Billete Único de Transporte: por qué votar Sí

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page

Durante el mes de febrero Madrid vivirá la primera votación de propuestas ciudadanas planteadas a través de Decide Madrid. La propuesta que recogió más apoyos está directamente relacionada con una histórica reivindicación para nuestro transporte público: la creación de un billete único de transporte que permita cambiar sin coste.

Todos los mayores de 16 años censados en Madrid están llamados a votar esta y otras propuestas: Madrid 100% sostenible, el proyecto final de Plaza de España, la consulta sobre Gran Vía y, en algunos distritos, preguntas particulares de cada zona. La votación puede hacerse por correo postal hasta el 12 de febrero, y del 13 al 19 en internet o presencialmente en las juntas de distrito.

Qué es un billete intermodal

La propuesta plantea un billete único para el transporte público, de modo que se pueda cubrir cualquier desplazamiento dentro del municipio de Madrid pagando una sola vez. Este billete permitiría transbordar sin coste adicional durante 90 minutos desde el primer uso (90 minutos) ya sea entre metro, bus o cercanías, o entre diferentes líneas de autobús.

El actual MetroBus de 10 viajes, aun siendo un billete unificado, no permite realizar transbordos entre metro y autobus, ni entre líneas de bus. Y tampoco es admitido en Cercanías Renfe.

Qué ventajas aporta la intermodalidad

Para el viajero, disponer de un billete intermodal le permite elegir el recorrido más rápido y eficiente, independientemente de los transportes utilizados. En Madrid, Cercanías permite cubrir distancias largas en menos tiempo, mientras que el bus ofrece más proximidad que otros medios. Con un billete único los viajes serían entre tu origen y destino, aunque no haya una línea directa o el metro esté lejos. El billete intermodal también permite más flexibilidad a la hora de decidir nuestra ruta, al no depender de un transporte en concreto.

Un billete intermodal también simplificaría el sistema de tarifas. Actualmente sólo en Metro existen 17 billetes diferentes. Aquellas personas que no están acostumbradas a ir en transporte público se enfrentan con un sistema de tarifas complejo, poco atractivo y plagado de límites, suplementos e incongruencias. El billete único simplificaría el sistema y atraería a viajeros ocasionales que ahora van en coche, aumentando la demanda y reduciendo el déficit de la red.

Así, la implantación del billete intermodal no sólo beneficia al viajero. Para los planificadores el billete único permitiría diseñar una red de transporte 100% intermodal, reduciendo duplicidades. Los diferentes medios, en vez de competir se complementarían entre sí. Las tarifas intermodales también permiten descongestionar los tramos más cargados de la red de metro (como la línea 6) al derivar parte de los viajeros a otros modos como Cercanías o autobús, reduciendo así los costes de explotación en hora punta.

¿Existe en otros lugares?

Sí. De hecho, el sistema de Madrid es la excepción. La mayoría de grandes ciudades ya permite cambiar entre modos de transporte sin coste.

Comparativa de tarifas en 2010. Ya entonces, Madrid tenía el único billete no integrado de 10 viajes.

El ejemplo más cercano lo tenemos en Barcelona, donde con una T-10 (9,95€) es posible realizar 10 viajes combinando metro, bus, cercanías, FGC, Tram e interurbanos durante hora y cuarto. El sistema de Barcelona abarca todo el área metropolitana, con un esquema zonal similar al de nuestro Abono Transportes. Su implantación incrementó el número de viajeros en un 7% durante el primer año.

Pero, ¿para eso no está el Abono Transportes?

El Abono Transportes es un título intermodal ilimitado vigente desde hace 30 años. El Abono es vital para muchos viajeros, pero está dirigido a un tipo de usuario muy específico que realice más de 40 viajes al mes. Esto abarca sólo a un tercio de la población de Madrid. El resto, quienes no necesitan usar el transporte público todos los días, se ven abocados a usar billetes unimodales sin poder aprovechar las ventajas de una red intermodal.

¿Para qué sirve votar?

Las competencias sobre tarifas del transporte recaen en el Consorcio Regional de Transportes, una entidad creada precísamente para corregir este tipo de desigualdades.

2. El Consorcio realizará en el marco de las competencias definidas […] las siguientes funciones:
c) La elaboración y aprobación de un marco tarifario común que defina los ingresos tarifarios a percibir de los usuarios.

Ley 5/1985 de creación del Consorcio Regional de Transportes Públicos Regulares de la Comunidad de Madrid

Los informes técnicos del Consorcio de Transportes también son bastante claros con la necesidad de un billete único intermodal.

El hecho de tener que comprar varios billetes sucesivos para un solo desplazamiento tiene un efecto disuasorio en el usuario. Además, el pago repetido hace que el viajero sea mucho más consciente del coste del viaje que cuando va en coche, lo que da la sensación subjetiva de que el transporte público es mucho más caro de lo que es en la realidad, y dificulta el uso y la comprensión del mismo.
La integración tarifaria favorece la movilidad y dispone el transporte público como una solución continua. Integrar las tarifas de las diferentes redes de transporte público dentro de una misma área, más que por modo u operador, hace que el uso del transporte público sea más sencillo y más accesible.

La Integración: un desafío para el transporte público. CRTM/UITP 2003

Adicionalmente al proceso de votación, la Asamblea de Madrid ya aprobó una Proposición No de Ley exigiendo la implantación del billete intermodal. Una proposición rechazada por el gobierno regional que la calificó de “ocurrencia”.

Haz clic para acceder a la votación

La decisión de implantar el billete intermodal corresponde al Consejo de Administración del Consorcio, órgano donde el Ayuntamiento tiene representación. Aunque la votación no sea vinculante  sí es una potente herramienta para presionar a la administración y convencer de la necesidad y del apoyo popular del billete intermodal. Por eso es importante tu voto. La integración del sistema tarifario es el paso que le falta a Madrid para entrar en el siglo XXI.

Otros artículos de ecomovilidad.net sobre integración tarifaria:

Qué es un STI y por qué lo necesita Madrid

En busca de un nuevo sistema tarifario para el transporte público

La intermodalidad sigue siendo la asignatura pendiente

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 thoughts on “Billete Único de Transporte: por qué votar Sí

  1. Pues yo SÍ estoy de acuerdo con que se suba el precio del billete una vez haya STI. Yo actualmente para ir al trabajo he de coger bus + metro + tren (puedo ahorrarme el bus si me doy una caminata de 600 metros). Aunque suba un 20% el ahorro de no pagar 3 billetes es tremebundo. El precio de los billetes de 10 viajes, ahora cubre una parte, pongamos un 40%, mientras que el 60% restante va en impuestos. Si se hace un STI debe cubrir exactamente el mismo porcentaje. Si la subida del coste del transporte es del 20%, ese 20% aplicará tanto a la parte autonómica como a la parte del viajero. TODO se incrementará en el mismo porcentaje. Si como dice Adri se eliminan duplicidades y en lugar de un 20% es un 10%, pues ese 10% es el que aplicará de subida. Pero algo subirá.

    Pero vamos, lo que es terriblemente objetivo es que un nuevo billete es más justo. Yo debería pagar por trayecto, no por transbordo. Si encima que no tengo metro en la puerta, si encima que el metro no llega hasta mi trabajo, si encima que me tengo que comer todos los días dos cambios de transporte, si encima de cornudo, apaleado: se me cobran 3 billetes por un único trayecto. Si alguien tiene la suerte de ir de Metro a Metro y se sube ese 10-20%, pues sintiéndolo mucho, con todo el respeto, que se fastidie. Perdona, no tenemos la culpa los que no tenemos un metro en la puerta en todos los sitios a los que vamos (o donde vivimos).

    Eso sin contar trayectos más cómodos, que podrían hacerse con un par de autobuses, y en lugar de eso la gente coge el metro, aunque tenga que dar más vuelta, solo porque el transbordo en la EMT no es gratuito (cosa que nunca he entendido ya que el de Cercanías y metro sí).

    Y compararlo con el abono joven no tiene sentido. El abono joven cubre exactamente lo mismo que antes, ha bajado el precio porque ha aumentado la parte subvencionada con impuestos. Pero aquí no estamos hablando de eso, sino de cobrar más justamente al usuario, de eso va este STI, para la administración debería ser transparente, y para eso unos viajeros pagarán un poquito más y otros nos ahorraremos una burrada, pero será más justo para todos.

    Otro tema es que dentro de 3-6 años, paliado parte del déficit de la CAM, se decida bajar el precio del 10 viajes y subvencionar mayor parte, me parece perfecto. Pero ojo, que si se traslada una medida como esta por parte del ayuntamiento, encima que no es de su competencia, no puedes pedir a la CAM que aumente la subvención. Esto debería ser algo entre los viajeros, los ciudadanos, que somos los que votamos, todos nos ponemos de acuerdo para que el precio sea por trayecto, que es lo justo. Pero asumiendo nosotros el coste. Que es muy fácil jugar con el dinero de otros.

  2. Sería interesante saber cómo modificaría las tarifas este billete intermodal, si no se modificarían las actuales o si afectaría con una subida. Sin cifras, votar a favor o en contra es votar a ciegas.

    1. Es una pregunta legítima y fácil de responder. Según los datos del Consorcio de Transportes, la integración de los viajes multimodales realizados con Metrobús supondría una pérdida de recaudación neta de 2 millones de euros al año. A esta cifra habría que restarle el aumento de recaudación por nuevos viajeros (en Barcelona, un 7% del total) y, en su caso, posibles ahorros en costes de explotación si se eliminan duplicidades en la red.

      Para hacernos una idea, la implantación del Abono Joven “venteX20” ha supuesto unas pérdidas anuales de 100 millones de euros al año, sin que esa bajada haya repercutido en un aumento del resto de tarifas.

  3. Me refería, claro al Metro.
    Además los tramos con escaso uso que se construyeron por electoralismo están siendo ruinosos para el sistema de transporte.
    Por lo que no van a poder implantar el billete integrado por falta de presupuesto.
    Echo de menos cambiar de autobús urbano o interurbano para ir más rápido o más cómodo y sentado cuando usaba el abono.
    Pero si dispones de auto, aunque el trayecto sea bastante más caro y que en algunas ocasiones, fuera de las horas y días punta si no hay graves problemas de estacionamiento adonde te diriges, el auto es más rápido y además te tiene ocupado. Lamentablemente Madrid y casi todas las ciudades apostaron hace décadas, en una grave equivocación por motivos de lucro fiscal y privado por el auto.
    Tener que aprovechar por obligación, el tiempo aumentado en un ambiente no óptimo como los buses, para la lectura es un grave inconveniente.
    Que es de las pocas actividades ligeras que puedes hacer en transporte público, no creo que un cirujano cardíaco se plantee estudiar una nueva técnica quirúrgica en un coche de tren o metro atestado en hora punta.

  4. Este tipo de billete sirve para usuarios ocasionales y también servirá si lo llevan para los desorganizados y poco metódicos que se olvidan de recargar su abono mensual unos días antes y se dan cuenta cuando ya están en el autobús retrasando a todo los demás usuarios buscando dinero.
    La Comunidad de Madrid va a tener un gravísimo problema para sufragar su transporte y no subir la tarifa como prometieron en campaña.
    Primero porque se le están disparando los precios de combustibles y electricidad.
    Pocos usuarios saben que se gasta más electricidad en iluminación, escaleras automáticas y ascensores que en mover los trenes.

  5. Totalmente de acuerdo desde el punto de vista de un usuario ocasional.
    Si se implanta bajarán las ventas de abonos pues los usuarios que no le sacan partido a su abono los fines de semana se pasarán a éste.
    En teoría deberá ser más barato que la suma de dos o tres de los “sencillos” que igualan el recorrido óptimo.
    Andar bien por gusto esta bien Isabel, pero por obligación para ahorrar dinero para no pagar otro billete si tienes escasos ingresos, no está tan bien. Sobre todo, si no tienes tiempo de sobra.

  6. Buenas, vamos por partes:
    1) Estoy de acuerdo 99% con las publicaciones en este foro…excepto ésta. ¿Por qué?
    1.1) El billete único intermodal tiene sus ventajas, de acuerdo, pero no es la panacea universal. No sirve para todos y no estoy tan segura que sea sólo beneficios.
    1.2) Las estadísticas de precios comparados de las grandes ciudades son “verdades a medias”.
    1.2.1) No son comparables las redes de transporte de Málaga, Sevilla, Bilbao… con los cientos de km de líneas de TP Madrid (sumo km de bus+metro+tren)
    1.2.2.) No tienen el mismo sistema de financiación (recordemos los contratos programas de subvención)
    1.2) En efecto está el Abono Transportes para un sector muy concreto de población mayor de 26 años + para todos los menores de esta edad + mayores de 65 años… en total (no me sé la cifra) pero engloba a mucha más población de la que no es “elegida” para tener un Abono.
    1.3) Soy pro-intermodalidad 100% pero la imagen del apartado “qué ventajas aporta la intermodalidad” me ha estremecido y afilado las uñas.
    1.3.1) ¿Cómo que andar menos es una ventaja? Grosso error. Necesitamos una ciudad más saludable y con población más activa físicamente…
    1.3.2) Vale que la comparativa ha quedado muy bien, mucho menos tiempo, más modos de transporte pero… ¿qué recorridos estamos comparando? ¿dónde están los tiempos de espera y transbordo? Por favor, no utilicéis esta imagen, todos sabemos que es engañosa.
    1.4) Una duda…si se integran las tarifas, ¿el precio del billete “sencillo/intermodal” no se va a encarecer…?
    1.4.1) ¿Este billete va a ser una modalidad más o sustitución de los sencillos? (Si esta respuesta es un “sí, es una modalidad más, lo demás sigue igual”, entonces a lo mejor estoy un poco de acuerdo con la medida)
    1.4.2) ¿Va seguir existiendo la posibilidad de comprar billetes sencillos a precio actual?
    1.4.3) ¿Aunque la fórmula tarifaria sea más compleja, no es más adecuada para el usuario cuanta más flexibilidad ofrezca?
    Gracias por dejarme expresar mi opinión. Encantada de seguir la conversación.
    Un saludo.

    1. Cobrar por cada transbordo es tan absurdo como cobrar un peaje a los conductores por cada vez que tuercen en una calle o toman una salida de una carretera en vez de por la distancia que han recorrido. La tarifa del transporte público solo debería de variar en base a la distancia recorrida (aunque para simplificar se suelan utilizar zonas en vez de kilómetros), no en base a los diferentes medios que has de coger para llegar a tu destino. Hacer un trasbordo no es ningún tipo de lujo, sino un mal necesario, ya que la red de transporte público es incapaz de conectar directamente todos los sitios entre si, y si lo hiciese, sería menos eficiente ya que las frecuencias que tendría que ofrecer serían irrisorias.

      Respecto a algunos de tus argumentos:

      “1.2.1) No son comparables las redes de transporte de Málaga, Sevilla, Bilbao… con los cientos de km de líneas de TP Madrid (sumo km de bus+metro+tren)”

      No, no son comparables. Madrid es más grande y tiene más medios de transporte diferentes. Por lo tanto, la necesidad para un billete integrado es aún mayor.

      “1.1) El billete único intermodal tiene sus ventajas, de acuerdo, pero no es la panacea universal. No sirve para todos y no estoy tan segura que sea sólo beneficios.”

      Nadie ha dicho que sea la panacea universal. Y sí, para mucha de la gente con abono quizás no suponga ninguna diferencia, pero ¿Y qué? ¿Acaso la fregona es un mal invento por el mero hecho de que los mancos no pueden usarla?