El abono turístico, un desconocido muy útil

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn1Buffer this page

A pesar de su nombre, el Abono Turístico es el compañero ideal para muchos madrileños: esas veces que necesitamos hacer un uso intensivo de los transportes de la zona A durante un periodo muy determinado, como puede ser una jornada de exámenes o de gestiones, si no tenemos Abono Transportes. Por ejemplo: por 5,20 euros podremos viajar todo lo que queramos por la red de metro y cercanías de la capital, los autobuses de la EMT y el ML1. También es muy útil para visitar ciudades cercanas a Madrid como Guadalajara o Toledo o acceder a la sierra de Madrid usando la línea C-9 del cercanías.

Las zonas del Abono Turístico son algo diferentes al resto de billetes, más simple que el resto de billetes. Sólo tiene dos coronas: Zona A (que corresonde con la zona A del Consorcio de Transportes, y prácticamente con la capital) y Zona T, el equivalente a la E2 del consorcio. En lo relativo a la duración, el Abono Turístico se puede comprar para uno, dos, tres, cinco o siete días. Su validez comienza a contar en el momento en que es cancelado por primera vez, lo que nos permite comprarlo días antes de su uso. Además, los menores de 11 años pueden acceder a la modalidad infantil, más económica que la ordinaria.

En función del número de días que adquiramos y la zona de elijamos, el precio será diferente. Así mismo, es importante recordar que este abono no es válido para los servicios de alta velocidad (ni el AVE a Guadalajara ni el Avant a Toledo) ni los trenes regionales de Renfe

Se puede adquirir en cualquier taquilla o máquina autoventa del metro de Madrid, en algunos estancos y kioskos de prensa, por internet y en oficinas de turismo. Para adquirirlo necesitaremos presentar el DNI, NIE o pasaporte, al ser un título personal e intransferible. Al usarlo deberemos llevar el documento con el que lo hemos adquirido, que puede ser requerido por el personal de las empresas de transporte en caso de inspección.

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn1Buffer this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 thoughts on “El abono turístico, un desconocido muy útil

  1. Probablemente lo mejor de usar un abono turístico para ir a la sierra es que, aunque sólo vayas a ir en Cercanías y no tengas que coger metro ni nada de eso, te sale un euro y medio más barato que si compras un billete de ida y vuelta.

    Sssh. Es un secreto.

    1. Cuidado! En los fines de semana de invierno, cuando la C-9 se colapsa, a veces los revisores y VS no dejan pasar a los viajeros con abono turístico.

      No sé hasta que punto eso es legal (ya tienes un billete válido) pero el caso es que lo hacen, dando prioridad a los que han “atracado” con un billete de zona verde.

    1. De momento no lo sabemos, si te soy sincero tengo que pulir unas cuantas propuestas que hacía y que al releerlas he visto que podían mejorarse, a ver si me libero un poco del trabajo y puedo dedicarme a ello. Pero en todo caso te agradezco el interés 🙂

  2. El turístico es un concepto de billete muy elemental y útil, pero que hace pocos años ni existía. Coincido plenamente con las necesidades de mejora, que se resumen en:

    >Que se deje de llamar “turístico”, para que sea más conocido por todos. En Bcn se llama “T-Día”, en Londres “travelcard”…
    >Que aumente su flexibilidad, adoptando las zonas del consorcio. Este abono es eficiente dentro de Madrid, y para viajes lejanos. Pero para los municipios de la periferia (zona B) es casi imposible
    de amortizar.
    >Para evitar el fraude sería recomendable que el nºDNI se imprimiera en el billete -como hace RENFE con sus abonos- y no a boli.

    Como anécdota, una vez usé uno para hacer unas visitas por la mañana. Lo aproveché por la tarde para ir a Cotos y volver, y lo exprimí por la noche para salir de marcha y volver a casa. En total, unas 22 cancelaciones en un día (son más de las que parece!)

  3. Hace unos años ese bono (el de un día) me vino genial, era la primera vez que visitaba Madrid y gracias a los desplazamientos en metro me pude ver todo lo interesante del centro de la ciudad en un día

  4. Un buen billete, que como dices, nos puede servir de gran ayuda a los que no tenemos abono mensual o anual y que tengamos previsión de desplazarnos mucho en un corto periodo de tiempo. Creo que es un gran error denominarlo “Turístico”, ya que hacer gestiones administrativas o ir de exámenes no es precisamente hacer turismo. Los nombres deberían ir más encaminados a llamarlo “abono diario” o “abono temporal”.

    Y precisamente por eso, porque puede servirle no solo a los turistas sino a todos los ciudadanos, deberían poder comprarse abonos temporales para las zonas intermedias. No es justo que alguien de la capital pueda comprar un título temporal a su medida y alguien de Alcorcón no. Tampoco entiendo por qué no existen abonos de cuatro o seis días. No es tan raro llegar a una ciudad el jueves para volver el domingo.

    Por último, no olvidemos que los portadores de este título no tienen que pagar el “suplemento Aeropuerto”. Hay que tenerlo muy en cuenta y Metro y el Consorcio deberían informar muy bien de eso a los viajeros que llegan a Madrid por Barajas. El “turístico” es la forma más barata y rápida de llegar al centro de Madrid, al permitir además coger el Cercanías hasta Sol una vez llegados a Nuevos Ministerios.