BiciMad tendrá un plan de choque para mejorar su uso

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page

BiciMad, el sistema de bicicleta pública de Madrid, cumple un año en funcionamiento envuelto en una crisis sobre su nivel de servicio. La reciente ampliación ha ido acompañada de una alarmante disminución en las bicicletas operativas y las estaciones disponibles, justo cuando el sistema había alcanzado su nivel más alto de usuarios y aceptación ciudadana.

Conscientes del estado deficiente y del cada vez mayor hartazgo del usuario, el A.G. de Medio Ambiente y Movilidad junto a técnicos y asesores municipales, estudiaron la situación la semana pasada con Bonopark. Seguidamente desde ecomovilidad.net fuimos convocados a una reunión junto a colectivos ciclistas y particulares implicados en el seguimiento de BiciMad, como En Bici Por Madrid, BiciBad, Ahora Movilidad o Pedalibre. El Ayuntamiento escuchó el diagnóstico social de la situación actual, presentó las medidas previstas para atajar esos problemas y posteriormente, entre todos se debatió el papel de la bici pública y su necesidad como herramienta de movilidad.

Bicis ancladas en rojo. Foto: zonaretiro.com

Bicis ancladas en rojo. Foto: zonaretiro.com

Madrid: campo de pruebas de BiciMad

En las últimas semanas -sobre todo durante julio- han sido frecuentes los casos de anclajes rotos, fallos de software (que inutilizaban estaciones completas) y las famosas bicis rojas ancladas mecánicamente pero inhabilitadas para su uso. Como resultado, apenas un tercio del parque estaba operativo, muy por debajo de los indicadores que el pliego exigiría a Bonopark, la concesionaria de BiciMad. Los datos obtenidos por el colectivo BiciBad confirman esta percepción del usuario.

La prensa comenzó a hacerse eco de estos fallos, que en un primer momento fueron achacados a un mayor índice de vandalismo. Aparte del habitual vandalismo destructivo, frecuente en elementos de nueva implantación pero con poca incidencia, se sumaba un creciente fraude de uso ejecutado por quienes extraían las bicis sólo por hacerse con una gratis, que después dejan abandonada en su destino. Estas extracciones ilegales -bajas en número pero con elevada incidencia en el servicio- dañan los anclajes hasta hacerlos inutilizables, motivo por el que la colaboración ciudadana declaró la guerra (literalmente) hacia estos grupos.

Sin embargo, el vandalismo -ya sea destructivo o fraudulento- no justifica por sí sólo la degradación del servicio. Desde su puesta en marcha los usuarios han detectado numerosos fallos estructurales, de diseño, de información y de operación propios de un sistema que ha utilizado Madrid como campo de pruebas y desarrollo, contradiciendo las elevadas exigencias del pliego de contratación en materia de solvencia técnica.

Balance de disponibilidad en julio, extraído por @BiciBad

Balance de disponibilidad en julio, extraído por @BiciBad

Batería de soluciones para cada problema

Aclarado el diagnóstico tanto ciudadano como oficial, el Ayuntamiento ha acordado con Bonopark una serie de medidas de inmediata ejecución para lograr el nivel de servicio adecuado. Tras su implantación, se confía en obtener resultados positivos a partir de finales de septiembre, momento en el que el Área de Gobierno se ha comprometido a retomar la reunión con los usuarios para evaluar la efectividad de este plan de choque, consistente en:

  • 1000 bicis nuevas para ampliar la flota, con el fin de reponer las actualmente inoperativas y disponer de un colchón de bicis durante su remodelación.
  • Rediseño de los anclajes: aunque los anclajes han sufrido hasta 6 modificaciones desde su implantación, un equipo de ingeniería está trabajando en un rediseño completo que independice el anclaje mecánico del electrónico/recarga, a fin de evitar las bicis ancladas en rojo.
  • Nuevo GPS integrado que ofrezca una información de carácter continuo en lugar del actual sistema vía GSM, que requiere de una solicitud para conocer la posición.
  • Información a tiempo real vía web mediante la habilitación de la API pública, clausurada a las pocas semanas de la inauguración a pesar de ser un requerimiento del pliego.
  • Nueva estructura de software, para evitar los cuelgues de sistema y simplificar la interfaz con el usuario. Tarea externalizada a la empresa especialista Etra.

Al mismo tiempo, el Ayuntamiento recogió las propuestas y peticiones de los usuarios, en su totalidad enfocadas a solventar problemas de funcionamiento o aumentar la transparencia en la operación del servicio: habilitar el lector sin contacto, instalado pero no operativo; publicar el contrato en la web de transparencia, pues sólo disponemos del pliego; recuperar el funcionamiento de las cámaras CCTV en las bases, o simplificar la usabilidad del tótem, entre otras medidas.

Evolución de usos diarios. Fuente: En Bici Por Madrid

Evolución de usos diarios. Fuente: En Bici Por Madrid

Madrid necesita bici pública

Al margen de los pesimistas datos de explotación, existe completa unanimidad en un hecho indiscutible: los datos de uso. BiciMad sobrepasa con creces las expectativas de usuarios tanto en altas como en viajes diarios, rebasando incluso los ratios de uso/bici de ciudades con sistemas consolidados. Todo ello a pesar de los problemas antes citados para su uso, y al pesimismo externo sobre la viabilidad de la bici en Madrid, una postura cada vez más residual.

Se insistió en el efecto dinamizador de la bici pública y en el papel que ejerce para legitimar la bicicleta como modo de transporte en la ciudad, que ya representa el 1,7% de los desplazamientos. Los datos obtenidos invitan a pensar que un sistema de bici pública a pleno rendimiento tendrá un carácter multiplicador en estos efectos, también para la bicicleta privada.

Todas las quejas y protestas, ya sean de usuarios, de grupos políticos o de medios de comunicación, surgen de la rabia y la impotencia ante la necesidad de funcionamiento del sistema, y no de voces contrarias a la promoción de la bicicleta, tan frecuentes (y dañinas) en otras ciudades. Los cambios propuestos requieren un esfuerzo importante y la credibilidad de la concesión cada vez es menor, pero es un riesgo pequeño frente al coste social que supondría desmantelar un sistema de bici pública con tan elevada demanda. Madrid quiere que BiciMad funcione.

Más artículos sobre la reunión con el Ayuntamiento y la situación de BiciMad:
En Bici Por Madrid Reunión con el Ayuntamiento para curar a BiciMAD
BiciBad Reunión con el Ayuntamiento de Madrid sobre BiciMAD
El Confidencial La concesionaria del alquiler de bicis en Madrid no cubre ni el 50% de lo contratado
El Mundo ‘Queremos una ciudad con menos coches’ Entrevista a Inés Sabanés

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page
Sobre el autor
Ingeniero de Obras Públicas, especialista en movilidad y seguridad vial. Trabaja en el sector ferroviario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 thoughts on “BiciMad tendrá un plan de choque para mejorar su uso

  1. hola
    tack50 en Madrid el uso de las Bicis no es gratis. HAy que pagar des la primera media hora, 50 cents.
    Ciclista urbano de siempre, veo con gusto como se ha ido implantando la Bicimad por el centro de Madrid.
    A pesar de los fallos, veo que tiene exito entre los madrileños, y sobre todo que promueve el uso a personas que pienso que no utilizarían la Bici, o este uso; les pueda convertir en futuros ciclistas urbanos.
    HAy que seguir reuniéndose, e implantando el servicio. Pienso que ha sido bueno para Madrid.
    A pesar de que nunca estuve de acuerdo con el uso de Bicis eléctricas

  2. Pregunta desde el total desconocimiento ¿Está en riesgo la concesión por incumplimiento de los pliegos?

    ¡Muy de acuerdo en que el servicio no tenía que haberse ido a una concesión de una empresa privada! ;-D

  3. La verdad es que leyendo lo que contais en el blog parece que el servicio gratuito de bicis funciona bastante mal en Madrid. Aqui en Las Palmas de Gran Canaria lo han puesto y renovado hace poco y ha sido un exitazo. No se si habrá sacado muchos coches de las carreteras, pero si es cierto que ahora se ven muchisimas más bicis en la calle. De hecho, algunos de mis amigos, que siempre cogían la guagua, ahora cojen la bici para ir a todos lados :).

    Lo mejor es que es gratuito. Sólo hay que sacarse el bonoguagua (1,5€ la tarjeta en sí, luego puedes usarla como monedero para pagar los viajes en Guaguas Municpales a 0,85 € en vez de a 1,4 €, y encima tener derecha a 1 transbordo sin penalización, con la regarga mínima siendo de 8,5€), registrarse en la página web de ByBikeLPA e ir a la estación a que te activen el servicio. A partir de entonces puedes cojer las vicis durante un máximo de 3 horas seguidas.

    El único fallo que le veo es que sólo esta disponible en la ciudad baja, asi que muchos barrios con bastante población y casi todos los centros comerciales se quedan fuera. Estaria bien que lo ampliaran. ¿Que creeis que podría aprender Madrid de Las Palmas (y viceversa)?

    1. ¿Servicio gratuito de bicis? De gratuito nada, cada trayecto de 30′ vale un mínimo de 40 céntimos con bonificación, 50 céntimos sin ella

  4. Adri, hay un punto que me parece conflictivo: me quiere sonar que “recuperar el funcionamiento de las cámaras CCTV en las bases” iba contra la normativa municipal o algo así. En ese caso, ¿comentaron si tenían algún plan? Puede sentar precedente para su uso en otros aspectos.

    Me gustó más lo de las luces inteligentes que nos contó Fer el otro día, que se encendían más fuerte al producirse “movimientos anómalos” en las estaciones.

    1. Hasta donde yo sé, más lo comentado el viernes, es que las cámaras carecían del permiso para su instalación (LOPD 15/1999, e instrucción 1/2006) a pesar de que su gestión estaba externalizada a una empresa especializada, cuyo nombre no recuerdo pero que aparece en la señalización CCTV de los tótem.

      A todos los asistentes nos sorprendió que una empresa especializada careciera de la homologación requerida. Se insistió en la necesidad de habilitar las cámaras como medida disuasoria y sancionadora del vandalismo, y el Ayuntamiento tomó nota como del resto de propuestas.

      Sobre las luces regulables por presencia, quizás podamos contarlo más adelante en el blog como una idea que se sume a las ya propuestas para mejorar el servicio.

      1. Volvemos a lo de siempre: como se elige a un partner privado para prestar el servicio (Bonopark) este se ha de regir por la legislación mercantil en lugar de la administrativa. Así, para ofrecer el servicio de videovigilancia tiene que contratar a su vez a otra empresa que tiene que cumplir las regulaciones de videovigilancia exterior que impone el Ministerio del Interior. Para colmo de males la empresa que eligen (criterio coste, me juego la mano y no la pierdo) resulta que no está dada de alta en el registro del Ministerio del Interior con lo cual las cámaras son ilegales y lo que es peor, la Agencia Española de Protección de Datos y el Ministerio del Interior pueden crugir a Bonopark en cualquier momento por haberlas puesto.

        Lo más curioso de todo es que el propio ayuntamiento es operador autorizado para videovigilancia en exteriores: recientemente acaban de sembrar de cámaras todo el área de preciados-carmen pero claro, el Ayuntamiento sólo puede prestar este servicio en sus propias instalaciones y Bonopark es un tercero respecto al ayuntamiento el cual ha solicitado una serie de ocupaciones viarias para instalar sus estaciones.

        Si la EMT hubiese gestionado el sistema como se planteó al principio probablemente otro gallo nos cantaría con la videovigilancia y, por supuesto, con el servicio en su conjunto