Cuenca desmantela su bicicleta pública

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page

Era cuestión de tiempo, el Ayuntamiento de Cuenca ha comenzado a retirar los puntos de anclaje del sistema de bicicleta púbica de la ciudad. En esta ciudad, como en otras muchas el sistema de bicicleta pública no ha funcionado. España es el país del mundo con más sistemas de bicicleta pública (132 frente a los 104 de Italia o los 79 de China) pero no todos han tenido el éxito del Bicing de Barcelona o del Sevici de Sevilla. Siendo realistas, más bien al contrario, los casos de éxito son una excepción a lo largo y ancho de la geografía española.

Y es que para que un sistema como estos funcione necesita cumplir unas condiciones (tamaño suficiente de anclajes y bicicletas, buen mantenimiento, bajo coste, demanda suficiente, concienciación ciudadana, etc.), y no solo la subvención del 100% que aportaba el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE).

Haciendo un paralelismo se podría decir que con la bicicleta pública nos ha pasado lo mismo que con las autopistas o las líneas de alta velocidad: tenemos más que nadie porque su puesta en marcha estaba financiada pero luego ni hay demanda ni hay dinero para mantenerlo.

Hace unos meses fue Alicante quien dejo de operar el sistema, pero hay otros muchos sistemas que están muertos aunque no estén desmantelados. O se mantienen con unos índices de funcionamiento que hacen que el coste medio por uso sea de más de 30€ para las arcas municipales ¡Se podría pagar un taxi a cada usuario!

Cuenca desmantela su bicicleta pública

La imagen es precisamente de Cuenca pero la misma postal desoladora se repite en muchas ciudades, las bicicletas van desapareciendo según se van averiando o robando, los anclajes son cadáveres del mobiliario urbano esperando a que alguien asuma el coste político de liquidar un sistema recuerdo de los años de vino y rosas.

En el lado contrario, se acaba de poner en marcha de BiciMAD, que trae muchas novedades respecto a otros sistemas (funcionamiento 24 horas, pago desde el 1er minuto, bicis eléctricas, etc.), y se está a la expectativa de su éxito o fracaso.

Al menos desde ecomovilidad.net esperamos que tanto los sistemas de bicicleta pública que vienen como los que nos dejan como los que continúan hayan cumplido o cumplan con su objetivo principal que es normalizar la bicicleta en la ciudad.

Imagen 1: Voces de Cuenca

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 thoughts on “Cuenca desmantela su bicicleta pública

  1. Y digo yo… ¿No será que en Cuenca es imposible desplazarse con la bicicleta, pública o no?
    Pensemos seriamente: ¿quién va desde la plaza de toros hasta “los Tiradores”? ¿Quién hace tour por la calle del Paso?
    Nadie, ni siquiera los preparados turistas llenos de energía.
    Cuenca es para “andarla”.
    En vez de tanta bici -inútil en esta ciudad-, habría que mejorar urgentemente la red de autobuses como transporte público.

    Por lo demás, de acuerdo contigo.

    Saludos manchegos

  2. Siento discrepar con una de las ‘novedades’ que mencionas sobre BiciMAD. Esa es la del servicio 24h. ValenBISI lleva años funcionado 24h 365 días del año, por lo tanto, no es ninguna novedad.

  3. El sistema de BiciMad yo lo veo una buena idea y creo que es lo que Madrid necesitaba. Las desventajas que le veo son que quizás las tarifas echen para atras a los que lo quieran usar de modo diario para ir al trabajo o para hacer sus desplazamientos cotidianos. El propio Ay-Untamiento reconoció que el sistema de bici pública pretendía ser otra modalidad mas de transporte público y no está pensada para que el turista la utilice para recorrer la ciudad, sino que es una bici para los madrileños. Y digo yo. Si de verdad es así ¿ Por qué no se habilita la Tarjeta Transporte Público para poder utilizarla en vez de andar con otra tarjeta mas en el bolsillo ? Los poseedores de la TTP ya gozan de un precio especial de 15 euros en el abono anual (que no está nada mal) si tenemos en cuenta que realmente estás comprando una tarjeta monedero, puesto que luego la tienes que recargar. Un abono normalmente no suele tener tantas limitaciones que yo sepa.

    Yo espero que la iniciativa tenga éxito, las tarifas se ajusten a precios más atractivos para el público, y poco a poco se implante en otros puntos de la ciudad, ya que hay muchas rutas que se pueden hacer en bicicleta y no solo están todas en la zona centro. Parques como por ejemplo el Juan Carlos I son toda una delicia para recorrer en bicicleta.