No habrá internet en los autobuses de la EMT

wifiemt

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que suspende su plan para ofrecer internet gratuito por wifi en los autobuses de la EMT. El problema ha sido la oposición de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, que considera que el hecho de que se ofrezca un servicio de este tipo de forma gratuita es competencia desleal hacia las operadoras de telefonía móvil.

La CMT propuso al Ayuntamiento algunas medidas para poder ofrecer wifi: que lo hiciese de forma gratuita pero sólo temporalmente, que lo financiase con publicidad de un patrocinador o que cobrase sólo a los usuarios que lo fuesen a utilizar.

A la EMT parece ser que esta última propuesta es la que más le gustó. Se trataría de una cantidad pequeña por cada billete (uno o dos céntimos), a cambio de disfrutar de conexión a internet en el trayecto, pero su implantación era muy complicada (se trataría de crear un nuevo billete sencillo a un precio diferente, y no sabemos cómo se cobraría a los usuarios de Abono Transporte o Metrobús), así que ha terminado desistiendo.

Ofrecer servicios de este tipo (internet, cobertura de móvil…) es una gran idea, porque aumenta el nivel de confort del transporte público y lo hace más atractivo frente al vehículo privado y ya se ofrece en otras ciudades españolas como Tenerife, Barcelona o Sevilla. Obviamente, nadie (o casi nadie) va a viajar con el portátil funcionando, pero cada vez son más los teléfonos móviles y netbooks que incluyen wifi. De esta manera su propietario puede aprovechar mejor el tiempo que pasa en el autobús: leyendo sus blogs favoritos, su correo electrónico, adelantando trabajo o chateando con sus amigos.

Lamentamos que la EMT no se haya planteado seguir con la idea. Algunas alternativas para cumplir el mandato de la CMT podrían haber sido la financiación con publicidad o la creación de una tarjeta mensual que, por una cuota reducida (entre uno y tres euros) proporcione al viajero conexión a internet.

Ahora sólo nos queda esperar que el plan que recientemente anunció el ministro de Fomento para dotar de wifi a los trenes de cercanías no siga el mismo camino.

Vía | El País

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 thoughts on “No habrá internet en los autobuses de la EMT

  1. Pienso que hoy el wifi no es un servicio imprescindible. Quiza dentro de unos años…
    Estoy con vosotros, que se gasten los cuartos en cosas que necesitamos la mayoria, como en mejorar aun más los servicios, ya bastante buenos por cierto, si nos comparamos con otras ciudades.

  2. Evidentemente no es algo prioritario, por lo que no debería de requerir una excesiva financiación pública.

    Sin embargo, yo creo que tanto el pre-pago tampoco es la solución, pues es muy disuasorio; luego lo quitarían alegando «baja demanda de uso»… Un WiFi tan ocasional como el de un autobús no se prevee si lo vas a utilizar o no al principio de cada mes.

    Yo optaría por la financiación externa (publi, redirecciones, «patrocinado por x») que fuera accesible sólo en el autobús, y sin ningún tipo de sobrecoste. La competencia desleal está injustificada, pues nadie se sube al autobús sólo para conectarse; el que necesite internet móvil ya tendrá su tarifa de datos con o sin bus-wifi..

    La moraleja que saco de todo esto es, una vez mas, «bonitas palabras que no se transforman en hechos». El día a día de esta ciudad…

  3. Lo que defendemos es que se pueda cobrar a los clientes que lo utilicen. Eso es lo que pedía la CMT (que no se cobrase a todo el mundo) y es posible hacerlo: bien con publicidad, bien con una tarjeta o abono mensual.

    Si se tomase en serio esta iniciativa, y se coordinase en el Consorcio de Transportes, podrían venderse Abonos mensuales por 3 euros más, por ejemplo, con derecho a utilizar el internet en autobuses, metro, tranvía y cercanías.

    La empresa no tendría que poner dinero y los usuarios ganarían en calidad de servicio.

  4. Bueno, la diferencia entre los otros lugares con Wifi es que en universidades, bibliotecas, aeropuertos o incluso cafeterías, sí es algo demandado por sus usuarios y algo realmente útil, por razones de estudio, trabajo e incluso ocio. Y son sitios en los que sí se pasan largos ratos de estancia. Además, suelen estar patrocinados o tener un coste simbólico, aunque sea la necesidad de consumir si se trata de una cafetería.

    A ver, no estoy en contra de que se ponga Wifi en los autobuses, como no vería mal que se pusieran sofás de salón en las marquesinas. Lo que no apoyo es que esto deba suponer un gasto o un esfuerzo para las arcas o las administraciones públicas, al no ser una prioridad ni una demanda masiva. ¿Que Vodafone u Orange quieren patrocinar ese servicio al 100%? Estupendo, allá ellas, son sus «cuartos». Del mismo modo que me parecerían estupendos los sofás en las paradas… patrocinados por Ikea.

  5. Separemos dos conceptos: la decisión de la CMT y la intención de la EMT.
    El fallo de la CMT me parece una gran chorrada, porque entonces deberíamos quitar de toda España los lugares con wifis gratuito, como universidades, bibliotecas, y varios bares y cafeterías.
    En cuanto a las estrategias de la EMT, tampoco veo prioritario el Wifi en los autobuses, especialmente si resta recursos a la producción. Pero nosotros no sabemos si es así, tal vez era un proyecto sin (muchos) gastos a cargo de EMT. Se me ocurren espacios wifis libres patrocinados por empresas del sector, y que se hacen publicidad en plan carteles con «espacio wifi ofrecido por xxxxxx», redirección a la página de inicio de la empresa con publicidad variada, etc…

  6. Osea que otra vez en Madrid se ha optado por el «pufff, menudo lío, mejor lo dejamos».

    Una vez más, Madrid queda relegada a un segundo plano, por detrás de Barcelona, como siempre… ¿y siguen queriendo JJOO?

  7. Pues por una vez no comparto vuestra «línea editorial». Creo que dotar de Wifi a los autobuses no es una prioridad del transporte público ni algo que esté siendo demandado por los usuarios, que cogen el autobús para desplazarse, no para conectarse a internet. Además, las dudas planteadas por la CMT me parecen más que razonables. No es alfo de «interés general» y se haría competencia deselal a los operadores de comunicaciones.

    Las administraciones deben centrar sus esfuerzos en que el transporte público sea eficiente, y estamos de acuerdo en que hay muchas cosas que deben hacerse para que lo sea más que lo que es ahora (mejorar frecuencias, crear infraestructuras segregadas, implantar un sistema tarifario integrado…).

    Poner un Wifi en los autobuses puede quedar muy bien, pero sería un gasto innecesario que solo usarían unos pocos, ya que no me cabe duda de que el principal entretenimiento de los usuarios para pasar el rato (hablamos de minutos, no de horas) es y seguirá siendo sencillamente la lectura de un periódico o un buen libro.