Imagen de la Semana: aplazamos tu seguridad

Las obras de la Línea 1 son necesarias e imprescindibles para garantizar la seguridad de los viajeros. Por eso se impuso la necesidad de ejecutar toda la línea a la vez, eliminando la posibilidad de dividirla en tramos más cortos para evitar una afección al conjunto de la ciudad. De no ejecutarlas cuanto antes existía el riesgo de un accidente inmediato, tal y como declaró la Comunidad de Madrid en el Pleno de la Asamblea:

Cuatro días antes del inicio de los trabajos, la Comunidad ha aplazado estas obras de forma indefinida dejando esta curiosa imagen de la semana: si las obras eran por nuestra seguridad, ¿estamos sufriendo un riesgo por el aplazamiento de las mismas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 thoughts on “Imagen de la Semana: aplazamos tu seguridad

  1. Sabes de sobra que son necesarias para garantizar la seguridad en el futuro como también sabes que no se va a hundir ni mañana ni pasado. ¿Demagogia, alarmismo, amarillismo?. Quizá tu mensaje si esté politizado.

    Con entradas como estas se os pierde el respeto y os cargáis el foro. Si las obras comenzasen sí o sí en la fecha acordada entonces la entrada sería algo así como que Metro va a lo suyo sin importarle como ofrecer alternativas a los viajeros por motivo de sendas huelgas.

    Adri: Háztelo mirar. No es profesional de un Ingeniero de OO.PP.

    1. Demagogia o no, los hechos hablan por sí solos: desde que se desconvocó la huelga de Renfe, la Comunidad ha tardado 6 días completos en anunciar el reinicio de las obras, momento anunciado cuando apenas habían pasado 20 horas desde el cierre de las urnas.

      Evidentemente confiamos en que el túnel no se va a caer mañana. Pero como profesional, tengo claro que haber pospuesto unos trabajos necesarios desde 2007, así como la falta de mantenimiento preventivo desde 2012, conlleva un coste mayor en la reparación de estos trabajos. Los propios documentos de Metro lo afirman.

      La única demagogia fue sacar los «muertos» encima de la mesa en la Asamblea, para luego acabar retrasando las obras. Allá cada uno con sus propias conclusiones.

  2. Pues, desgraciadamente, todo apunta a que así es, o bien estamos ante una politización del sector del transporte (qué será, será?).