Ocho ideas para ahorrar dinero en el transporte público

Aunque está demostrado que el transporte público es una de las formas más económicas para moverse por la ciudad, en época de crisis todos vigilamos al máximo nuestros gastos. Por eso en el artículo de hoy queremos ofrecerte algunas ideas para ahorrar dinero en tus trayectos, siempre, por supuesto, de manera legal. Hay muchas razones para no colarse.

Matemáticas, matemáticas, matemáticas

No tengas miedo a hacer cálculos si esto supone ahorrarte unos euros. Simplemente piensa en cuántos viajes haces al mes (recuerda que en nuestro sistema no integrado, si coges un autobús y el metro para ir al trabajo, contaría como dos viajes) y averigua si te compensa un abono transporte o viajar con billetes de 10 viajes.

Por ejemplo, el Metrobús cuesta 9,30 euros, es decir, 93 céntimos cada viaje. Si el abono mensual está a 47,60 euros, comprobaremos que si hacemos más de 51 viajes en un mes nos sale rentable.

Lamentablemente, nuestro sistema no integrado también tiene el fallo de que el Metrobús no es válido en Cercanías, así que si utilizas este medio combinado con otros, es muy probable que necesites abono transporte.

Amplía tu abono en cercanías

Si por un día tienes que viajar en cercanías más allá de donde te permite tu abono, no hace falta que pagues el billete sencillo completo. En taquillas puedes pedir que te lo amplíen hasta tu destino, ahorrándote bastante dinero.

Comprueba si tienes derecho a un abono para colectivos especiales

Desde hace unos años, algunos colectivos que la Administración estima que necesitan especial protección tienen derecho a abonos transporte más baratos. Jóvenes (hasta 23 años), mayores de 65, personas con discapacidad, familias numerosas, pensionistas, dependientes… pueden solicitar un Abono Joven, Abono Tercera Edad, Tarjeta Azul o diferentes descuentos de hasta el 50% e incluso precios simbólicos. Pide información de estos abonos en la web del Consorcio.

Compra el abono de la zona que necesitas cada mes

No todos los meses nuestras necesidades son las mismas. Puede que algunos meses necesites moverte por toda la comunidad y en otros apenas salgas de tu ciudad. Por eso es una buena idea tener dos tarjetas de abono transportes de diferentes zonas y cada mes comprar el cupón de la que más te convenga.

El billete sencillo nunca compensa

Los billetes de 10 viajes son la mejor opción para ahorrar dinero si tu uso no es muy intensivo. Por ejemplo, si vives en Getafe y de vez en cuando viajas a Madrid, es buena idea que tengas un Metrobús en tu cartera para moverte por allí sin pagar billetes sencillos cada vez. O si eres de Madrid y algunas veces viajas por MetroSur. Cuantos menos billetes sencillos compres, más ahorrarás. Y lo bueno de los de 10 viajes es que te duran todo el año, así que con hacer un solo viaje al mes ya te sale rentable.

Sólo hay una excepción: el bonotrén de Cercanías caduca a los 30 días, por lo que si no lo vas a gastar en ese plazo, no es una buena opción.

Si usas el transporte público todo el año, opta por el Abono Anual

Si compras todos los meses el abono transportes y siempre de la misma zona, el Abono Anual es para ti. Su precio es el mismo que el del abono mensual pero te regalan un mes, de modo que te saldrá rentable aunque te vayas 15 días de vacaciones.

El problema de este abono es que hay que pagarlo por adelantado y de golpe, y que algunas de sus normas resultan algo abusivas. En todo caso, puede ser una buena idea.

Si no eres de Madrid, prueba el abono interzonal

Incluso si no vives en Madrid y no viajas mucho a esta ciudad, puede ser rentable optar por un abono interzonal, es decir, los que te permiten viajar por dos zonas sin que incluyan la zona A (por ejemplo, B1-B2, B2-B3…). Son mucho más económicos y si no sales mucho de tu ciudad, la mejor opción.

¿Has comprado el cupón y tienes que cambiar de zona?

Es una situación poco común pero puede suceder: compras tu cupón del abono con antelación y te surge un imprevisto que te obliga a viajar por una zona superior durante todo el mes. ¿Qué haces? ¿tiras de billetes de 10 viajes sin poder utilizar tu cupón?

Hay una manera más sencilla que te ahorrará dinero: sólo tienes que acudir con tu abono transportes a la sede del Consorcio (en la Plaza Diego de Ordás, metro Ríos Rosas) y canjear el cupón por uno de una zona superior pagando la diferencia. Eso sí, deberás tener la tarjeta de la zona que quieres obtener (te la hacen al momento en cualquier estanco).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 thoughts on “Ocho ideas para ahorrar dinero en el transporte público

  1. Hola, puedo cargar en mi tarjeta de Renfe no personalizada un billete de ida y vuelta?por ejemplo:lo cargo hoy lunes para utilizarlo miércoles.

  2. Hola alguien sabe si es posible cargar el abono B2 (la nueva tarjeta magnética sin contacto) solo x 15dias, en ves de 30 como venia haciendo hasta ahora, es q solo voy a usarlo 15dias el mes q viene

  3. ¿Es posible tener dos abonos mensuales? Es que tengo la tarjeta sin contacto zona A, pero necesito el B1 y todavía no es posible en la tarjeta sin contacto.

    1. Hola Isma

      Puedes tener tantos abonos mensuales como zonas necesites. No hay ningún problema en que tengas la TTP para zona A, y el abono magnético para la B1.

      1. Muchísimas gracias por la respuesta, necesitaba saberlo puesto que algunos meses necesito moverme por la zona B1 y los billetes de 10 viajes y demás no rentan, además que no sabía si habría problema.

  4. Bueno el artículo, aunque lo leí en su día, ahora que lo vuelvo leer, echo algo en falta.
    No se ha comentado nada de los bonos de 10 viajes de buses interurbanos, que resulta más económico usar -al igual que metrobus-, aunque se usen sólo de vez en cuando.

  5. Si a estas alturas del siglo 21 ya podría Madrid tramitar en el acto los abonos de familia numerosa o por discapacidad, ya que al esperar 15 días hay que comprar en caso de necesidad por trabajo el abono rojo normal , no pienso que sea un negocio , pero las cosas podrían funcionar mejor.

  6. Hablando de que los abonos se hacen en el momento 8lso de adulto rojos, como ya se ha aclarado por los lectores) es kafkiano el sistema-negocio que sigue de los abonos jovenes, familias numerosas y discapacitados que obligan a perder 15 dias entre el envio y la recepcion cuando, sinceramente, se podrian hacer de inmediato en lso estancos

    Prefiero no hablar del tema de que, cuando pierdes un abino, no puedas pedir un duplicado… tengas que volver a pasar por caja y perder otros 15 dias en la emision de uno nuevo de estos tipos que antes indiqué.

    Espero que antes de que finalice la década ya se tenga el abono por contacto 8hasta en santiago de chile ya lo tienen) en el que te puedas recargar el importe deseado

  7. Tengo que puntualizar que, para cambiar el abono de una zona a otra, ir al consorcio es el mayor error que se puede cometer, pues sólo trae colas y la incomodidad de tener que ir hasta allí. El abono se puede cambiar de zona en el metro también, al menos en las estaciones con taquilla.

  8. Son ideas muy básicas pero que mucha gente omite, sobre todo en lo referente al MetroBús y otros billetes de 10 viajes. Teniendo en cuenta que duran un año, que pueden usarse por varias personas y sobre todo, que se pueden renovar cuando caduquen, está claro que siempre compensará tener uno en la cartera por poco que usemos el transporte público.

    Este era uno de los motivos por los que defendimos la subida a 1,50€ del sencillo: un billete que sólo sirve a los que casi nunca viajan en metro o bus.