Los autobuses de Callao cambian de cabecera

Callao

Plaza de Callao antes de la peatonalización (Google Street View)

El proyecto de peatonalización de la plaza de Callao y la calle Preciados acaba de terminar su primera fase. Consistía en reformar las calles Jacometrezo y San Bernardo para trasladar allí los autobuses que ahora mismo paran en las zonas que van a ser peatonales. Esta reforma ha consistido en renovar la calzada y las aceras e instalar nuevas marquesinas.

Por eso, una vez concluida esta reforma, hoy a las 4 de la tarde se cambian definitivamente de ubicación los autobuses que tienen su cabecera en Callao. Las líneas 44 y 133 pasarán a tener su cabecera en la calle San Bernardo, mientras que las líneas 75, 146, 147 y 148 la tendrán en Jacometrezo. Puedes consultar la ubicación en detalle haciendo clic sobre el plano, después del salto.

Plano de ubicación de las paradas de EMT en Callao. Fuente: Ayuntamiento de Madrid

Plano de ubicación de las paradas de EMT en Callao. Fuente: Ayuntamiento de Madrid

Creemos que se trata de una solución muy acertada, y es muy similar a la que se adoptó en la Puerta del Sol al hacerla peatonal: en los autobuses se mantiene el conocido nombre de Callao, porque realmente la cabecera está a muy pocos metros de la plaza, de modo que sigue siendo muy cómodo de acceder, pero se libera espacio en la misma para devolvérselo a los peatones: es la mejor manera de combinar espacios peatonales donde más falta hacen con la comodidad del transporte público en pleno centro de la ciudad. Además, en las nuevas ubicaciones los viajeros podrán esperar más cómodamente y sin tantos agobios por el trasiego de la plaza.

Ahora comienza la segunda fase de la obra, y también la más esperada: la peatonalización de la plaza de Callao y el tramo de la calle Preciados… y en ecomovilidad.net estaremos muy pendientes de todo ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 thoughts on “Los autobuses de Callao cambian de cabecera

  1. Si conocéis Milán, habréis comprobado que los autobuses no entran hasta la plaza de la catedral, sino que se quedan en un espacio equivalente a nuestro «Sevilla». A partir de ahí, hay que caminar unos metros por unas calles peatonales deliciosas. No creo que en Milán siquiera se planteen que por caminar unos metros haya que sacrificar espacio peatonal en su principal plaza para meter cabeceras de autobuses.

    Imaginaos por un momento que el controno comprendido ente Benavente, Oriente, Callao, Sevilla fuera una gran isla peatonal en la que poder olvidarse totalmente de los coches. No se trataría de calles o plazas peatonales aisladas, sino de un espacio enorme por el que Madrid sería reconocido nacional e internacionalmente. ¿Estamos soñando? No necesariamente. Vamos por buen camino y es cuestión de voluntad.

    1. Puedo imaginarme ese escenario mucho más que fácilmente, y de hecho creo que es especialmente necesario peatonalizar el «Rombo» que propone Antonio (con el que coincido plenamente, las grandes mentes piensan igual xD), dejando únicamente un carril bus en el eje Mayor-Carrera de San Jerónimo.
      Me parece especialmente necesario en las zonas comprendidas entre Arenal y Mayor, Sol y Jacinto Benavente y Arenal y Callao. Es deprimente (y extremadamente molesto) verles dar vueltas por ahí en busca de una plaza de aparcamiento sólo por no aparcar a 300 metros y acercarse andando.

  2. Evidentemente no existe una fórmula mágica, sino que cada caso es diferente y por tanto estudiable.

    Una cabecera que pasa de Callao a Jacometrezo no es un cambio radical de ubicación, sino que pasa a estar en una bocacalle de la misma plaza.

    Una cabecera que pasa de Sol a Sevilla, es un recorte en el recorrido: la línea acaba una parada antes, incluso una estación de Metro antes.
    Teniendo en cuenta que Alcalá contará con una «vía de Servicio», me sorprende que no se haya evaluado una calle mixta con una vía para autobuses, vehículos de emergencia y ciclistas. No se puede negar que Sol (Metro y Cercanías) es un foco de atracción de viajes, y sin embargo en este caso hay una merma importante en su intermodalidad.

    1. Estoy de acuerdo en que Sol es un foco de viajeros, pero creo que Sevilla puede absorberlos perfectamente, especialmente con la nueva calle Alcalá con aceras de más del doble de ancho. Lo de que suponga un recorte tampoco creo que sea un problema: se trata de un recorte de 100 metros, y lo de que antes acabasen un poco después es casi anecdótico. Que ello suponga otra estación de metro lo único que demuestra es que están muy juntas.

      Meter los autobuses en Sol no sería gran problema porque, como dices, hay una vía de servicio. El problema está en toda la infraestructura que requieren unas terminales de autobús: diferentes paradas para cada línea, espacio para la regulación… meter todo ello en Sol supondría renunciar a más espacio para el peatón, que en esta plaza nunca ha sobrado (ni va a sobrar después de la peatonalización). Si fuese imprescindible, aún, pero teniendo Sevilla y Canalejas tan cerca y con hueco, no lo veo necesario.

      1. Hombre, a grandes problemas soluciones imaginativas. Sol es un foco de atracción de viajeros, eso es algo evidente, como también era evidente que Sol no era el mejor sitio para tener 5 o 6 dársenas de autobuses como hemos tenido hasta no hace muchos años.

        Si nos vamos a europa en ningún sitio vemos algo parecido a lo que era Sol hasta hace poco: 3 carriles por sentido, 5 o 6 dársenas de autobuses… Por ejemplo, en Bruselas, la Grand Place y sus aledaños son zonas completamente peatonales.

        Un caso más parecido al nuestro, Milán. Pues en Milán la plaza del Duomo cuenta con una pequeña via de 1 carril que atraviesa uno de los lados y no hay autobuses ni tranvias en esa calle, terminan a unos pocos metros en una calle paralela. Y la estación de Duomo es el centro de la red de metro de Milán, el equivalente a nuestro Sol. Es decir, una solución parecida a la nuestra de Sevilla

        Mi opinión es clara, si se peatonaliza se peatonaliza para todo, como se va a hacer en Callao y como se ha hecho en Fuencarral y Arenal. Pero en Sol, aprovechando el carril que se ha dejado, se deberia de estudiar la posibilidad de establecer un circuito neutro para las lineas que acaban en Sevilla. Esto es, que paren en sevilla (donde el M2), sigan a sol, parando en una marquesina nueva junto a la cochinilla, tiren Carrera de San Jeronimo hasta Canalejas y de ahi a Sevilla por un carril bus a contramano en la calle homonima. Para en Sevilla, regula (sin que se tengan que bajar los viajeros) y a la hora que le toque continua a su destino.

        Con esto conseguimos que el viajero que no quiera (o pueda) andar los 200 metros coja el bus en Sol y el que vaya con prisa o quiera pasear suba a Sevilla a la cabecera a ver si hay alguno listo para salir.

  3. Si ciertamente no están tan lejos. Lo malo, es que para las personas mayores, o simplemente, ya con dificultades para moverse, esos «metros» cada vez van costando más. Y como bien dices, el destino final no suele ser la propia Sol o Callao, sino que se suele andar aun más.
    No soy contrario a las peatonalizaciones, pero creo que bien organizado todo es compatible. Por cierto que es una pena, que no vuelvan las antiguas marquesinas a Sol. Sin duda, formaban parte ya de la plaza tanto como el cartel de Tío Pepe.

  4. ¿Qué consideras por «centro»? Porque parece que «centro» es solo la plaza Puerta del Sol. Y tan céntricos son Sevilla o Santo Domingo. La mayor parte de la gente que se bajaba en Sol o Callao no tenían como destino final esas plazas, sino que siempre tendrían que caminar después algo. Pues lo mismo ahora, solo que el camino empieza unos metros más allá.

    Si queremos amplias zonas peatonales, éstan deben estar libres de todo tipo de tráfico, autobuses incluidos. Es la única forma de poder disfrutar de esos lugares sin estar pendientes permanentemente de apartarse por si viene alguien.

    Y no olvidemos que a Callao y a Sol también llegan cuatro líneas de Metro y dos de Cercanías.

  5. Yo no comprendo esta manía de alejar del centro los autobuses. Entiendo las peatonalizaciones, y que se quite espacio a los coches, pero no que cada vez las paradas céntricas estén más alejadas del centro (133, 44)

  6. Soy partidario de que, aunque no estén en el propio lugar que indican, muestren como destino uno conocido. Quizás Callao o Sol sean mucho mejores como puntos de referencia que Santo Domingo o Sevilla, aunque también es cierto que Santo Domingo ya está más alejado de Callao.

    En todo caso, creo que en Sevilla habría que unificar las denominaciones: los autobuses no vana volver a la Puerta del Sol, y no es lógico que acabando en el mismo lugar unos indiquen Sevilla y otros Sol.

  7. Quizás las líneas 44 y 133 podrían cambiar la denominación de su cabecera por «Santo Domingo», ya que es la estación de metro junto a la que van a estar, del mismo modo que las que se quedan en Sevilla deberían cambiar a «Sevilla». Mucho más cómodo para entender e integrar la red que se usen nombres de estaciones de metro para las cabeceras.

    Por lo demás, estoy deseando pasear por Callao, aunque parece que tampoco van a poner arboles que den sobra.

  8. Va a ser una gozada pasear por la zona una vez concluida la peatonalización.

    Por mucho que se quejen los de siempre, ya hasta la cámara de comercio apoya que se continue con las peatonalizaciones porque por fin se han dado cuenta de que convierten zonas deprimidas y agobiantes por el poco espacio disponible en amplias calles para el comercio y el paseo. O sino ahi esta Arenal o sin ir más lejos la nueva Fuencarral.