Sede BBVA en el barrio de Las Tablas

Ciudad BBVA: ¿movilidad sostenible?

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page

A lo largo de este verano cientos de empleados de BBVA han ocupado sus nuevos puestos de trabajo en la recién estrenada sede del BBVA en Madrid. Esta nueva sede, cuyo principal símbolo es el edificio de la Vela acogerá a más de 6.000 personas en la zona norte de la capital. De este modo, el BBVA se une a otras empresas, como Telefónica, el Banco Santander o EADS, que han concentrado a una gran parte de su plantilla (anteriormente diseminada por toda la ciudad) en una sede situada a las afueras de Madrid.

Este hecho, unido a la concentración existente de empresas en el área de Las Tablas, ha sido un factor fundamental que ha inducido problemas en la movilidad  en la zona. A lo largo de este artículo se analizarán las diferentes soluciones que se están llevando a cabo para mejorar esta situación. En primer lugar, se tratará la problemática de concentrar a un elevado número de trabajadores en grandes sedes a las afueras de las ciudades. En segundo lugar, se profundizará en las medidas adoptada en el transporte público y colectivo y, en tercer lugar, las que se centran en el vehículo privado. Finalmente, se comentará la idoneidad de ciertas soluciones y cuáles serían, bajo nuestro punto de vista las que mejor resultado podrían dar.

La concentración de los trabajadores de grandes empresas en una única sede situada a las afueras de grandes ciudades presenta interesantes ventajas a las propias empresas derivadas de las economías de escala, que desembocan en una reducción de costes que justifica, desde su punto de vista, la constricción de la misma y la venta de los edificios en los centros urbanos. Sin embargo, estas decisiones, propias del modelo anglosajón de ciudad que está calando en nuestras ciudades en las últimas décadas, acarrean importantes desequilibrios en la movilidad urbana. Entre estos desequilibrios destacan la necesidad de infraestructuras de transporte que serán infrautilizadas gran parte del tiempo, consumiendo recursos que podrían haberse empleado en otros fines; la necesidad de mayores tiempos de desplazamiento por parte de los trabajadores; o una mayor dependencia del automóvil y la consecuente disminución del uso del transporte público o modos como la bicicleta.

Entrando a analizar las diferentes opciones de transporte público de las que disponen los trabajadores de la Ciudad BBVA, el principal modo de alta ocupación es la estación de Metro de Las Tablas (línea 10), que queda relativamente retirada de la sede del banco, por lo que el viaje suele ser finalizado en metro ligero (ML1), que conecta con los barrios de Las Tablas y Sanchinarro. La línea de la E.M.T. T-61 conecta con la estación de cercanías de Fuencarral, que también da servicio a la sede de Telefónica. Por su parte, el BBVA ha dispuesto un servicio lanzadera de autobuses que conectan puerta a puerta la sede del banco con el intercambiador de Chamartín de uso gratuito para todos los empleados, así como una pasarela sobre la A-1 que permitirá cruzar la autovía de Burgos y así acceder tanto al barrio de Sanchinarro como a los autobuses interurbanos que dan servicio al corredor de la A-1.

Entrada a la estación de Metro de Las Tablas

Entrada a la estación de Metro de Las Tablas

En cuanto al vehículo privado, las 3.000 plazas de aparcamiento están destinadas tanto a cargos directivos como a empleados. Estos últimos deberán compartir cada plaza entre dos, debiendo utilizar cada uno de ellos al menos ocho días al mes la plaza. Asimismo, existen otras áreas de aparcamiento dedicadas a vehículos de alta ocupación, que deben estar ocupados por lo menos por dos personas. De esta forma se persigue aumentar el seguimiento de prácticas como el car sharing.

Como se puede observar, la puesta en funcionamiento de la nueva sede del BBVA, ha venido acompañada de diferentes medidas enmarcadas a mejorar (o tratar de no empeorar) la movilidad en la zona norte de Madrid. Sin embargo, muchas de estas soluciones son insuficientes o claramente mejorables.

Entre las soluciones que se centran en los diferentes modos de transporte público, destaca que el acceso a la sede del BBVA es fundamentalmente a través de metro ligero y de autobuses, quedando los modos de gran capacidad a cierta distancia. Este hecho puede dar lugar a que se desincentive el uso del transporte público entre determinados potenciales usuarios. Para tratar de paliar esta falta, existen diferentes servicios de autobuses lanzadera, tanto prestados por la E.M.T. para dar acceso a la red de Cercanías en Fuencarral, como por parte de la propia empresa para acceder al intercambiador de Chamartín. Como se puede deducir estos servicios, si bien parten de una buena idea, son claramente insuficientes por diversos motivos. En primer lugar, la línea T-61 de la E.M.T. realiza un largo recorrido hasta llegar a Fuencarral, lo que la hace poco atractiva como servicio lanzadera. Tal y como se puede observar en el esquema de línea, gran parte de este problema se resolvería con una reordenación de la misma gracias a una pasarela sobre las vías del ferrocarril. En cuanto al servicio hasta Chamartín, éste jugaría un papel más importante si se complementara con otro que llegara hasta Plaza de Castilla, principal nudo de comunicaciones del norte de la ciudad. Entre otras medidas más transgresoras que se pueden introducir destacan dotar de préstamos de bicicleta pública para la última milla (lo que debe venir acompañada de la pasarela anteriormente señalada en la estación de Fuencarral); así como la introducción de políticas de fomento del teletrabajo para reducir la movilidad obligada.

Recorrido de la línea T-61

Recorrido de la línea T-61 operada por la E.M.T. de madrid

En lo referente al automóvil, la existencia de una plaza por cada dos empleados hace que la apuesta por la movilidad en vehículo privada sea notoria, lo que afectará muy negativamente a la ya congestionada A-1. Sin embargo, sí es preciso remarcar positivamente las medidas, tímidas en principio, dedicadas a la promoción del car sharing. También es necesario resaltar de nuevo la ausencia de la bicicleta en un área en la que tendría un potencial interesante, debido a que es una zona de reciente desarrollo con vecinos, en general, jóvenes.

De esta forma queda patente el hecho de que la zona norte de Madrid tiene todavía mucho trabajo por delante para mejorar sus condiciones de movilidad y sus soluciones no pasan por la construcción de nuevas radiales que den lugar a un mayor uso del automóvil, sino que pasa por hacer más atractivo y eficiente el transporte público. Asimismo, no hay que olvidar que colindante a esta zona se encuentra uno de los mayores desarrollos urbanos de la ciudad (Operación Charmartín), por lo que puede ser una oportunidad para la generación de tejido urbano y una red de transporte público que descongestione la zona.

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 thoughts on “Ciudad BBVA: ¿movilidad sostenible?

  1. En primer lugar, enhorabuena al autor por el artículo. Me ha gustado mucho.

    Como empleado de la Ciudad, me gustaría añadir los siguientes puntos:

    -La Ciudad cuenta con aparcamiento para 400 bicicletas, vestuarios y duchas.
    -La lanzadera desde Chamartín tarda a la ida unos 30 minutos (condiciones normales de atasco), y a la vuelta 15´.
    -Desde Chamartín en Metro hasta María Tudor (Corte Inglés) y de ahí andando a la Ciudad, son menos de 30 minutos (tiempo óptimo: 20´).

    Puntos que veo necesarios:
    -Carril Bus-VAO en la A1, y por consiguiente mayor promoción de los autobuses interurbanos desde Plaza Castilla.
    -Mayores frecuencias de Cercanías desde Fuente de la Mora hacia el centro en horas punta (ida y retorno).
    -Operación Chamartín = descongestión del nudo de Manoteras, mejor comunicación con Cercanías (Fuencarral y nueva estación), más alternativas de movilidad más allá que la A1 (se podría también acceder al centro y otras conexiones por la prolongación de la Castellana).
    -Cambio de tren en Tres Olivos: En el futuro, con la Operación Chamartín y la reordenación de las líneas de metro, este cambio desaparece, lo que permitirá agilizar el acercamiento al centro.
    -Mayor impulso del Teletrabajo. En BBVA existe la entrada flexible, de 7:00 a 10:00, y las herramientas y medios para hacer Teletrabajo, pero mi opinión personal es que falta una mayor conciencia y apoyo.
    -Cambio cultural: en la flexibilidad laboral, en la combinación de medios de transporte (metro+bici, cercanías + ML, metro+interurbano), o en materia del Teletrabajo.
    -Subvención del abono transporte por parte de la empresa como medida social y ecológica (y por ejemplo, estableciendo la regla de que aquel que tenga subvencionado el abono, no tiene derecho a plaza de garaje).
    -Y esto último, no sé si es posible, pero junto la Rotonda de Repsol pasa el ML1 bajo tierra. Una parada a 100-150m de la Ciudad sería fantástico.

  2. Buenos días, como siempre se nos olvida que el menor gasto en tiempo, energía y dinero es ir andando al trabajo, y a una escala de 15min andando/5-10min bici, no hacen falta ni coches, ni metros, ni grandes infraestructuras.

    En el caso de las tablas y sanchinarro, podría haber sido una excusa perfecta para llenar esos barrios de viviendas de trabajadores de telefónica y BBVA. (25.000 personas y sus familias) Habrían surgido proyectos urbanísticos más interesantes y ecobarrios asociados a la sede central. Y sobre todo habríamos hecho ciudad donde ahora sólo es un barrio dormitorio.

    Lamentablemente, sin planificación y dejando a las constructoras sin control público, hemos conseguido unos barrios absurdos en su trazado y caros de gestionar, unos polígonos de viviendas cruzados por castellanas de medio pelo y segregados por autopistas del resto de la ciudad y donde para ir al pan te vas al Mall (Corte Inglés) en coche.

    En Distrito C existe el “Madrid Arena”, playa de aparcamiento informal detrás del edificio, con una parada de metro infrautilizada, normal, puesto que a 45min desde plaza castilla o 1,5h desde Embajadores, de tontos sería usar el transporte público.

    O asociamos vivienda y lugar de trabajo, antes, durante y después de la construcción de estas sedes, planificando viviendas el alquiler, o seguiremos llenando y colapsando las autopistas y copiando el modelo holandés o americano de todo para el coche y mi familia para el fin de semana (o ni eso).

  3. Yo como ex-trabajador del BBVA de Las Tablas (ahora trabajo en Algete y también sufro las consecuencias en forma de atascos en la A-1) me di cuenta de que no solo el metro, todos los transportes públicos en Las Tablas son absurdos. El 176 tiene un recorrido horroroso, y el 172 aún más (por no hablar de las vueltas y vueltas que da en Sanchinarro también, creo que el 80% de Sanchinarro o Las Tablas debe tener una parada del 172 en la acera de su casa) y el T61 no es alternativa, porque salvo a primera hora de la mañana, las frecuencias son lamentables. Creo que sería interesante desdoblar ambas líneas de la EMT al igual que están en Sanchinarro (donde tienen el 173 y el 174 en vez de uno que de mil vueltas para atender a todo el mundo) para dar servicio a distintas zonas del barrio de forma rápida.

  4. En este articulo se olvida algo muy importante, citar los todos autobuses interurbanos con excelentes frecuencias (151 152C 153 154C 155 156 157 159 161 171 181 182 183 184 185), que son la mejor opcion para ir o volver pues en apenas 10 (o menos) min te llevan de Plaza Castilla al BBVA.
    Construyeron un nuevo puente que va a a la parada y en sentido Madrid se ha creado una nueva parada para atender al BBVA.

  5. Olvidas los miles de vecinos que vivimos en Las Tablas y que carecemos de medio de transporte. Un autobús que lleva hasta Plaza Castilla y que supone más de media hora de tiempo. O andar 15 0 20 minutos hasta el metro, hacer el transbordo…más de media hora en alcanzar Plaza Castilla… Por favor no te olvides de la gente cuyo barrio es Las Tablas, que pagan impuestos y a cambio reciben muy poco. No sólo existen las empresas. A 300 m de mi casa hay una estupenda estación de Renfe, Fuencarral, está hecha pero no se usa Pq son 20 minutos andando.

  6. Olvidas los miles de vecinos que vivimos en Las Tablas y que carecemos de medio de transporte. Un autobús que lleva hasta Plaza Castilla y que supone más de media hora de tiempo. O andar 15 0 20 minutos hasta el metro, hacer el transbordo…más de media hora en alcanzar Plaza Castilla… Por favor no te olvides de la gente cuyo barrio es Las Tablas, que pagan impuestos y a cambio reciben muy poco. No sólo existen las empresas. A 300 m de mi casa hay una estupenda estación de Renfe, Fuencarral, está hecha pero no se usa Pq son 20 minutos andandO…

  7. Lo del BBVA en las Tablas es un despropósito. Lo sufren los empleados y los vecinos, donde la gente va en coche por varias razones:
    No es viable ir en tren o metro, lo que antes eran 30 minutos ahora se han convertido en 60 para ir a tu puesto de trabajo. Y si vas en coche tienes que rotar en el parking de la Vela o en el ECI (donde han alquilado plazas), y tardas 60 minutos en llegar a tu casa de lo que se monta en la glorieta de Caser. Los jefazos del BBVA ya han dicho que mantiene su despacho de Azca y que de allí no salen (como se come eso).

    Lo peor, quien del ayuntamiento les dejo montar eso en una zona tan saturada. Sigo sin entender porque no promueven que las empresas vayan al oeste o sur de Madrid. Villaverde, Vallecas o Carabanchel esta manos saturada igual o mejor comunicado que las Tablas (eso sí… Suena peor, y ya sabemos que es lo que vende.

    1. Como vecino de Vallecas aplaudo tu propuesta de trasladar grandes empresas a los barrios de la ciudad. Literalmente al lado de mi casa se ha construido un edificio de oficinas que en un principio estaba destinado a ser la central de la Agencia EFE, algo que finalmente no se produjo porque se opusieron los trabajadores (y todos sabemos por qué…). El resultado: un complejo terminado desde hace algunos años y abandonado a su suerte.

      Desde luego, con ese plan es imposible que por lo menos las empresas más grandes vengan a nuestros distritos. En el Ensanche de Vallecas hay varios edificios donde se han instalado empresas como Ortiz o Securitas, pero creo que no son centralitas. Definitivamente se tiene que fomentar más que estos barrios YA NO son lo que eran.

  8. Lo increible es que aún en el corredor de la A1 no exista un carril exclusivo para autobuses y que además para hacer uso de los autobuses rápidos desde plaza Castilla, y que además para utilizarlos haya que usar un B1 o un bonobús A-B1.

    Para mi el problema no es el BBVA, el problema es tener una red de Metro absurda en aquella zona ( ML1 y línea 10b) y que nuestras administraciones en vez de preocuparse en dotar de medios eficientes de movilidad sostenible a los nuevos desarrollos con algo tan sencillo como un carril exclusivo de para autobuses desde plaza Castilla o Chamartín hacia Alco y Sanse con infraestructura para efectuar paradas intermedias , hacer una red de Metro decente o integrar el sistema de tarfias, han estado más preocupadas de hacer Metro hasta las antípodas y de tener más km y km de AVE en lugar de dotar de accesos exclusivos para autobuses a las autopistas o crear una red de Cercanías que permeabilice más las grandes ciudades, como por ejemplo con algo tan sencillo com un acceso por debajo de las vías al barrio de las Tablas.

    Saludos

  9. No sé hasta qué punto las empresas asumen realmente la responsabilidad social que tienen con este tipo de operaciones, que generan una repercusión brutal en el ecosistema urbano. Creo coincidir con Samir: la Administración debería ser mucho más severa a la hora de autorizar las deslocalizaciones y obligarles a hacerse cargo de buena parte de la subvención de transporte público. Por otro lado, me pregunto hasta qué punto es bueno que los complejos los construyan con tantas plazas de aparcamiento.

    En cuanto al caso particular de BBVA y Las Tablas, yo trabajo por la zona y es una verdadera aventura diaria llegar, elijas el modo que elijas. La lanzadera gratuita ayuda, desde luego, pero pierde efectividad en el momento en el que desde Chamartín puedes superar fácilmente los 40 minutos de desplazamiento debido a la saturación del tráfico. Yo actualmente estoy combinando bicicleta con tren (en mi caso desde Las Rozas hasta Ramón y Cajal y, de allí, a Las Tablas). Estoy harta de decir que la solución para Las Tablas es seguir trabajando en el acondicionamiento para bici. Creo que no sería complicado comunicar vía carril bici el barrio con Chamartín y Plaza de Castilla. Hay otras medidas útiles y aparentemente baratas, también para peatones, como habilitar el túnel sur, que dejaría Ramón y Cajal y, sobre todo Fuencarral, a tiro de piedra. Actualmente es un vertedero infecto.

    A veces pienso que Las Tablas es una bomba de relojería a punto de estallar. Espero que empiecen pronto a poner soluciones efectivas.

    1. http://elrincondelastablas.blogspot.com.es/2014/03/mejora-vial-en-las-tablas-madrid.html

      Tunel Sur entre Las Tablas y Fuencarral (Abandonado: pavimento en mal estado y sin iluminación)
      https://youtu.be/vvsM4vUxD9s
      Vista desde Fuencarral http://binged.it/1ELCuc0
      Vista desde Las Tablas http://binged.it/1bUqSuQ

      Tunel Norte entre Fuencarral y Las Tablas (Carril Bici con luz)
      https://youtu.be/eG0MBCPMAUw
      Vista desde Fuencarral http://binged.it/1Hl3AfY
      Vista desde Las Tablas http://binged.it/1Kau6tf

  10. Otra deslocalización de una gran empresa a las quimbambas, con los consiguientes réditos por vender los inmuebles que estaban más céntricos. No lo aplaudo. Nos hemos gastado un disparate de dinero en una red de transportes concebida para desplazar grandes masas de población de la periferia al centro y viceversa. Y todo se está yendo al garete gracias a estas empresas. ¿A qué modelo de ciudad nos está abocando con este proceso? Una ciudad que va perdiendo uno de sus contenidos, en este caso, oficinas de grandes empresas, gana en disfuncionalidad.
    Y sí, no será la última. La siguiente en mi lista es la Ciudad de la Justicia, que tiene más delito, porque no es una iniciativa privada. Es pública.

  11. El que estas grandes empresas sitúen sus enormes sedes en las afueras de la ciudad les proporciona economías de escala interesantes. En estos lugares, donde la ciudad todavía no está consolidada, y como consecuencia de ello la oferta de transporte público colectivo es reducida, es cuestionable el que la empresa no deba internalizar los costes de movilidad al trabajo de sus trabajadores. ¿Por qué se debe sufragar por todos la prolongación y explotación de una línea de metro o la explotación de una línea de autobuses (que tendrán déficit por el número de viajeros y por el desequilibrio tarifario) que va a atender mayoritariamente a los trabajadores de una empresa? ¿No debe contribuir la empresa a su financiación internalizando los costes de movilidad de sus trabajadores?
    Los servicios de lanzadera (verdaderas lanzaderas) del centro de trabajo a los nodos importantes del sistema de transporte público y las rutas de transporte regular de trabajadores (domicilio-centro de trabajo y a la inversa), ambos financiados por las empresas, se presentan como parte importante de la solución de los problemas de movilidad al trabajo que estas situaciones producen.

    1. Yo creo que desde las Administraciones Públicas habría que regular de forma no digo 100% estricta (siempre hay excepciones) pero sí menos flexible los permisos para este tipo de deslocalizaciones y, en caso de autorizarse, ligar el desarrollo territorial a la accesibilidad del transporte público de una forma incondicional. En este sentido, en los Países Bajos, como tienen poco suelo y lo tratan como un bien preciado, desarrollaron hace años la “ABC location policy” (https://fenix.tecnico.ulisboa.pt/downloadFile/3779572236303/abc.pdf). No es perfecta, pero es un primer paso para avanzar en una planificación si no más sostenible, sí un poco menos insostenible.

  12. Las bicicletas tienen potencial interesante porque las usa gente joven o porque la distancia entre la sede y la estación de Fuencarral hace el transporte en bicicleta muy eficiente?
    Es increíble que la estación de Fuencarral no tenga un buen parking de bicis, con algo de vigilancia para que las bicis puedan dormir ahí y espacio suficiente para un mínimo de 300 bicicletas para empezar.