Cuestión de prioridades

DSC_6629

A veces el urbanismo es cuestión de prioridades. Como por ejemplo, esta calle de Tribunal, que nos demuestra que aunque no haya sitio para que una persona en silla de ruedas o simplemente dos personas juntas puedan transitar por la banda peatonal, eso no significa que no pueda encontrarse un hueco para aparcamiento de coches. Cuestión de prioridades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 thoughts on “Cuestión de prioridades

  1. Si no existen garajes y no hay espacio en la calle para aparcar el coche pues lo que hay que hacer es prohibir el aparcamiento en la calle y que los propietarios de los vehículos los aparquen en otro sitio aunque tengan que caminar varias calles para llegar al mismo. El espacio en la ciudad es un bien limitado y más en un barrio así, el derecho a tener un coche privado y aparcarlo delante de la puerta de casa no debería imponerse sobre el derecho de los demás vecinos y peatones a usar la vía pública. Si uno tiene un coche y a la vez vive en este barrio debería darse cuenta de que no puede tenerlo todo como a él le gustaría y debería sacrificar parte de su comodidad.

  2. El problema de esas calles es que no existen garajes y dudo que sea sencillo y viable construirlos, así que son un mal necesario. Lo único reducirlo para que sólo puedan acceder y aparcar residentes quitando los bolardos y que por la reducción de trafico al estar todo al mismo nivel pueda transitar la gente también por la calzada como lo hace hoy en día

  3. Totalmente de acuerdo. Transitar a pie por esas calles es un pelín engorroso, siempre con cuidado de no dejarte la rodilla en un bolardo.
    Por eso me indigna un poco que haya tanta interés por peatonalizar calles principales (Montera, Fuencarral) o incluso se sueña con avenidas (¿Gran Vía?), cuando lo que pide a gritos esta transformación son toda la maraña de callejas del centro.