Adiós al billete magnético: 1969 – 2017

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page

A partir de hoy ya no se venderán billetes de papel en Metro de Madrid. El billete magnético tipo “Edmonson” ha convivido con nosotros casi medio siglo, desde las primeras pruebas en 1969 hasta finales de año. A partir de 2018 su uso no estará permitido, acabando así con el familiar gesto de insertar el papel en la ranura y luego recogerlo. Para mantener la nostalgia, este tipo de billete todavía seguirá presente en Cercanías Renfe.

La transición a la tarjeta sin contacto está más cerca. Este proceso que comenzó en 2003 con las primeras pruebas. Su progresiva implantación se ha dilatado en el tiempo, haciendo que durante 10 años hayan convivido las validadoras de ambos billetes. Todavía faltaba el último paso: la adopción de un soporte recargable para sencillos y bonos. Un cambio que ha generado más problemas que ventajas, y que no ha arreglado nuestro caótico sistema tarifario. Aun así, esperamos que no suponga un paso atrás para aquellos usuarios todavía reacios a usar el transporte público.

También en autobuses

Un cambio que se hace extensivo también en los autobuses. En 1998 el Metrobús reemplazó al enorme (en comparación) Bonobús de 10 viajes. Tras 20 años de fiel servicio, las canceladoras del billete magnético serán retiradas en apenas dos meses. Igual sucederá en los interurbanos y sus bonobuses unificados. No obstante el papel no desaparecerá del todo, puesto que los billetes sencillos se seguirán vendiendo a bordo. La moderna Tarjeta Multi –referente mundial– no admite estos títulos.

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page
Sobre el autor
Ingeniero de Obras Públicas, especialista en movilidad y seguridad vial. Trabaja en el sector ferroviario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 thoughts on “Adiós al billete magnético: 1969 – 2017

  1. A falta de que el CRTM me responda por email ¿sabeis si “el pago parcial por ampliación del recorrido” que viene en la información de la Multi en la web del CRTM, y que posibilita ampliar las zonas de un bonobús, es solo para la Multi o también vale para los bonos de cartón que nos quedan?

      1. Gracias por la respuesta.

        Creo que muchos usuarios y algunos conductores no lo sabían.
        Veo en un artículo que publicasteis en 2011 sobre los bonobuses unificados hay un comentario que me resuelve más dudas, ya que yo tengo un bonobús B1 y para ir a la B2 según ese comentario el suplemento de zona habría que pagarlo desde la zona en la que acaba el bono, en mi caso desde B1 hasta B2 sería un billete completo de todas formas. Por lo que con los bonos de una sola zona no habría posibilidad de usarlos usarlos de este modo, pero con los de más zonas sí.

        Creo que esta información puede ser util para muchos usuarios, ayer mismo pregunté a un conductor y me dijo simplemente que no se podía.

  2. La idea ya era hora que se pusiera en marcha, el problema que está pasando es que la gente está asustada con el precio de la tarjeta, a 2,50 euros, cuando en otras ciudades, tanto españolas como europeas, es mucho menor. El argumento esgrimido es que son de plástico y son más duraderas que una de papel o cartón, pero para un turista que va a estar en Madrid unos días y tenga que desembolsar 14,70 euros para un simple metrobús de 10 viajes, me parece excesivo para que luego esa tarjeta acabe en la basura.

      1. o que hagan tarjetas turísticas con publicidad en una de sus caras y sean las marcas que se publiciten las que asuman los costes. En portugal, yo he usado algunas con publicidad de El Corte Inglés y en Suecia de H&M