Semáforos solo visibles para coches o peatones en Londres

Hay que hacer un poco de autocrítica y reconocer que los madrileños, en ocasiones, nos tomamos las luces del semáforo como una sugerencia más que como una norma. Y cuando un conductor ve que los peatones ya tienen el paso prohibido, comienza a avanzar; o un peatón comienza a cruzar al ver que los coches han recibido luz roja. Y sin embargo, no es un método nada seguro, ya que el ciclo del semáforo puede no haber acabado y ponerse en verde de repente, con el consiguiente peligro.

Londres no es un gran ejemplo de ciudad amable para los peatones precisamente, pero esta idea nos ha parecido interesante: unas «persianas» delante de algunas luces de los semáforos, tanto de vehículos como de peatones, que hacen que solo sean visibles desde la calzada o la acera. De esta forma, un peatón no puede ver si un coche ha recibido luz roja, o un coche no puede ver si se le ha acabado el tiempo para cruzar a los peatones. O como en el ejemplo de la imagen, un coche no puede ver a mucha distancia si tiene luz verde, evitando que aceleren para tratar de «cogerla». Cada uno debe seguir las indicaciones que se le dan, lo cual aumenta la seguridad de la calle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 thoughts on “Semáforos solo visibles para coches o peatones en Londres

  1. Los semáforos están sobrevalorados.
    Mirad lo útiles que son un domingo a las 9 de la mañana. Son una solución pensada para muchos coches, y para dar prioridad a los automóviles, solo eso. No hacen las ciudades más seguras ni, pensando de manera global, mejoran el tráfico (de personas, no de coches).

  2. Hum… pues no acabo de verlo, la verdad. Cuando un conductor ve que los peatones ya tienen el paso prohibido, o incluso cuando ve que está intermitente, puede ir desembragando y llevando la mano a la palanca, para avanzar en cuanto pueda, así lo enseñan las propias autoescuelas. Ojo, eso no significa saltarse las normas, sino agilizar el tráfico haciendo todas las operaciones unos segundos antes de tener paso libre, en lugar de unos segundos después (los semáforos ya dejan unos segundos entre que cortan el paso a los peatones y lo permiten a los vehículos).

  3. Buena idea, recuerdo una vez que casi me atropella una moto por este motivo. Yo estaba cruzando el paso de peatones de una calle de tres carriles con mi semáforo en verde, cuando el semáforo de peatones empezó a parpadear yo iba ya por el tercer carril, el motorista que estaba en ese carril miraba fijamente la luz del semáforo de peatones y en ese mismo momento arrancó la moto, sin mirar si alguien estaba cruzando o no, por suerte me vio enseguida y pegó el frenazo justo a tiempo, pero su falta de atención y poca cabeza (si es que tenía algo de cabeza debajo del casco) casi me cuesta un disgusto.

    1. Como usuario de moto estoy de acuerdo en que a veces pasa. Pero creo que dos de los mayores problemas con los peatones en Madrid son estos:
      – La luz verde de peatones dura fija muy poco, luego parpadea mucho rato y los coches generalmente tienen ambar intermitente y «avasallan» a los peatones que están terminando de cruzar.
      – Los peatones cruzan por cualquier sitio. Muchas veces, por la mitad de calles de cuatro carriles o más, sin vigilar quien les viene por detrás, y todo por no acercarse al paso de cebra de la esquina. Esto es muy grave y me extraña que no haya más atropellos. En otras ciudades hay largos tramos de calles con barandillas, muy efectivas para disuadir a peatones incívicos, gente mayor y otros valientes.