ven y a veces no obedecen al cochero) que suben y bajan en mitad de la calle para controlar el tráfico. Cientos de peatones son pisoteados por caballos al año, algún ciclista es empujado por un animal o atropellado por una calesa, hay coches abollados por culpa de los caballos cuando se encabritan.

Además la ciudad comienza a oler mal, a pesar de los esfuerzos destinados por los equipos de limpieza y la introducción de bolsas de recogida de defecaciones de caballo, es imposible evitar que hay ese olor a caca de caballo por toda la ciudad.

Al final el ayuntamiento decide tomar medidas, primero cobra una tasa a las calesas para financiar muy parcialmente todos los gastos que genera el ir en calesa por la ciudad y adaptar las calles a esta forma de movilidad. Por otro lado, comienza a crear zonas para circular los peatones a pesar de reducir espacio para aparcar calesas y caballos, y por último crea zonas libres de calesas para que otras formas de movilidad menos lesivas con el entorno sea posible utilizarlas.

Imaginémonos ahora que al construir una zona libre de calesas, donde no se puede aparcar, los propietarios de calesas montaran en cólera y protestaran. Es posible que el establo público que se quiere construir, el ayuntamiento haya hecho alguna trastada y haya algún contubernio de corruptela, o no, es indiferente, el tema que ha provocado la reacción es no poder circular y aparcar la calesa en esa calle, para que, oh… los peatones y el transporte público pueda circular de forma prioritaria. La calesa representa la libertad, y desde hace 50 años que se ha adaptado la ciudad a las calesas, ¿cómo puede ser que ahora se quiera cambiar?.

La corrupción urbanística, la especulación, la crisis son motivos de fondo para detonar la reacción contra la peatonalización anticalesa, pero el motivo que lo detonan no es ni más ni menos el privilegio de circular con calesa y aparcar por cualquier calle de la ciudad.

He querido hablar de calesas para que la empatía (necesaria pero en este caso enturbiadora) hacia los usuarios de coche privado nos evite analizar el problema que ha hecho detonar la reacción ciudadana en Gamonal: la defensa de lo que no es más que un privilegio, aparcar delante de tu casa o en tu propia calle.

Durante 8 años como conseller de mobilitat del distrito de Horta-Guinardó, he visto reacciones (no tan exageradas, pero claramente beligerantes), contra proyectos que reducen aparcamientos en la calle o carriles para el coche privado. Algunas casi provocan que algún vecino llegara a las manos. Proyectos, además, que estaban pactados (como el caso de Gamonal) con las asociaciones de vecinos de turno (o sea, los pocos vecinos que están interesados en el interés general del barrio, y no en su interés particular y su modo de movilidad particular).

Seguramente hay temas de fondo que han generado un poso para reaccionar así, pero no podemos dejar de ver, por mucho bosque que hay detrás, que la enorme secuoya que les ha hecho reaccionar es perder el privilegio de aparcar en la propia calle.

Entrar a debatir si tener un coche es imprescindible o no en Burgos (ciudad densa, relativamente pequeña y con buen transporte de bus urbano), pero aunque así lo fuera, las externalidades negativas de tener un vehículo no lo han de pagar todos, y sobretodo, el uso prioritario que hay en las vías urbanas totalmente orientado al coche privado es insostenible. Los demenciales alegatos a favor de aparcar en doble fila no son más que criterios para defender la hegemonía aplastante e indiscutible del coche frente a cualquier otro modo de movilidad.

Se intenta decir que el ayuntamiento es del PP y que los que protestan son gente de clase trabajadora. La pertenencia de clase no da o quita razones, y hay claros ejemplos donde clases altas se cargan alcaldes progresistas. Una de las principales bazas de la derrota del PSC en Barcelona radica en la campaña sistemática que desde el upper Diagonal se hizo a través de diversas cabeceras de diarios, especialmente La Vanguardia, a Hereu (y en su momento Clos) provocadas por las políticas de movilidad que intentaron que el coche no fuera prioritario. ¿Creéis que en el fondo es muy diferente la virulenta reacción emocional en contra de unir los tranvías o del área verde o contra los parquímetros?. Simplemente las clases altas utilizan otros medios para forzar decisiones, pero en el fondo está provocado por los mismos motivos y toca la misma fibra.

Por otro lado vienen los alegatos en contra de que el gasto público debería ir orientado a otros temas, considerando que más de la mitad se pagan con fondos europeos que tienen la finalidad de gastarse en estos temas de movilidad y peatonalización, que además hay directivas europeas que obligan a los ayuntamientos a pacificar el tráfico y reducir la contaminación, pasando porque TODOS los partidos, incluso IU, tenían esa propuesta en el programa electoral, que la propuesta se pactó en su momento con las asociaciones de vecinos y que además cuando se aprobó el Plan de Inversiones Municipal, los vecinos no reaccionaron. El argumento que es “por una cuestión de prioridades” no cuela.

Los vecinos han reaccionado por la reducción de aparcamientos y en contra de la peatonalización. Lo otro, la corrupción, la prioridad de gasto, etc.. forma parte de la argumentación justificativa pero no de su argumento central. Aunque la obra saliera gratis porque la paga al 100% la UE (y eso es casi así) los vecinos hubieran reaccionado igual. Que el alcalde es muy incompetente a la hora de gestionar el conflicto, también, pero eso no da la razón a la demanda vecinal. Que la gestión de la consulta de la Diagonal se hizo políticamente de forma nefasta no quita que sea imprescindible unir los dos tranvías en Barcelona.

Puedo empatizar con los vecinos porque ellos crean que pierden un derecho, pero no les daré la razón. Aparcar en la calle es un privilegio, a veces es un privilegio que se ha de poder mantener por imposibilidad de encontrar soluciones a corto plazo, pero ha de explicarse como tal, es un uso privativo del espacio público para dejar aparcado mi vehículo, y que se hace a costa de los peatones, ciclistas, del transporte público y de hecho de la seguridad vial de todos. Circular por la ciudad también es un privilegio por el que se paga el impuesto de circulación, pero que se hace a costa de otros modos de movilidad y de la salud del resto de ciudadanos.

Y francamente puedo empatizar con los vecinos, e incluso pensar que tienen razón en el caso de la corrupción urbanística, pero no me solidarizaré con ellos en la defensa de seguir privilegiando un modo de movilidad que genera tantas externalidades negativas como es el coche privado, frente a otros.

Y temo que media red ha perdido el oremus apoyándoles, el síndrome “David contra Goliath” aplicado al fenómeno NIMBY. No es una revolución provocada por defender las becas de comedor para los niños o para defender un banco de alimentos o para evitar el cierre de un centro de salud, es una revolución provocada por la defensa de un privilegio y por seguir priorizando el vehículo privado frente a cualquier otro modo de movilidad. El resto, el supuesto alcalde corrupto o las prioridades de gasto, no deja de ser la pintura y el barniz para dotar de épica y de credibilidad a esta demanda.

Post publicado originalmente en el blog de José Rodríguez y reproducido con permiso del autor.

José Rodríguez ha sido conseller de mobilitat del distrito de Horta-Guinardó (Barcelona) y es licenciado en Física por la UAB, Máster en Sociedad de la Información por la UOC y DEA en sociología por la UOC.

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

62 thoughts on “De calesas, espacio público y otra forma de ver el conflicto de Gamonal

  1. a pesar de yo ser muy aficionado a los autobuses, trenes y trasnportes publicos en general francamente me parece de otro mundo lo que he leido. Aqui se tilda siempre al automovil como si fuese un cancer a erradicar del mundo. Segun leo lo del Gamonal esta mal porque la gente protesta por que se queda sin aparacamientos. ¡¡¡TIENEN RAZÓN!!!. Parece que la gente no tiene que tener coche y siempre se tiene que mover en transporte publico porque tiene ecoventajas y hay mas espacio para todos. Pues no. Como hay transporte publico hay transporte pribado y listo. Es cierto que cuando se suprimio la red ferroviaria por el centro de burgos estubo fatal. Lo admito. Personalmente soy aficionado a los ferrocarriles y es un trastorno ir a burgos en tren por culpa de la supresion del ferrocarril por el centro de burgos pero tambien es un trastorno tener un automovil y no poder aparcar en la puerta de casa porque es zona peatonal. A veces parece que esta mal tener coche. Sinceramente y desde mi punto de vista esto que he leido ha sido como leer un manifiesto nazi en contra de los judios

    1. Xpress, el coche tiene su lugar dentro de la movilidad, pero no hay que olvidar los trastornos que provoca para el beneficio que aporta. Coches propiedad privada aparcados es un beneficio escaso y en todo caso solo para el propietario, que además evita que ese espacio sea dedicado a aceras donde disfrutar todos los ciudadanos que es un trastorno enorme y a toda la ciudad. Por esa razón, creo que deben aparcarse bajo tierra y pagando. SÍ, PAGANDO ¿o prefieres que entre todos costeemos el almacén de maquinas de unos pocos?

      1. Ya lo dijo Alfred Sauvy hace tiempo. El automóvil tiene un privilegio especial: es el único objeto que se puede almacenar gratis en la calle.

        Si tenemos la mentalidad de que el aparcamiento debe ser gratis, entonces también deberían ser gratis los coches, las revisiones, los seguros del coche y el carburante. ¡Todo lo del coche gratis!

  2. ¿Sabían ustedes que la construcción de aparcamientos subterráneos estaba en el programa electoral del PP para las elecciones de 2011? ¿Sabían ustedes que el PP ganó esas elecciones con mayoría absoluta? ¿Con qué derecho protestan contra la construcción del mismo?

    Espero no equivocarme de entrada en esta ocasión.

    1. Las elecciones municipales (y las demás también) no son referendums específicos sobre un aspecto concreto de los programas electorales.
      Sí, esa victoria electoral otorga legitimidad al PP para ejecutar ese proyecto. Pero aún así no cabe asumir que el electorado era específicamente partidario de esa obra. Si acaso lo era de la candidatura y por extensión de su programa electoral, pero de un modo global. Nunca una aceptación literal y completa de todas y cada una de sus cláusulas.

      Pero incluso admitiendo (cosa que ignoro) que en el momento de las elecciones, los electores sí eran inequivocamente partidarios de ese proyecto, esa postura no tiene que ser definitiva.
      Los electores tienen derecho a cambiar de opinión. Y a manifestar la misma protestando PACÍFICAMENTE.
      Y es obligación del alcalde estar receptivo ante ese posible cambio de opinión de los electores. De forma que si considera que ese cambio de opinión es posiblemente mayoritario, debe tenerlo en cuenta y abandonar el proyecto.

    2. No solo en el programa del PP, sino también en el programa del PSOE. Y la razón de por qué estaba en ambos programas es bien sencilla: la reforma integral de la calle Vitoria era una reivindicación histórica de la mayoría de asociaciones del barrio.

      Luego vinieron los NIMBYs a calentarle la cabeza a la gente que ni se había informado (por eso caló tanto la MENTIRA de lo de los aparcamientos), y se lió parda.

      Señores, no tienen nada que ver con la crisis. En 2005 ya hicieron lo mismo.

      Pasen y lean:
      http://www.palmaenbici.com/?p=4125

  3. José: su artículo denota una prepotencia similar a la que caracteriza al equipo de gobierno de Burgos. Con aspecto de ecologista, no hace sino despreciar las necesidades sociales de los ciudadanos burgaleses entre las cuales está la de desplazamiento por la ciudad y desde la ciudad al territorio. Usted dice que Burgos es una ciudad pequeña ( quizá por el nº de habitantes) pero si conociera el plano se daría cuenta de que es una ciudad alargada (como ciudad caminera que es) con varios Km de longitud, de este a oeste, y que la calle de Vitoria es un eje fundamental depara unir la ciudad. Debería conocer la realidad antes de hablar de “privilegios”.

  4. Dejando las ideas políticas y el valor del dinero a un lado, pienso que las actuaciones más lícitas ya las habéis expuesto en Ecomovilidad en artículos anteriores:

    http://ecomovilidad.net/madrid/peatonalizar-es-gratis

    En estos tiempos en los que la crisis azota con fuerza (al igual que para otros es excusa) no se debería presumir del gasto que se efectúa al promover las obras, sino de aquello que se puede conseguir sin apenas inversión.

    No conozco esta zona de Burgos. Aun así, estoy seguro que si quieren peatonalizarla, no les hace falta invertir tal cantidad de dinero. Como acertadamente han dicho más arriba, dicha cuantía de dinero puede ser invertida en otros menesteres sociales, reduciendo el gasto de la peatonalización al mínimo.

  5. No entro a discutir lo que ya ha quedado señalizado en el articulo sobre movilidad peatonal, de acuerdo con que el peatón va antes que el coche. Ahora, esos parecen los únicos motivos y es falso.
    Pero sí voy a decir verdades de las que parece que no se hace eco en los informativos:
    1º Ese bulevar sólo recorrería 1km, tras lo cual el cuello de botella derivaría de nuevo en otro tramo de calle (zona de la Antigua, por si alguien lo conoce) y en el que sí hace falta un aumento de las aceras y no se hará.
    2º El famoso parking subterráneo estaría bien en una zona con los cimientos bien construidos. Las casas de esta zona tienen sótanos construidos ilegalmente, existencia de una estructura malsana y con probabilidad de derrumbamiento todo ello conocido por el ayuntamiento (busquen en la hemeroteca del diario de Burgos para más señas), además de que burgos es una balsa de agua con ríos subterráneos que ya en otros edificios provocaron hundimientos al realizar obras.
    3º Ayyy el precioso carril bici por medio de la carretera, esa maravilla que cuando llueva (que como llueve tan poco en burgos…) porvocará salpicones por parte de los vehículos, posibles caídas y que acabemos en las vías de tráfico, además de que los pasos de bicicletas se dan sólo en los extremos.
    4º Hablamos de peatón, pero no del famoso parking al aire lbre de 600 plazas (coches de juguete espero, o de verdad montados uno encima del otro… sino no entran) situado entre un instituto y un colegio. Ese parking se lleva años usando, provocando peligro a las horas de salida y entrada de niños y que, en vez de cerrar, se disponen a habilitar ¿eso no se llama ironía?

    Dicho esto espero que quede claro que el hecho de hacer peatonal una calle (que ojo, siempre será más importante el peatón que el coche) y su costo no es tan importante como las consecuencias reales que existen, la posibilidad de accidentes y derrumbamientos así como la calidad de vida de los vecinos (conozco a gente con problemas de ansiedad).
    Un saludo desde la zona afectada.

    1. Respecto a ese comentario, yo iba a ese colegio y ese instituto. Donde se está haciendo el Parking era un solar vallado donde ni se aparcaban coches antes, ni podía provocar problemas con los niños puesto que las salidas de tanto el Pintor Luis Saéz como el Vallejo están en la otra dirección.

      1. Yo también he ido a ese colegio desde infantil, he vivido y jugado ahí y el colegio tiene tres puertas (te refresco la memoria) una lateral a la carretera (la de primaria) otra trasera a otra carretera que (en mis tiempos) valía para entrada de profesores y la que da directamente al solar (no al que tu dices, que es el vallado trasero que da a la zona de la “telaraña” y el conservatorio) y por la que he entrado yo y salido desde que tenía la bata de infantil hasta hace cuatro días paseando. La salida del pintor sí es cierto que sale al lado opuesto, pero si has ido al instituto recordarás las veces que en educación física hemos bordeado el edificio corriendo ¿verdad?

        Un saludete!

  6. “es un uso privativo del espacio público para dejar aparcado mi vehículo” y “Circular por la ciudad también es un privilegio por el que se paga el impuesto de circulación”
    Literales del artículo. Tela.
    El paso siguiente es atizarnos con otro impuesto por andar por la calle, porque no deja de ser un uso privativo del espacio público ¿no? el espacio que uso yo de la acera, no lo usa otro. Quizá sea mejor no dar ideas…
    Por otro lado se ve que en el verbo “circular”, que es por el que pagamos impuestos, no se incluye el verbo “aparcar”. Vaya hombre. Debe ser que el coche, una vez que lo usas, se va flotando.
    Juntando ambas ideas, cualquier día alguno propone que paguemos por andar a pié, por pararnos en la calle y, por qué no, por respirar habrá que pagar también una tasita o un impuesto no? qué es eso de ir usando privativamente un recurso tan valioso, escaso y de todos como es el aire? Pero que se habrán creido estos gobernados…

    1. La diferencia Carlos, es que todo el mundo puede circular andando pero no todos pueden circulan en coche.

      En las ciudades coexisten diversos modos de transporte; lo que pasa que es que algunos son privados (incluye el taxi) y otros no, en lo que lamentablemente siempre salen perjudicados los mismos los que optamos por el transporte público/ir a pie (otro medio de transporte que sinceramente no se tiene muy en cuenta)

      Si yo como usuario de Bus o como te comentaba antes, ir a pie, veo entorpecido mi viaje, por atascos, coches en doble fila, coches estacionados en lugares equívocos etc soy el que salgo perjudicado, y será así siempre porque no tengo otra opción de moverme.

      — Cuando paso 20 min en un autobús, escuchando ruido, sentando en un asiento que no es cómodo, si es que vas sentando, y ves a que esta en su coche con la temperatura que el quiere, sin ruidos y molestas y sentado cómodamente, las diferencias son notables sus 20 minutos de espera serán mas cortos que los míos. Seguramente esos 20 minutos han sido causados por vehículo privado que decidió que los 5 min de doble fila no serían muchos o que su coche cabría aquí perfectamente pero ahora el autobus no puede pasar y no por un autobus que lo único que hace es su ruta o por un peatón que ha decidido ponerse en medio de la calzada y no moverse

      Esa es la diferencia entre usar un coche o el transporte público o ir a pie. Que en uno lo disfruta 1 persona solo y se cree el rey del mundo, y en los otros se hace un uso colectivo del que todo el mundo se puede beneficiar.

      1. Otro ejemplo real. Estas navidades tuve que andar diez minutos bajo la lluvia con mis hijos desde una parada de autobus a la siguiente, porque la parada más próxima al centro comercial la clausuraron para evitar el colapso que se produce siempre en estas fechas en la salida del aparcamiento por la gran afluencia de gente en su vehículo privado…. Yo que uso el transporte público me tengo que perjudicar para beneficio de los que van en su vehículo privado y son los causnates del colapso

  7. Es evidente que el conflicto de Gamonal tiene unas causas más complejas que la construcción del seudo-bulevar. Pero, ciñéndonos al aspecto de movilidad, el artículo es muy coherente. Quejarse de que Ecomovilidad solo ve este aspecto me ofrece pueril. Me parece claro que el alcalde de Burgos no pretende mejorar la movilidad en el barrio, no he sabido encontrar que alternativa de ofrecen al tráfico de paso. Y, si el objetivo fuera mejorar la movilidad y no favorecer a un constructor afín, habría faltado mucha pedagogía. Igual que los comerciantes de Preciados y Carmen se opusieron a la peatonalización y hoy no se les ocurriría revertirla, si hubiera voluntad de cambiar el modelo de barrio, de debería haber explicado mucho mejor a los vecinos.
    Y aunque repito que no estoy del todo de acuerdo con el artículo, que el autor colgó ayer en su propio bloc, chapeau para Ecomovilidad por atreverse a publicar un artículo que sabían que iba a ser tremendamente impopular. Un ejemplo de coherencia.

  8. Estoy de acuerdo con todo lo argumentado por José Rodriguez. O con casi todo, porque lo que no acabo de entender muy bien, es cómo se elimina o restringe el uso de “calesas”, construyendo aparcamientos para “calesas”. Que alguien me lo explique, por favor.

    1. Al reducirse el número de carriles, en parte se desincentiva el uso de la “calesa”.
      Y al tener que pagar por estacionarlas, expulsas a una parte de los demandantes de suelo para estacionar “calesas” y se recauda fondos del resto.

      1. claro todo esto dicho desde las alturas o desde un teclado. hay que bajar a la arena a explicarlo, sino pues te cae un “not in my back yard” (creo que este no es el término más adecuado).

        en el fondo son “nuevas” soluciones aplicadas a la “antigua” manera…

        y efectivamente mejoras en el transporte público sin restricciones en el privado, no tienen sentido. pero insisto, hay que trabajarlo, no puedes decir a un número considerable de vecinos que son tontos y encima hacerles cambiar de un día para otro.

        encima, y ya fuera de la movilidad, ¿qué puedes pedir a un vecindario que lleva 4 años con la biblioteca en precario o le acaban de cerrar la guardería cerrada? ¿qué te reciban con los brazos abiertos? pues no. evidentemente tanto es necesario reformar una calle como disponer de una biblioteca o una guarderia.

        y por último se os olvida el transformo político-financiero-urbanístico… ¿o alguien se atreve a desmentir que el beneficiario directo son los constructores y promotores?

        volviendo a la movilidad, ¿por qué hay parkings subterráneos vacíos en Gamonal? ¿hay demanda? ¿o es qué los pérfidos y mal in-formados ciudadanos no han entendido todavía que tienen que gastarse el dinero que no tienen en un aparcamiento subterráneo? quizá la siguiente opción sería olvidarse del coche y del parking.

        ¿acaso el problema de la falta de espacio de aparcamiento desaparece? ¿dónde está el problema? ¿en el origen del barrio? ¿en la descompensación residencia-trabajo?

        saludos

        1. “no puedes decir a un número considerable de vecinos que son tontos”
          No lo he hecho. Por favor, no recurras al victimismo.

          “¿por qué hay parkings subterráneos vacíos en Gamonal? ¿hay demanda?”
          Evidentemente cuando cobren por aparcar en superficie y la doble fila sea imposible, sí habrá demanda. Aunque ya veremos en qué cuantía.

      2. Es decir que no expulsamos a los demandantes de aparcamiento, sino que los “cambiamos” por otros que estén dispuestos a pagar por aparcar. Ganamos espacio en superficie, sí, pero sigue habiendo coches que van y vienen al parking cada día. Es más, incluso alguno de ellos, que antes no solía moverse demasiado, comienza a desplazarse todos los días, gracias a la comodidad que ofrece el llegar y tener aparcamiento asegurado.

        Si no quieres coches, no hagas aparcamientos. Si haces aparcamientos, no me vendas que no quieres coches.

        Si de lo que se trata es de trasladar parte del coste de las externalidades negativas a quién las produce, de acuerdo. Pero entonces surge la pregunta del millón: ¿es ahora, cuándo menos tenemos y la inversión pública está por los suelos (o incluso por debajo, como es el caso), el momento de invertir en eso?

        1. ¿Que si este es el momento para invertir en eso?
          En mi opinión, no. Además, ni siquiera es una inversión, si no un chanchullo con el cacique de turno.

          Si de mí dependiera, no daría ninguna facilidad a los usuarios de coches.
          Y nada de construir en el subsuelo de la avenida, porque habría que arrancar los árboles y luego los que planten después no podrán alcanzar la capa freática.

          Si quieren un bulevar, que tomen como modelo el Paseo del Espolón (que lo conocen de sobra), no los bodrios cementosos sin personalidad que abundan en casi todas las ciudades del país.
          Una duda: ¿no se han hecho antes obras similares en Burgos city?

  9. pretender buscar la explicación o dar lecciones solo desde la movilidad o los hábitos de idem de los vecinos de Gamonal, puede ser válido y correcto, pero no vale para comprender lo que ha pasado estos días en Burgos.

  10. Todo lo que dice está muy bien, pero aplicado al caso de los últimos días me parece una simplificación. El bulevar ha sido la gota que colmaba el vaso de un cabreo latente creado durante años por amiguismos, choriceos y demás parafernalia patria. Si a eso le unes un alcalde sin mano izquierda tienes una combinación explosiva. Por eso la plataforma que durante meses estuvo intentando reunirse con el alcalde se llamaba “Bulevar AHORA no”.

  11. Parece que mucha gente tiene ganas de una “primavera española” pero deberían buscarla en otro lugar. El tener que aparcar lejos u otras indignidades de la categoría del tener que ir a pie o en bus no es motivo para echarse a la calle y que arda.

  12. Proyectos como el de Burgos se han hecho en muchas ciudades de este país en las últimas décadas.
    En esencia se privatiza el aparcamiento, a cambio se anchean las aceras, lo que a su vez posibilita llenarlas de terrazas, kioscos, etc. En el proceso se tumban los árboles que hubiera y luego se reponen con palitos que nunca crecerán como los precedentes (¿a qué me recuerda?).

    Añadamos al fregado un concurso presuntamente amañado en favor del cliente de turno. Un barrio depauperado por la crisis. La suma de todo es un coctel muy interesante.

    Estoy de acuerdo en que los privilegios de estacionamiento tradicionales no hacen ningún favor al interés general. Pero insisto que proyectos como el de Burgos los ha habido en todas partes. En todos ellos con un interés en privatizar suelo público, en mover el mayor volumen de hormigón y probablemente con vistas a primar los intereses de alguna constructura.
    Y sí, en todas partes hubo una cierta resistencia a la pérdida del aparcamiento gratuito. Pero la reacción de la gente en Burgos no tiene precedentes. Especialmente en un país como en nuestro en el que nos dan hostias por todos lados y lo más que hacemos en maldecir a diestro y siniestro, pero bien agarraditos a la barra del bar. Las protestas activas, en la puta calle, de madrugada y con heladas, no suele ir con nuestro carácter.

    Así que concluir que estamos simplemente ante una masa de ciudadanos que quiere conservar sus privilegios de estacionamiento gratis, como que no me cuadra.

    Intuyo que la población está tomando conciencia de que la clase política en general lleva fácilmente 25 años corrompiéndose, y en la inmensa mayoría de los casos, impunemente. Así que con la que está cayendo, todo proyecto que se anuncie levantará suspicacias. Sospechas de que el señor alcalde planea lucrarse con el proyecto de una forma u otra (probablemente no van desencaminados). Es el rechazo a ultranza a cualquier proyecto de cuantía importante.

    Hombre, bien mirado, no es mala política ser desconfiados con todas las chorradas que se nos venden. Lo malo es que esto es coyuntural. En cuanto volvamos a las vacas gordas (aunque con tasas de paro insólitas en el resto de Europa), nos las volverán a colar todas. Espero equivocarme.

    1. Pero justo aquí no se privatiza el suelo público, sino al contrario: si se quitan las plazas de aparcamiento ese suelo pasa a ser público de verdad.

      1. A lo mejor no he usado los términos correctos: donde antes había una superficie en la que se podía estacionar gratis, ahora no se puede y hay que pagar por ello, ya sea comprando una plaza en el subsuelo (privatización temporal) o pagando al concesionario del aparcamiento por horas (también privatización vía concesión).
        Y el suelo ganado en la calle se llenará de terrazas, kioscos y chirimbolos publicitarios, que en mayor o menos medida son formas de privatización del suelo.

  13. No me cabe duda que el apego al coche es parte de la motivación de la gente que protesta como tampoco me cabe duda que la movilidad sostenible NO es una motivación del ayuntamiento de Burgos. Es la tapadera que usa para vestir de bonito una operación que no pretende cambiar el modelo de movilidad sino gravarlo y, encima, dejándolo en manos privadas, ejerciendo una privatización explícita del espacio público.

    Cambiar el modelo de movilidad estaría bien. Mantenerlo y ponerle un precio, no.

  14. Se lo he leído a un amigo de Burgos en Facebook y es que no se puede tener más razón:

    “La mayoría de quienes quieren analizar el conflicto de Gamonal mas allá de los términos urbanísticos y valorando la “realidad”… no son de Gamonal, ni de Burgos, y la “realidad” en la que piensan es la suya propia.

    La gente no valora el conflicto de Gamonal por lo que pasa en Gamonal. Lo valora por lo que pasa en su propia casa. Pero el asunto urbanístico es sólo burgalés.

    No es una revolución. Es un NIMBY. Pero tanto unos como otros, lo adaptan a sus deseos. Unos, llamando “atentados” a los follones, y otros diciendo que por fin la juventud se rebela contra el fascismo. Ni unos ni otros hacen sino proyectar los propios pensamientos, en vez de saber qué pasa allí.”

    1. Conocemos estas alegaciones, las cuales carecen de cualquier rigor técnico: para empezar se afirma que una calle peatonal provoca efecto barrera, una idea demencial se mire por donde se mire.

      De hecho, nos han despejado todas nuestras dudas de que los vecinos no tienen ninguna intención de reducir el tráfico o mejorar sus calles para los peatones.

        1. Cualquier PMUS específico propondría, como mínimo, reordenar el tráfico y restringir el aparcamiento en favor de ampliar el espacio peatonal.

          ¿Cómo se tomarían los indignados vecinos un PMUS que va en contra de sus reivindicaciones? Lo rechazarían y negarían su contenido, como ha pasado no pocas veces en otras localidades.

          1. Si yo estoy de acuerdo con eso. Pero no taches una cosa como demencial si no tachas la otra también como demencial y obviando el resto de barbaridades que hay en las obras del Gamonal.

    2. Yo las llamaría “alegaciones-boomerang”. Gamonal era “bonito” hasta que las leímos y nos dimos cuenta de que entre los vecinos y el ayuntamiento no había mucha diferencia de intereses: los suyos propios.

  15. Siempre que defendemos un argumento descontextualizando la situación real podemos llegar a demostrar lo que queramos pues mientrás nuestra construcción racional siga las pautas de la lógica discursiva casí cual quier cosa es opinable. Sin embargo alejarnos completamente de la base real de algo no nos hace más obejtivos nos hace irreales(principal problema de muchos gobernantes y políticos).

    Pero por entrar en la discusión que usted plantea, vamos a olvidar por un momento que las obras las va a realizar un empresario corrupto, con un alcalde corrupto, y en una ciudad que ya ha sufrido como con dinero público se ha beneficiado a unos pocos. Vamos a olvidarnos por supuesto que ya los vecinos paralizaron un proyecto anterior en el cual se querían eliminar plazas de aparcamiento y construir un parking privado para que los vecinos se vieran forzados a comprar las plazas a esa misma empresa corrupta. Vamos a obviar la situación de crisis y desempleo del barrio en cuestión, o si otras zonas de la ciudad necesitan de forma perentoria una inversión en urbanismo más que dicho barrio.

    Nos quedamos pues con los modelos de movilidad, o dicho de otro modo con el tema del aparcamiento. Como aquí usted habla desde un punto de vista de su realidad como conseller de mobilitat del distrito de Horta-Guinardó, yo le voy a hablar como ciudadano y así tenemos los dos puntos de vista, ¿no?.

    Cuando comencé a trabajar con 20 años me tenía que desplazar más de diez kilometros desde mi casa a mi puesto de trabajo, durante el primer año fui en transporte público, el resultado es que cada día perdía dos horas entre ir y volver, que sumadas a las 8 de mi jornada sumaban ya diez horas. Como estos tiempos afectaban bastante a mi asistencia a clase en la universidad finalmente me compre un pequeño utilitario. En un inicio esas 2 horas se transformaron en 30 – 45 minutos.

    Creo que para cualquier ciudadano es una ventaja plausible, ¿no?, cuatro años más tarde mi ayuntamiento procedió a reducir en más de un 70% las plazas de aparcamiento de mi zona, y no es una cifra elevada o exagerada, se explica claramente con los siguientes datos. Eliminación de toda un ala de aparcamiento en la acera donde se construyo un carril bici. Cierre de calles para acceso peatonal en varias zonas. Multiplicación de las señales de prohibido aparcar en algunos lugares. Adjudicación de dos plazas para vehiculos oficiales en un edificio de la junta que jamás y como vecino de la calle contigua puedo afirmar, se han utilizado. vallado de ciertas plazas o zonas donde antes se permitía el aparcamiento, etc…

    Finalmente volví a tardar dos horas en mis desplazamientos, pues o no había aparcamientos disponibles en mi zona o tenía que irme a otrás zonas a aparcar que tenían su saturación propia por los residentes que allí vivían, más la llegada de todos los vehículos que no encontraban aparcamiento en su propia zona. Hay un factor de tiempo en esto que desde este tipo de política de movilidad se olvida, cuando se realizán las obras de este tipo los coches no desaparecen de forma repentina, sino que es una progresión muy lenta que nunca llega a ser pareja (número de plazas destruidas/número personas que dan de baja sus coches). Es decir el ciudadano sufre un perjuicio, que a nivel vital puede ser molesto, perder ese tiempo implica complicaciones en la conciliación de la vida familiar, laboral y de estudiantes.

    Me preguntará usted si me indigne, pues si muchísimo porque me afectaba, y porque por supuesto me parecía una grosería tener que optar entre abandonar mi coche o comprarme una plaza de aparcamiento. ¿porque no protestaste entonces, como lo hacen ahora en burgos?.

    Vea aquí el núcleo de la cuestión, dos situaciones igual de invasivas en la vida del ciudadano (hay que decir que la de Burgos es más grave que la que sufrimos en Sevilla), si la motivación real de estas protestas es perpetuar un modelo de vehículo privado no piensa usted que esto mismo se hubiese vivido en otros lugares de España.

    Señor mio, si en Sevilla hubiese un caso juzgado de corrupción con el mismo empresario como adjudicatario de las obras, hubiésemos estado en la misma situación de crisis que la actual, el estado generalizado de corrupción de las instituciones hubiese sido sido manifiesto como el actual, si en aquella época la política hubiese sido de recortes en derechos sociales, en libertadaes, en prestaciones, en sanidad, en educación, si cientos de protestas pacíficas hubiesen sido desoidas por los gobernantes, si todo eso hubiese pasado junto al la cuestión del aparcamiento esta hubiese sido la detonante de algo más grave de lo que está ocurriendo en Burgos.

    Con lo cual creo que podemos concluir que achacar esta revuelta a la defensa de los privilegios de los propietarios de vehículos, es con todo mi respeto una soberana estupidez, y da muestras de la ceguera de los dirigentes como usted.

    PS: Ojalá mi abuelo que vivía en el Guinardo, barrio que conozco bien por haberme criado allí estuviese vivo para contarle como le afecto con 70 años el hecho de que le redujesen el aparcamiento en su calle, haciendo que el hombre se viese forzado a vender el coche y subir 120 escalones desde el transporte público más cercano hasta su casa en vez de bajar diez como hacía cuando podía aparcar en su barrio. Menos flores y más escuchar al pueblo.

  16. Por fin alguien que argumenta lo que yo pensaba en voz baja.
    ¿Soy el único que ha leído que gran parte del dinero proviene de fondos europeos destinados al único fin de reducir emisiones y promover otros medios de transporte? 8 millones de € es demasiado. Ni una cuarta parte del coste de las radiales de Madrid que ahora, al no ser rentables, hay que pagar, pero no quemaremos las calles por ello. En Burgos, y en toda España, disfrutemos lo votado.

      1. Ya bueno, era un decir. En un principio iba a decir “ni la mitad” 🙂 de todas maneras obre despilfarro se ha hablado ya mucho y lo único que quería era señalar que no puede ser el único factor desencadenante de las protestas.

  17. Todos estamos en contra de la corrupción y el caciquismo, pero hay que ser siempre críticos. Que al final se haya sumado mucha gente a la protesta por estos motivos no quita que la chispa que encendió las protestas fue perder el privilegio a aparcar gratis e irregularmente en la N-I.

    Bravo por este artículo.

    1. Venía en el programa del Partido Popular, sí. Y ganó las elecciones en Burgos en 2011, por mayoría absoluta, incluido en el barrio de Gamonal.

  18. La versión oficial de los voceros del régimen neoliberal es que los vecinos se oponen a la magnífica remodelación de una calle (¡con carril bici y todo!), violentos disturbios, destrozos y altercados, comandos itinerantes azotan la muy noble-muy leal y muy católica capital burgalesa…

    Cualquier persona con dos dedos de frente puede imaginarse que en realidad debe haber algo más que las escenas violentas que machaconamente nos presentan en la tele:

    gamonal-sucesos-burgos

    ¿Reunión de vecinos terroristas en una algarada ilegal oponiéndose al progreso urbanístico municipal?

    Las respuestas no se hacen esperar en cuanto nos informamos un poco más sobre el tema (y no a través de los medios de comunicación tradicionales, tan bochornosamente implicados en la misma corrupción (diario de burgos) o insultantemente manipulando al servicio del poder en lugar de informar (como esta noticia de larioja) sino de primera mano a través de amigos, compañeros ciclistas, medios independientes y otros agentes con conocimiento del tema en una ciudad con grandes similitudes a la nuestra.
    Afortunadamente, cada vez es mas difícil controlar la información a pie de calle y en las redes sociales, por más que el poder lo intente.
    ¿Por qué? ¿Cómo? ¿Quién? ¿Para quién?

    1 – Porque en el proyecto de bulevar no se trata de cambiar nada de fondo en el modelo de movilidad urbana, para lo que seguramente no hace falta gran inversión (o más bien gasto), sino voluntad política real. Lo demás son maquetas de proyectos además técnicamente muy discutibles para que, sobre todo, todo quede bonito antes de las elecciones:

    2 – Porque no se hace para los vecinos de un barrio obrero machacado por el paro, degradado, desatendido y mal construido, epítome del desarrollismo franquista y del precio para el común de la gente de la estafa-crisis, que tienen otras necesidades. Un barrio más al que se priva de servicios para necesidades mas inmediatas y urgentes con la excusa de los recortes y la austeridad (para los de abajo). No se hace para los vecinos, se hace para pegar un escandaloso pelotazo urbanístico a la vieja usanza de los que siguen ganando y acumulando a costa de la sociedad entera. Eliminar aparcamientos para… ¡vender plazas de garaje a 19,000 euros cada una (en realidad un alquiler por 40 años) a gente que mayoritariamente se ha quedado sin trabajo!

    De ahí el hartazgo ciudadano, de personas que, más que no estar dispuestas a renunciar a su cochecito como un derecho inalienable por no conocer opciones mejores, lo que están es hartos de que les tome constantemente el pelo y ser los paganos de la corrupción, impotentes ante unas instituciones bien poco democráticas al servicio de otros intereses.

    gamonal bulevar ahora no

    3 – Porque lo hace “el jefe” de Burgos, promotor inmobiliario y empresario mediático al servicio de quien parecen estar la corporación municipal, el mayor medio de comunicación local (el Diario de Burgos) que posee, y que a pesar de su fugaz paso por la cárcel goza del beneplácito y la habitual impunidad de un Régimen político sometido ante el poder del dinero. En una tierra próxima en la que bien sabemos de caciques, prepotentes y corruptas redes clientelares cualquiera puede entenderlo.

    pancartas-Gamonal-dibujo-Mendez-Pozo_EDIIMA20140114_0694_13

    Michel Méndez Pozo, Cacicone local

    4- Porque se hace sin los vecinos y sin tomar en cuenta ni su opinión ni sus demandas. Aunque el Ayuntamiento porfíe que sí. Como bien sabemos de los “procesos participativos” aquí en Logroño. Para colmo, se criminaliza a los vecinos, presentando su hartazgo y su cabreo, su dignidad y su lucha como el problema.

    ministro-Interior-razon_EDICRT20140114_0001_3

    5 – Porque, con la criminalización de las protestas y su equiparación al terrorismo se pretende así justificar la creciente represión antidemocrática , que en realidad busca dar amparo a la impunidad de los corruptos y los causantes del saqueo, como con la inminente nueva ley “de Seguridad Ciudadana”, más conocida como “Ley Mordaza” que cercena derechos democráticos básicos para acallar las protestas y constituirá el mayor ataque a la libertades democráticas desde la dictadura franquista.

    GamonalResiste
    Apoya a los vecinos del barrio de Gamonal en Burgos. Podrías ser tú. Podría ser tu ciudad.
    Este miércoles 15 Enero, a las 19h en la Plaza del Mercado de Logroño

    M

    1. Si realmente crees que se ha publicado este post porque somos “los voceros del regimen neoliberal” sólo puedo pensar que o no nos has leído nunca, o que en este tema hay cada vez más emoción y menos pragmatismo. Y lo siento mucho, de verdad.

  19. Un pueblo recibe toda el agua que consume de un embalse cercano. No hay ninguna conexión con ninguna otra red que permita obtener más agua de otra parte, pero el embalse suele estar lleno, así que no hay problema.

    Un año se pone de moda comprar piscinas. Los vecinos del pueblo empiezan a llenar sus piscinas con el agua del embalse: los que pueden permitírselo se construyen piscinas enormes, los que tienen menos dinero se ponen piscinitas de plástico. Y, por supuesto, mucha gente no se compra ningún tipo de piscina porque saben no la necesitan o no se la pueden permitir.

    No hay ningún problema hasta un verano especialmente caluroso después de un invierno con pocas lluvias. El embalse, por primera vez, está especialmente vacío. El alcalde, preocupado porque el pueblo pueda quedarse sin agua, decide subir los precios de los tramos más altos en la factura del agua para así evitar que la gente la derroche. La medida funciona: entre la gente con menos dinero muchos dejan de llenar su piscina. El verano acaba, crisis evitada.

    O eso parecía. Al año siguiente, el embalse está aún más vacío. Tal vez ni siquiera haya agua para beber. El alcalde decide tomar medidas de nuevo, y decide subir nuevamente la tarifa del agua. De un modo que entiende totalmente justo: ni un céntimo más al consumo normal para que nadie pase sed, pero varios euros por litro a los consumos que se salgan de lo razonable. Ese año, en el pueblo nadie llena su piscina. Excepto, claro está, el más rico del lugar, que puede permitirse llenarla aunque la suya sea, precisamente, la más grande. No sabemos si ese año algún vecino se quedó sin agua porque alguien podía seguir permitiéndose llenar su piscina.

    Beber es un derecho, tirar agua, al menos cuando no hay la suficiente, no lo es. Pero si tirar agua no es un derecho, ¿por qué por un puñado de monedas se puede comprar? ¿Los derechos no deberían ser iguales para todo el mundo?

    No tiene absolutamente nada que ver con la entrada, pero me apetecía contar la historia.

  20. Se ve que los hay, y muchos, que aparcan sus coches en el garaje de su casa. Lamentablemente no todo el mundo tiene dinero de sobra para gastárselo en casas con garaje, o en chalets o en plazas de aparcamiento. Lamentablemente no todo el mundo cobra o ha cobrado buenos sueldos públicos (pagados del bolsillo de aquellos a los que llaman “defensores de privilegios”) que les permitan dejar su coche en un garaje. Lamentablemente hay quien tiene que medir sus gastos para llegar a fin de mes y dar de comer a su familia.

    1. Si de verdad no tienes dinero para dar de comer a tu familia, yo me plantearía renunciar al coche y buscar una forma más barata para desplazarme.

      1. Yo en mi comentario no he personalizado. Pienso que los foros no son para situaciones concretas de personas concretas. Cada persona tiene unas circunstancias que no suelen ser bien medidas desde una perspectiva ajena. La sociología no es matemática, una solución a una situación de una persona puede no serlo para otra. Hay tantas variables a considerar que los problemas normalmente no se resuelven de un plumazo.

  21. Buenos días. Soy de Burgos, y para empezar, le comento que la foto que usted pone no es la Calle Vitoria, objeto del conflicto. Si quiere aportar más sensacionalismo a su post le recomiendoo una de Bangla Desh, por poner un ejemplo. No conozco la tasa de desempleo de Gamonal, pero me apuesto mi prestación por desempleo a que dobla la de Horta-Guinardo, así que no reduzca tanto, porque esto no tiene nada que ver con las plazas de parking, sino con lo de siempre: malversación de dinero público, especulación y chanchullos

  22. Fantástico post. Nunca entenderé la obsesión con el coche, a lo mejor es porque mis padres no lo tenían y yo tampoco, ni siquiera ser conducir, ni mi marido. Todas las mañanas en la puerta del cole de mis hijos hay coches aparcados en doble fila, a un lado y al otro mientras los padres esperan a que los niños (ya dentro del patio) entren a las clases o charlan tranquilamente. Los niños entran a las nueve y a las nueve y diez sigue habiendo doble fila. Mientras los autobuses casi no pueden pasar. Pues bien, ¡la culpa es de los conductores del autobus! que tienen muy mala idea y ninguno quiere dejar pasar al del otro sentido….

  23. Sr. Rodríguez
    No niego que es una aproximación peculia pero me temo que su análisis se queda corto en un par de puntos.

    Por hacer un símil que puede que le resulte más cercano, el tipo de calle que se quiere modificar en el Camonal sería como si esta obra se realizase en Rambla Prim en la zona de Sant Martí. ¿Se imagina cómo se tomarían los vecinos el privarles de una arteria de desplazamiento así?

    Por no mencionar, claro, que los 8 millones de la obra bien podría invertirlos el ayuntamiento burgalés en mantener abiertos los centros de día, escuelas y hospitales en los que ha recortado. Del encargado de la licitación ya ni hablemos.

    Un saludo.

  24. El problema no es la peatonalización o no, eso seria discursión a parte. El problema es que no hay dinero en el ayuntamiento para arreglar guarderías 13.000 euros y si lo hay para esta obra de 8.000.0000 euros. Enterate quien es Méndez Pozo y porque fue al calabozo. ¿Porqué en Burgos es la tercera ciudad con la vivienda mas cara, despues de Madrid y Barcelona? ¿Has ido a Burgos en tren? ¿Sabes donde esta la estación? A media hora en coche alejada del núcleo urbano. Es eso favorecer el transporte público o la especulación. La gente esta harta de que les roben.

    1. Supongo que sabrás por qué la estación de Burgos está tan lejos: por que los propios vecinos exigieron levantar las vías y alejarlas de la ciudad, para poder construir un bulevar de 95.000.000 € sobre las antiguas vías, obra que realizó el mismo Méndez Pozo.

      La gente estaba harta de tren, les robaron en su cara los mismos corruptos que ahora y encima aplaudieron.