En las pruebas en vacío del Night Tube

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1Share on LinkedIn0Buffer this page

El próximo viernes 19 de agosto el metro de Londres comenzará a dar servicio nocturno en algunas de sus líneas las noches de los viernes y sábados. El metro nocturno (Night Tube) se inaugurará ese día con la línea Victoria y gran parte de la Central, a las que seguirán la Jubilee y prácticamente todos los tramos de la Northern y de la Piccadilly a lo largo del otoño.

El pasado fin de semana (12-13 de agosto) se operó un servicio en pruebas con el horario completo y en las mismas condiciones que si estuviese abierto, pero sin pasajeros. La noche del sábado trabajé como voluntario y pude ser uno de los primeros en usar el nuevo servicio.

GDAR2480

La noche comenzó con una asignación de tareas. Había tres equipos: dos de ellos (uno en cada línea) se dedicaban a hacer “travesuras” (controladas) en la red para simular situaciones ante las que el personal de operaciones tiene que saber reaccionar. Estas incluían por ejemplo esparcir basura para ver cuánto tardaba en limpiarse. O activar las paradas de emergencia en los trenes y andenes para crear incidentes en los que tuviese que intervenir el jefe de estación o el maquinista. O por ejemplo, mi favorita, esparcir un bote de judías en salsa por los asientos, ventanas y puertas de un coche para simular un vómito, que un equipo especial de limpieza “en marcha” creado para el metro nocturno tiene que limpiar lo antes posible para evitar que el tren tenga que ser enviado al depósito y así poder mantener la frecuencia y regularidad del servicio.

Por otra parte, mi equipo se encargaba de evaluar la experiencia del usuario tanto en condiciones normales como en respuesta a esas incidencias causadas por los otros equipos. Teníamos que tomar nota de la facilidad de navegación por la red nocturna (restringida), de la señalización en las estaciones (muchas de las cuales estarán parcialmente cerradas para impedir los transbordos con las líneas que no operan de noche), de la información prestada por el personal de operaciones, de la limpieza, etc.

GDAR2527

Más allá del trabajo, yo me lo pasé como un niño en un parque de atracciones, ya que pude vivir experiencias verdaderamente únicas. En primer lugar, tuve la suerte de que me emparejasen con quien actualmente es el responsable de ejecución del metro nocturno, un compañero de mi departamento. Y además experimenté cosas como por ejemplo viajar por estaciones absolutamente vacías en trenes absolutamente vacíos que no abrían las puertas y en los que había que avisar al maquinista del destino antes de subir para que nos abriese las puertas, como si fuera nuestro chófer particular. En una ocasión, el maquinista incluso paró el tren en un andén y vino tres coches más atrás para preguntarnos dónde nos bajábamos porque se le había olvidado. También pude viajar en un tren que pasó de largo una estación que estaba siendo evacuada; en otro que paró automáticamente con el freno de emergencia porque alguien había pulsado el botón de alarma en el andén; y en uno en el que alguien tiró de la palanca de emergencia (el sueño hecho realidad de cualquiera que sea un poco curioso) y que se puso a pitar hasta que en la siguiente estación el maquinista rearmó el sistema.

Pero obviamente lo más importante no son estas anécdotas, sino los resultados de las pruebas y lo que aprendí esa noche. En general, las pruebas demostraron que todo está perfectamente planificado y que existen procedimientos para todo lo que pueda ocurrir, aunque quizás faltaba algo de fluidez y soltura en la aplicación de algunos de ellos, tales como la adaptación de las estaciones al servicio nocturno en cuanto a adaptación de la señalización y de las rutas a través de las mismas. También parecía que faltaban los pasajeros para que el personal de operaciones se volcase de lleno en el ensayo.

Sea como fuere, Night Tube se inaugura el próximo viernes, con casi un año de retraso debido a una larga falta de acuerdo con los sindicatos que dio lugar a tres huelgas de 24h en toda la red durante el año 2015, las cuales obligaron a posponer la fecha de lanzamiento hasta alcanzar dicho acuerdo. Pero esta vez llega para quedarse, y acciones como estos ensayos que demuestran una vez más que a Transport for London no le gustan las sorpresas y que es una organización que, bebiendo directamente de la cultura británica que la rodea, invierte mucha energía en planificación para anticiparse a los problemas.

Aparte de pasármelo muy bien con las travesuras de mis compañeros y viendo el metro de Londres como nunca lo había hecho, también saco algunas reflexiones interesantes de mi periplo. En primer lugar, sobre la dificultad de transmitir y aplicar los procedimientos concebidos por los equipos de planificación al personal de operaciones en el terreno. También sobre la importancia que tuvieron y tienen las relaciones sindicales en el metro de Londres; y finalmente sobre las ventajas de realizar una buena planificación y de hacer todos los esfuerzos razonables para evitar que proyectos importantes y en los que se han invertido muchos recursos fracasen.

Pero ¿qué opinas tú? ¿Qué te parecen estas pruebas y el enfoque previsor de Transport for London? ¿Crees que en Madrid hubiéramos hecho lo mismo en una situación similar? ¿Y te parece que nuestros sindicatos habrían podido forzar el retraso de un proyecto de este calibre y con tanto interés político?  Es interesante recordar que debido a este retraso, el alcalde que prometió el metro nocturno, Boris Johnson del partido conservador, no va a ser quien lo inaugure; sino que será su sucesor, Sadiq Khan del partido laborista, quien se apunte el tanto electoral. Todas estas respuestas, incluso tus preguntas y otras reflexiones ¡son perfectas para que nos escribas un comentario!

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1Share on LinkedIn0Buffer this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 thoughts on “En las pruebas en vacío del Night Tube

  1. Actualmente el metro funciona ininterrumpidamente los sábados y algunos días concretos.
    Me pregunto si no hay demanda suficiente para hacerlo los viernes también, cerrar a las 2 para volver abrir a las 5 no parece que de mucho tiempo de mantenimiento.

    Los autobuses nocturnos con su frecuencia de 20 min no absorben toda la demanda especialmente cuando hay un partido de futbol que acaba tarde o la afluencia masiva a las discotecas.

  2. Igualito que en Madrid, y no me refiero al metro nocturno en sí, sino a cómo se cuenta con el usuario y su opinión, y a la planificación en general.