Incumplimiento del RD de accesibilidad de los modos de transporte en Madrid (II): Metro

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page

Continuamos con la segunda parte del artículo publicado el pasado martes centrado en los autobuses, sobre los incumplimientos del Real Decreto 1544/2007, que regula las “condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los modos de transporte para personas con discapacidad”, desgranando sus puntos más importantes y analizando si la red de transporte público madrileña lo cumple en materia de accesibilidad. Hoy le toca el turno al artículo 7. No obstante, debido a la casuística de las estaciones del metro de Madrid, vamos a enfocar el artículo desde una perspectiva general. En las próximas semanas, intentaremos definir ejemplos más concretos.

Artículo 7. Transporte en ferrocarril metropolitano

Este artículo hace referencia al anexo IV (que a su vez, remite al anexo I) y al anexo VI. En líneas generales, el RD establece al respecto de las condiciones básicas de accesibilidad que:

  1. “Las estaciones de una red de metro, ya sean cabecera, de paso o final, de más de dos líneas, y aquellas que formen parte de un intercambiador serán accesibles en un plazo no superior a los cuatro años desde la entrada en vigor del presente real decreto”.
  2. “En aquellas estaciones de más de una línea dicho plazo será de siete años, a partir de la entrada en vigor del presente real decreto”.
  3. En las demás estaciones de metro […] dicho plazo será de diez años, a partir de la entrada en vigor de este real decreto”.

Estas disposiciones explican el recurso presentado y admitido a trámite del CERMI, que defiende que Metro ha incumplido lo recogido en el RD desde 2011 y 2014, años en los que los puntos 1 y 2 debían haberse aplicado. Del punto 3 se extrae que a finales de 2017, todas las estaciones de la red de metro deben ser totalmente accesibles.

La disposición más controvertida es la de itinerarios accesibles. En este sentido, el RD obliga a la existencia de un itinerario exterior accesible, cumpliendo la normativa (pendientes de rampas dentro del límite legal, pavimentos antirreflectantes y no deslizantes, con una anchura libre mínima, etc.). Y también obliga a que exista un itinerario interior accesible, que “que deberá conectar el acceso adaptado de la estación con […] venta de billetes, vestíbulos y andenes”. También indica que la estación “deberá contar con rampas, ascensores, escaleras mecánicas, etc., que aseguren una correcta accesibilidad entre los andenes de todas las líneas de la estación”. Por otra parte, “los pasos controlados tendrán al menos uno de ellos con un sistema tipo cuchilla, guillotina o batiente automático”, para personas con movilidad reducida.

Tramo de escaleras en Cuatro Caminos

Tramo de escaleras mecánicas en Cuatro Caminos. Fuente: Madridlanea.

Es en este punto donde se centran la gran parte de las denuncias de CERMI. En 2011 debían ser totalmente accesibles un total de 12 estaciones: Sol, Cuatro Caminos, Plaza de Castilla, Ópera, Argüelles, Moncloa, Alonso Martínez, Diego de León, Avenida de América, Nuevos Ministerios, Príncipe Pío y Plaza Elíptica. Y en 2014, otra tanda de 30 estaciones: Pacífico, Gran Vía, Tribuna, Bilbao, Ventas, Manuel Becerra, Goya, Príncipe de Vergara, San Bernardo, Canal, Plaza de España, Callao, Mar de Cristal, Pueblo Nuevo, Núñez de Balboa, Oporto, Casa de Campo, Sainz de Baranda, Gregorio Marañón, Guzmán el Bueno, Colombia y Puerta del Sur.

Sobre este total, hay una serie de estaciones que son accesibles desde su apertura: Canal, Mar de Cristal, Casa de Campo, Gregorio Marañón y Puerta del Sur, todas ellas inauguradas a partir de 1998. Otras muchas han sido reformadas integralmente, o al menos dotadas de ascensores en todas sus líneas: Cuatro Caminos, Plaza de Castilla, Ópera, Argüelles, Moncloa, Nuevos Ministerios, Príncipe Pío, Pacífico, Goya, Plaza de España, Callao, Pueblo Nuevo, Sainz de Baranda, Guzmán el Bueno y Colombia.

Sin embargo, pese a los casi 10 años transcurridos desde la aprobación del real decreto, aún faltan por adaptar importantes nudos: Sol, Alonso Martínez, Diego de León, Avenida de América, Plaza Elíptica, Gran Vía, Tribunal, Bilbao, Ventas, Manuel Becerra, Príncipe de Vergara, San Bernardo, Núñez de Balboa y Oporto. 5 de estas estaciones se encuentran entre las 20 más utilizadas de la red de Metro. En algún caso, como Plaza Elíptica, la falta de ascensor en la línea 6 deja aislada a toda la línea 11 para una PMR.

La delegada del CERMI para la Convención de la ONU y los Derechos Humanos, defiende que en “la actualidad, no se ha producido cambio alguno respecto de la situación anterior en ninguna de las estaciones”. Este plano del metro de Madrid os puede servir como orientación para conocer qué estaciones son deficientes en materia de accesibilidad (recordad que aún no se ha cumplido el plazo límite para estaciones de una línea, fijado a finales de 2017).

El CERMI ha recogido multitud de quejas por barreras físicas en la red de metro: inexistencia de tornos accesibles, interfonos de comunicación mal situados, ascensores que no funcionan, y diferencias insalvables entre coche y andén. El anterior Consejero Delegado de Metro de Madrid justificó el incumplimiento “debido a la crisis económica”. Al margen de las causas que han provocado que las estaciones afectadas no sean totalmente accesibles, no se deben utilizar como excusa, sino que deben servir como motivación para que el colectivo de personas discapacitadas puedan disfrutar de la red de transporte público como se merecen. En este sentido, la red de autobuses está mejor acondicionada para personas con movilidad reducida, quienes la prefieren para desplazarse por la ciudad ante la imposibilidad de realizar ciertos trayectos en el suburbano.

Para terminar el artículo, nos quedamos con una frase de Manuel Rancés: “Un transporte más fácil de recorrer, ver, oír o comprender es un mejor transporte”, recogida en un reportaje de CERMI Semanal, que resume todo el esfuerzo realizado por CERMI hasta que por fin su recurso ha sido escuchado.

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page
Sobre el autor
Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos especializado en Transportes. Actualmente realizando estudios de doctorado en el Centro de Investigación del Transporte (TRANSyT), en el área de Gestión de la Movilidad, donde además participa en varios proyectos relacionados con la ciudad y su movilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 thoughts on “Incumplimiento del RD de accesibilidad de los modos de transporte en Madrid (II): Metro

  1. Los ascensores de anden de la linea 6 en Cuatro Caminos llevan bastante más de un año sin funcionar por una filtraciones de agua perpetuas. Debe de tener “mucha dificultad” porque no los abren.

  2. Av América sale en el mapa como estación adaptada, cuando debería venir como estación pesadilla para todos los viajeros xD.

    Hablando en serio, está estación tiene adaptado el intercambiador. Pero en lo relativo a la estación de Metro no tiene ni un solo ascensor que acceda a ninguna de las 4 líneas.

    Estaría bien que el día que llegase la reforma a esta estación abriesen el pasillo condenado de la línea 7 que tantos rodeos absurdos evitaría en el transbordo con la línea 9.

    Saludos.

    1. Totalmente de acuerdo. Por eso tuvimos mucho cuidado al decir que el mapa “puede servir como orientación”. Se me ocurren otros ejemplos de estaciones pesadilla, como Cuatro Caminos. En las próximas semanas intentaremos dar ejemplos mucho más concretos de los problemas de accesibilidad existentes.

      Un saludo