Los atentados en París y su impacto en la movilidad

El miedo es libre, y tras los terribles atentados en París del viernes 13 de noviembre ha habido un profundo cambio en la elección modal de los parisinos, al menos en los primeros días laborables tras la masacre.

atascos Paris atentados

Si el lunes posterior a los atentados ya se registraron unos valores de congestión muy por encima de los registros excepcionales en lunes (el volumen de tráfico de un lunes es notablemente más bajo que un martes o jueves en Francia), el martes 17 de noviembre se han roto todos los registros de atascos registrados en el área metropolitana de París: 525 km de atascos acumulados a las 9h. El doble que la media.

atasco atentados Paris 2

El anterior record histórico (483 km) había sido alcanzado hace apenas un mes, también un martes, el 6 de octubre de 2015. Entonces las causas fueron sobretodo la lluvia y numerosos accidentes, circunstancias aleatorias que se sumaban a unas tendencias de ciclo largo como el bajo precio del combustible o el aumento de la actividad económica. Estos días sin embargo están marcados por el traspaso modal del transporte público al vehículo privado por miedo a atentados en lugares públicos, y especialmente con el recuerdo de los ataques en trenes en Madrid el 11 de marzo de 2004 donde murieron 192 personas. De hecho, los primeros datos conocidos muestran una bajada del 10% en el número de viajeros del transporte público.

A pesar de que en el mismo día se ha producido una declaración de la Prefectura para tranquilizar a los usuarios de transporte público, en la que se anunciaba el doble de presencia de fuerzas de seguridad en las estaciones y trenes, no ha parecido alcanzar el objetivo de tranquilizarles. Más bien al contrario, en el mismo día se han producido numerosos cortes en el RER A (la línea de cercanías que más viajeros al día transporta en toda Europa) debido a paquetes sospechosos, haciendo más complicado aún si cabe moverse en transporte público.

La instauración del estado de urgencia (decreto 2015-1475 del 14 novembre 2015) y los controles reforzados en las fronteras por motivo de la COP21 no han podido evitar esta psicosis que vive la ciudad. El trasvase modal masivo (esperemos que temporal) hacia el vehículo privado tendrá consecuencias muy negativas para la sostenibilidad de la ciudad. En esto también ha ganado el terror.

Imágenes: www.sytadin.fr

Sobre el autor
Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos con 2 másteres de especialización en transportes: Movilidad Urbana (UPM/URJC) y Supply Chain Design & Management (ParisTech ENPC). Ha trabajado en una de las principales consultoras especializadas en movilidad de España; y mejorando la distribución de mercancías en el último km para la líder francesa de transporte express. Además es socio-fundador de APTeMUS y coordinador en España y Francia de Y4PT. Puedes ver su perfil en LinkedIn.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 thoughts on “Los atentados en París y su impacto en la movilidad