El Ayuntamiento soterrará las cocheras de Metro de Cuatro Caminos

Finaliza la tramitación administrativa del proyecto de soterramiento de las cocheras del metro de Cuatro Caminos, situadas en las proximidades de la Avenida de la Reina Victoria. Sobre las mismas se levantará un gran parque urbano que permita conectar Cuatro Caminos con el parque de Santander y nuevos edificios de viviendas y dotacionales

Lo que a priori es un paso positivo se convierte en algo no tan positivo cuando bajamos al nivel de detalle. Resulta evidente que las cocheras representan un problema en la permeabilidad urbana en esta zona, con varios viales que finalizan en un callejón, y que suponen un problema de degradación del entorno urbano con instalaciones poco salubres como una subestación eléctrica de tracción situada pared con pared con el patio de un colegio, pero lo que no resulta positivo es fiar todo esto a la financiación a través de los 12.000 metros cuadrados de residencial generado.

En una zona tan colmatada como esta, falta de zonas verdes desde la conversión en campo de golf del parque a situarse encima del depósito del Canal de Isabel II contiguo a la cochera, probablemente la mejor solución hubiese sido ordenar la parcela entre Esquilache y Marqués de Lerma como zona verde, eliminando el residencial a situar en esta última calle, y usando el residencial generado en la parte sur de la parcela como vivienda pública.

¿Es una inversión necesaria?

Como tantas otras cosas planteadas últimamente la necesidad de la inversión es cuanto mínimo cuestionable. Según la ordenación prevista la cochera daría servicio a la línea 1 (por el túnel de enlace actual), a la línea 2 (por un nuevo túnel de enlace bajo Bravo Murillo) y a la futura línea 3 para la cual se previó espacio en la obra de soterramiento del paso elevado de la plaza de Cuatro Caminos.

 

Tres líneas… para 16 vías de estacionamiento: 8 para la línea 2 y otras 8 a compartir entre las líneas 1 y 3. A todas luces una capacidad escasa para la inversión a realizar que, por la naturaleza de la construcción (un cajón entre pantallas de 230 metros de largo por 30 de ancho y 15 de profundidad), podemos situar en el entorno de los 40 millones de euros. Frente a esto, con una inversión similar sería posible construir el depósito de Las Rosas destinado a cubrir las necesidades de la línea 2 de manera óptima frente a la solución actual que implica que el mantenimiento de estos trenes se realice en las cocheras de la línea 5 situadas en Canillejas.

Como vemos, el soterramiento de estas cocheras parece una inversión difícilmente justificable si estudiamos su relación coste-beneficio. A esto hay que añadir la pérdida de patrimonio histórico que supondría el derribo de estas cocheras, necesario para su soterramiento. Más de 90 años después de su inauguración aún se conservan las cocheras originales diseñadas por Otamendi y Mendoza, cocheras que serán víctimas de la piqueta (al igual que lo fue recientemente la Casa Tuduri) en caso de soterrar la cochera algo que supondrían una pérdida de patrimonio industrial intolerable.

Por ello nuestra propuesta es replantear completamente el ordenamiento previsto, generando un gran parque público con las cocheras originales en el centro, reconvertidas en museo del metro aprovechando el túnel de enlace que las conectan con la línea 1.

Sobre el autor
Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración. Máster en Gobierno y Gestión Pública con especialización en políticas públicas de transporte y movilidad. Actualmente cursa estudios de doctorado con tesis sobre la Red Transeuropea de Ferrocarriles de Alta Velocidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 thoughts on “El Ayuntamiento soterrará las cocheras de Metro de Cuatro Caminos

  1. Muy bien todo lo que dices pero partes de un planteamiento erróneo. Los 40 millones que cuesta el soterramiento lo va a pagar la cooperativa que va a construir, y otros 41 millones para metro como pago del terreno.

    Si no hay casas no hay nada. Bueno si, muros de ladrillo y callejones.

  2. Estimados amigos,
    Desde Sametrahm os invitamos a hechar un vistazo a nuestra web y a las actividades que desde la asociación, llevamos acabo para ver convertidas las Cocheras de Reina Victoria(1918-24)en el Museo del Metro y los Tranvías Históricos de Madrid.(visible en el siguiente link).

    http://sametrahm.com/MUSEO.pdf

    Saludos

  3. No creo que la capacidad de las cocheras, con 16 vías, sea tan limitada. Actualmente la única línea con problemas de estacionamiento es la línea 2, porque sus trenes no pueden acceder al depósito a causa del trazado del túnel. De la línea 1 apenas estacionas trenes, ya que cuenta con las instalaciones de Hortaleza, Plaza de Castilla, Valdecarroa y Miguel Hernandez. Y la línea 3 cuenta con las instalaciones de Villaverde, además de las vías de apartadero de Moncloa. Así pues las líneas que realmente se benefiarian serían la 2 y 3 que no tendrían que dejar trenes en el túnel por la noche. Por otra parte, el mantenimiento de los trenes de línea 2, si no se hace ya en Ventas, poco le falta. Las antiguas instalaciones fueron derribadas totalmente, y en su lugar se construyó un nuevo depósito para realizar precisamente dichas tareas en lugar de Canillejas.

  4. Desgraciadamente no creo que la prolongación de la línea 3 (que teóricamente debería continuar hasta Concha Espina) esté supeditada a que el metro venda las joyas de la abuela, perdón, sus inmuebles de la almendra central.

  5. Lo que no me cuadra , es que en su día se dijo que los edificios más representativos de las cocheras de Cuatro Caminos , es decir los originales de 1.919( idoneo para la creación de un museo del metro) , se iban a mantener integrados en el parque futuro y se iban a derribar los de menos valor arquitectónico y artístico .
    Si se mantienen esas condiciones iniciales , me parece un buen proyecto , que elimina una barrera urbanística en pleno distrito de Chamberi. Y si de paso , se le da un pequeño empujón a la ampliación de la línea 3 , al menos hasta Cuatro Caminos , mejor que mejor , obra muy útil para el mallado de la red.

  6. Monto en cólera cada vez que veo que se tira un edificio antiguo para hacer en su lugar una aséptica mierdecilla moderna.

    Recuerdo que en Londres, de cara a las olimpiadas, tiraron un viaducto para trenes que recorría el East End para construir en su lugar uno nuevo por el que iba a discurrir la extensión del Overground. Y en una ciudad tan amante de lo viejo, por la que puedes pasear imaginando que sigues estando en el siglo XIX, el ayuntamiento no pudo menos que poner carteles de disculpa alrededor de toda la obra, disculpándose por tener que tirar la estructura de ladrillo victoriana, pero que no podría soportar su nuevo uso.

    Y así, con ese modo de pensar, es como haces que tu ciudad sea la más visitada del mundo. Y también al estilo anglosajón, me gustaría comenzar un movimiento crítico con este tipo de cosas, que podría empezar por proteger las cocheras. Si hace falta, me encadeno a su puerta, vale ya, hombre.

  7. Ese futuro parque sobre las cocheras acabará siendo siemplemente una superficie de cesped que se agostará cuatro meses al año, salpicado por un puñado de raquiticos arbolitos que habrá que reemplazar como cada dos años, y unos cuantos mamotretos de cemento, para accesos, ventilación, etc.
    Ni de lejos tan idílico como lo que se muestra en los proyectos.
    Es que cuando se soterra una infraestructura, no se pueden esperar milagros encima.

    Toda esta actuación es de naturaleza especulativa. Especulación inmobiliaria de metro.