Cómo ha llegado la Linea de Alta Capacidad al centro de Granada

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1Share on LinkedIn0Buffer this page

Apenas quedan unos días para que se produzca el mayor cambio de la red de autobuses urbanos de Granada en los últimos años. Este cambio tiene como eje la entrada en funcionamiento de la “LAC”, acrónimo de “Linea de Alta Capacidad”, pero ¿Cómo ha llegado la “LAC” a Granada? Damos un repaso histórico.

El crecimiento urbano de Granada

Granada ha cambiado radicalmente su mapa urbano durante el siglo XX. Es el siglo en el que hemos tendido a agruparnos en grandes ciudades y entornos metropolitanos en detrimento de pequeñas urbes desconectadas de este núcleo. Además es el siglo en el que el transporte y las comunicaciones se ha convertido en uno de los grandes progresos de la humanidad y en un importante factor económico.

Granada ha pasado durante estos 100 años de no disponer de medios de transporte públicos, a tener una gran red de tranvías, que luego fue sustituida por una red de autobuses.

Fuente: "Caminos recorridos en un diseño metodológico para el estudio de las (des)igualdades sociales y (des)equilibrios espaciales. Una aplicación a Xalapa (México)" Danú Alberto Fabre Platas, José Antonio Nieto Calmaestra, Irma del Carmen Guerra Osorno. CC

Fuente: “Caminos recorridos en un diseño metodológico para el estudio de las (des)igualdades sociales y (des)equilibrios espaciales. Una aplicación a Xalapa (México)” Danú Alberto Fabre Platas, José Antonio Nieto Calmaestra, Irma del Carmen Guerra Osorno. CC

Granada es una ciudad con un centro histórico, con calles que no fueron diseñadas pensando en los futuros medios de transporte. Esto siempre ha sido un arma de doble filo para la movilidad de esta ciudad, porque por un lado ha creado un centro urbano con unas características que lo han hecho inherentemente peatonal, pero por otro genera dificultades de accesibilidad.

Durante la segunda mitad del Siglo XX la ciudad tiene un gran crecimiento en sus dos extremos: Chana/Zona Norte y Zaidín/Bda. Cervantes, pero su centro urbano sigue siendo el mismo. Las redes de autobuses empiezan a conectar los barrios entre ellos, y cada nueva línea pasa por el camino más corto y poblado para llegar al otro extremo: el centro.

El transporte entre barrios y entre barrios y el centro empieza a ser un cuello de botella en el eje Gran Vía/Reyes Católicos, en los años 80 y 90 se empiezan a tomar medidas para reducir el tráfico privado en las calles del centro, para finalmente excluirlo en algunas calles a final de siglo. La ciudad y el área metropolitana continúan creciendo en los primeros años del Siglo XXI.

Una cuestión matemática

P1000906_2.redYa conocemos el problema: el crecimiento urbano y metropolitano ha generado muchos desplazamientos en los últimos años, la política de transporte público ante este crecimiento ha sido mejorar las frecuencias o sumar líneas, de las cuales la mayoría pasan por el centro, que se ha convertido en un importante cuello de botella para el transporte público por la propia abundancia de autobuses.

Se han planteado muchas soluciones a este cuello de botella, uno de ellos es convertir Camino de Ronda en el nuevo eje de transporte público, otro sería buscar una la solución con la nueva línea del Metropolitano de Granada.

Pero la solución que se ha adoptado con la “LAC” es hacer que el centro siga siendo un eje muy importante en el transporte público, y eliminar ese cuello de botella aumentando la eficiencia del sistema:

  • Actualmente por el centro de Granada pasan a diario unas 10 líneas de autobuses, la media de frecuencia de paso de estas líneas es de 12.5 minutos, eso significaría que aproximadamente cada minuto pasaría un autobús.
    • Estos vehículos se encuentran con semáforos y con otros autobuses subiendo y bajando pasajeros, lo cual hace que se el tiempo de este recorrido no sea óptimo. Los autobuses bloquean el paso de otros autobuses.
    • Además, el espacio de estos vehículos no se aprovecha de forma óptima, porque un autobús que se dirige a una zona de la ciudad puede pasar por el centro medio vacío, mientras que otro que se dirige a otra zona puede pasar excesivamente cargado.
  • La “LAC” sería una sola línea con una buena frecuencia que evitaría los problemas de tráfico que se autogeneran los propios autobuses y eliminaría la fragmentación de pasajeros en distintas líneas o duplicidad de trayectos ya que todos pasarían en el mismo autobús por el centro.

Empezó como promesa electoral

El actual equipo de gobierno del Ayuntamiento de Granada anunció el paso de un tranvía por el centro como una promesa electoral en el año 2007, de hecho desde ecomovilidad.net apoyamos la idea. En su momento esta promesa generó polémica por viajes a europa del Alcalde de Granada para ver nuevos sistemas de transporte y declaraciones como que quería un tranvía sin raíles ni catenaria (lo cual sonaba bastante raro).

Años más tarde llegó a Granada la “obligación” de elaborar un Plan de Movilidad Urbana Sostenible, que ha sido desarrollado por el Centro Internacional de Estudios Urbanos y entregado en Febrero de 2013.

En este documento, en el plan de actuación Tomo I Págs 111 a Final y Tomo II Págs 1 a 42, se propone un cambio radical en la red de transporte público en bus en Granada con el núcleo en la implantación de un sistema BRTlo que aquí conoceremos como “LAC”.

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1Share on LinkedIn0Buffer this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *