¿Qué es la ecomovilidad? (y 3): Soluciones

 

Hace unas semanas comenzábamos una serie sobre la movilidad sostenible. En el primer artículo nos hacíamos una idea de la importancia del transporte y su sostenibilidad. En el segundo artículo veíamos los impactos que suponen para la sociedad el actual sistema de movilidad. En este tercer y último artículo, damos algunas posibles soluciones para alcanzar una mayor ecomovilidad.

Planificación y ordenación del territorio

  • Ciudades más densas. En vez de apostar por ciudades bajas y extensas, se deben buscar densidades que ofrezcan al tranporte público altas demandas potenciales y lo hagan viable económicamente. El estilo urbanístico anglosajón, en contraposición al mediterráneo, de casas bajas unifamiliares conduce al coche.
  • Desconcentración de actividades. Se debe acabar la moda de las «ciudades» universitarias, de las justicias, de los bancos, del golf, etc. Esto aleja la perspectiva de ciudad como lugar de intercambio, interrelación y progreso de diferentes actividades y personas. Lo ideal es la mezcla de usos, de gente, de sociedad.
  • Evitar actuaciones sectoriales. Para ver el territorio como un conjunto que se interrelaciona, y no solo el barrio o el municipio que afortunadamente no está encerrado en sí mismo.
  • Incorporar el transporte público como exigencia para nueva urbanización. Existen muchos ejemplos exitosos en los que nuevos desarrollos urbanísticos han tenido como protagonista el transporte público, los «fingers» de Copenhague, los Docklands de Londres, etc.

Potenciación del transporte público

  • Progresiva incorporación de sistemas ferroviarios. Son los modos más eficientes ya que son los que más capacidad tienen y menos impactos negativos ya que son eléctricos. Las redes de Cercanías tienen mucho margen de mejora todavía.
  • Prioridad al transporte público frente al coche. Por equidad, por su impacto ecológico, por capacidad de la vía, por evitar la actual discriminación de espacio público, por justicia, el transporte colectivo tiene que ser prioritario en nuestras calles.
  • Incorporación de nuevas tecnologías. Existe un gran camino tecnológico que recorrer para mejorar la eficiencia y la calidad del transporte público. El usuario tiene que estar orgulloso de su autobús, metro, tranvía, etc.
  • Flotas verdes. Para reducir las externalidades medioambientales de las redes de transporte y hacerlas más eficientes, especialmente los autobuses urbanos.

Uso eficiente del coche

  • Aumentar la ocupación del coche. No hay nada más ineficiente que pasear 1500 kilos de chatarra para mover a 80. Compartir viaje en coche se pondrá de moda en los próximos años.
  • Gestionar el aparcamiento en origen y destino. Es la forma más eficaz para controlar desplazamientos en coche. Si no se puede aparcar, no se vendrá en coche.
  • Implementar una jerarquía viaria y áreas tranquilas. Los coches se deben adaptar a ciertas circunstancias urbanas. No se deberían crear autopistas urbanas de 4 carriles más 2 laterales.
  • Tasas de congestión. Es la forma más radical de reducir el uso del coche implantada en algunos lugares como Londres o Estocolmo. Pero existen pseudopeajes urbanos que tienen tanto o más exito que estos.

Fomento de los modos “blandos”

  • Peatonalización. El peatón debe recuperar la calle. El espacio público debería pertenecer a las personas y no a las máquinas, por muy bonitas que sean y muchos cv tengan.
  • Accesibilidad universal. Todos somos peatones y todos somos personas de movilidad reducida alguna vez en nuestra vida. Diseñando ciudades para ellos, nos beneficiaremos todos.
  • Sistemas de bicicletas públicas. Están de moda y deben servir de catalizador para la incorporación de la bicicleta privada en nuestros trayectos cotidianos.
  • Facilidades para las bicicletas. Aparcamientos, infraestructura en calzada, duchas en el trabajo, ordenanzas favorables, y un largo etcétera de incentivos a la movilidad ciclista.

Gestión de la movilidad

  • Creación de consorcios públicos de transporte. Son piezas claves en la gestión de la movilidad de una forma integral de las ciudades y áreas metropolitanas.
  • Internalización de los costes asociados a cada modo de transporte. Es importante que el usuario y la sociedad conozcan las consecuencias de su forma de moverse, que usar el coche no es solo rellenar el depósito cada ciertos días. Todas las externalidades del transporte deberían estar reflejadas en la medida de lo posible en el coste económico y de esa forma, hacernos corresponsables de nuestras decisiones de movilidad. La repercusión económica es la mejor forma de sensibilización.

Hasta aquí esta serie de artículos sobre la palabra que da nombre a nuestro blog…

ecomovilidad

Sobre el autor
Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos con 2 másteres de especialización en transportes: Movilidad Urbana (UPM/URJC) y Supply Chain Design & Management (ParisTech ENPC). Ha trabajado en una de las principales consultoras especializadas en movilidad de España; y mejorando la distribución de mercancías en el último km para la líder francesa de transporte express. Además es socio-fundador de APTeMUS y coordinador en España y Francia de Y4PT. Puedes ver su perfil en LinkedIn.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 thoughts on “¿Qué es la ecomovilidad? (y 3): Soluciones

  1. Muy buen artículo y muy buenas propuestas.

    No obstante, discrepo con el tema de eliminar la «moda de las ciudades».
    La movilidad sostenible (o ecomovilidad) persigue dos objetivos claros: reducir la necesidad de viajar, y reducir la dependencia del vehículo privado. Creo que la medida de dispersar estas «ciudades» no contribuye en nada a la necesidad de viajar, en incluso, contrariamente a los objetivos, contribuye a aumentar la necesidad de viajar.
    Tener las facultades y escuelas dispersas, no contribuyen a la mejora de la ecomovilidad. Además, que no hay nada como tener la facultad o escuela en el campus, donde además de ir a clase, puedes hacer deporte o echar el rato en el cesped (quizás el estudiar en una escuela sin campus influya mucho en este opinión xD )
    Por otra parte el tener cerca las facultades, fomenta la mezcla de gente y la interrelación de las personas.A parte de que es cómodo tener varias bibliotecas cercanas. Unos cuantos paseos me pegado yo a la Ciudad Universitaria en busca de libros o planos que no disponían en mi Escueula.
    Tener en «ciudades» servicios como educación o la justicia, no veo el perjuicio a la movilidad sostenible.
    Al fin y al cabo, ambos son sitios a los que si tienes que acudir, te da igual que estén en una «cuidad» o en el centro, pues el viaje hay que realizarlo de todas maneras.
    Además en cuanto a dotación de transporte público, permite adaptarlos muy bien a la demanda, como acabamos de ver con el reajuste de los horarios de la EMT con las líneas universitarias.

    Creo que el aspecto de «alejar la perspectiva de ciudad como lugar de intercambio, interrelación y progreso de diferentes actividades y personas», que sin duda, es una aspecto que no contribuye a la ecomovilidad, debe estar más enfocado a evitarlo en el centro de Madrid, que poco a poco alberga cada vez más oficinas y empresas del sector servicios en los pisos y menos residentes, y en las nuevas zonas residenciales del extrarradio (especialmente los PAU), donde el componente exclusivamente residencial (y donde es complicado encuentrar un bar donde tomarte una caña) contribuye mucho a esta «desocialización»

    Por otra parte, yo añadiría a los fomentos de los modos blandos, las calles mixtas: calles peatonales, pero por las que pueda circular transporte público, bien bus, bien tranvía (como el MetroCentro de Sevilla). Una excesiva peatonalización puede dejar zonas poco accesibles a determinados colectivos, y además una calle mixta permitiría al bus dar una acceso más directo a las zonas del centro. Un ejemplo en el que podría ser beneficioso una calle de este estilo podría ser la calle Mayor y la calle Carretas.

    Un saludo =)

  2. El tema de las «miniciudades» especializadas es algo sobre lo que reflexiono a menudo sin respuesta. Entiendo la utilidad de tener servicios distribuidos, de manera que no tengamos todos los días los movimientos pendulares de ciudades dormitorios a polígonos industriales, y los fines de semana a segundas residencias y a zonas de ocio. Pero, por otro lado, muchas de estas zonas especializadas adquieren sentido por la concentración: hay servicios comunes y especializados que así quedan todos cerca.

  3. La industria del automovil esta en regresión desde hace varios años, por lo que se debería ir hacias la reconversón, y dejar de inyectar suvbenciones millonarias oscuras para salvar lo insalvable, y dedicar tantos millones de impuestos a crer verdadero empleo. Limpio, y Sostenible.
    Debería ser dde conocimiento general que el petroleo esta en recesión. Hemos tocado el peak oil, o cresta de a ola, y cada vez sera más escaso, y caro. Lo más intelgente sería crear, y promover el uso de otras energías, Limpias, Sostenibles, con futuro, y que no provoquen mayor Cambio Climático
    No entiendo que se asocie impuestos municipales a vehículos a motor, con el coste que generan, muy superior al pago recibido. La ciudad para las personas, y con menores impuestos al eliminar los vehículos.

  4. Maravillosamente explicado con grandes apuestas como debe ser la planificación del territorio desde arriba hasta abajo, ya se sugiera desde Europa, para que todo tenga sentido y esté pensando. También la apuesta por las ciudades verticales es muy relevante porque las horizontales son ciudades que aislan a la gente, necesitan gran cantidad de energía, en forma de coche para desplazarse y ocupan territorio para la naturaleza salvaje.

    En cuanto a soluciones más concretas el tema de ser más riguroso con los coches, fomentar la peatonalización y las bicis tienen el problema de que supone penalizar a la industria del coche y petróleo con lo poderosas que son y el tema de bici pues que supone penalizar y además dinero que cada vez tienen menos los municipios.

    Ójala se cumplieran todas estas propuestas tan bien expuestas y clasificadas, otro excelente trabajo desde ecomovilidad, enhorabuena!

  5. Muy interesante insistir en estas medidas imprescindibles para una buena, y sostenible Ecomovilidad.
    Deben mostrarse los costes reales que genera el tráfico abusivo soportado de vehículos particulares motorizados.
    Todos los impuestos que pagamos quien no tenemos coche, para mantener ese falso estatus de los conductores de vehículos motorizados.