Crean un mapa colaborativo de aparcamientos de bicis en Madrid

Este que ves aquí arriba es un fragmento de un mapa que ha comenzado a realizar el blog Un cuarto de ambiente. Se trata de plasmar en él todos los aparcamientos públicos de bicicletas, de modo que desde el móvil podamos consultar cuál está más cerca de nosotros.

La iniciativa ha surgido a partir de la nueva Ordenanza de Movilidad, que obliga a aparcar las bicicletas en ellos salvo que por la zona no existan; y la nula usabilidad de la web del Ayuntamiento en la que debería aparecer el listado.

El plano es colaborativo, de modo que entre todos podemos ir añadiendo los aparcamientos públicos de bicicletas para contar con una información más completa. ¿Te animas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 thoughts on “Crean un mapa colaborativo de aparcamientos de bicis en Madrid

  1. Esperemos que despues de la presentación de alegaciones, esta injusticia sea superada, y las Bicis puedan aparcar también en las aceras, utilizando el mobiliario para su anclaje. Cuando no existan en las cercanias AparcaBicis.
    Aunque estos AparcaBicis sean en algunas ocasiones facilmente desmontables. Vaya una mierda que montan, casi peor que el control de calidad de las obras de este Ayuntamiento.
    Sin justificar que se de peor trato a la Bici, contra la moto, que nos esta contaminando.
    Pues digamos que nos enchufan un chorro de su humo a la Boca. Tanto a ciclistas como a todos los peatones, y peatones; somos Todos.

  2. A ver si lo entiendo: a las motos, que ocupan mucho más espacio que una bici, se les permite usar la acera para aparcar, robando a los peatones un espacio considerable que les correspone, y una bici, que no ocupa más que un poste de señal, tiene que buscar expresamente sus anclajes. ¿Es así?

    1. La nueva normativa, en el art. 62, menciona normas «para vehículos de dos ruedas».
      Se entiende que las nuevas normas son aplicables a bicicletas y motocicletas por igual, excepto en los casos de aparcabicis y aparcamotos, donde cada uno debe usar «los suyos».