Las áreas intermodales de Madrid

Villaverde

En los años previos a la crisis económica, el Ayuntamiento de Madrid junto con el Consorcio Regional de Transportes emprendió un ambicioso plan para mejorar la movilidad no sólo de la ciudad, sino también de todos los usuarios del transporte público que acceden a diario al núcleo urbano.

Dentro de este contexto se  construyeron o modernizaron los cinco grandes intercambiadores de Madrid: Plaza de Castilla, Moncloa, Príncipe Pío, Plaza Elíptica y Avenida de América (actualmente en obras). Pero este plan de mejora de la movilidad también incluía la creación de infraestructuras de menor escala, pero con un fin similar: las áreas intermodales.

Las áreas intermodales son espacios en superficie diseñados para albergar, fundamentalmente, terminales de autobuses, tanto urbanas como interurbanas, aunque también tiene cabida el metro ligero. Están integrados en la trama urbana, ubicados en puntos de la ciudad con objeto de facilitar el trasbordo a otros modos de transporte de alta capacidad como metro y ferrocarril de cercanías, así como al metro ligero o entre las propias líneas de autobuses.  En algunos casos, además, incluye tanto una zona para estacionar bicicletas como un  aparcamiento de disuasión, de manera que también se facilita el transbordo entre el vehículo privado y la red de transporte público.

Situación de las áreas intermodales. Fuente: Ayuntamiento de Madrid. Mayo 2012.

Situación de las áreas intermodales. Fuente: Ayuntamiento de Madrid. Mayo 2012.

Se realizaron diversos estudios previos para elegir los puntos más atractivos de la ciudad para ubicar estas áreas intermodales. Los principales criterios de elección fueron los siguientes:

  • Presencia o proyecto de un modo de transporte de gran capacidad, normalmente ferroviario.
  • Existencia de terminales de autobús en la zona, o posibilidad de modificar alguna terminal y situarla en el área intermodal.
  • Espacio público suficiente y apropiado para realizar el área  intermodal.

En muchas ocasiones se ha aprovechado la ampliación de la red de Metro de Madrid para ubicar el área intermodal sobre las nuevas estaciones; es el caso, por ejemplo, de las áreas construidas durante la ampliación de la Línea 3 de metro al distrito de Villaverde: Villaverde Bajo – Cruce o Villaverde Alto. En otros casos, se ha remodelado el área urbana existente para ubicar la concentración de terminales en superficie: Plaza de Castilla o Canillejas son dos buenos ejemplos de estas actuaciones.

El objetivo del área intermodal es facilitar el intercambio entre los distintos medios de transporte, y para ello es necesario que estos estén concentrados en una sola zona, y que los itinerarios sean lo más cortos y lo más cómodos posibles, intentando minimizar los cruces con las calzadas. Por esta razón, se tiende a crear islas en torno a alguna de las salidas de metro, de manera que los autobuses puedan tanto tener un área de descenso de viajeros como realizar el giro necesario para efectuar su salida.

El diseño en forma de sierra de las paradas de autobús en superficie consigue reducir el tiempo de maniobra, minimizando el espacio de acera necesario para cada vehículo y permitiendo, por tanto, la presencia de un mayor número autobuses de manera simultánea. En algunas de las áreas intermodales de mayor tamaño, como Plaza de Castilla, se ha habilitado, incluso, una zona de regulación para los autobuses que no tienen que prestar servicio.

logo intercambiadoresEn la mayor parte de los casos se han integrado también las líneas de autobús pasante, al menos en uno de los dos sentidos, acercando o ubicando una nueva zona de marquesinas en la parte externa del área intermodal.

Las estaciones de metro o de cercanías, sin embargo, no han sufrido grandes modificaciones. En algunos casos, como el Área Intermodal de Canillejas, se ha creado una nueva salida de metro para dar servicio al área  intermodal, mientras que en otros, como Plaza de Castilla, la infraestructura se ha creado para dar servicio a la estación, y se ha adaptado a la disposición de accesos existente.

La mayor parte de las áreas intermodales han sido construidas tras la aprobación del Decreto 13/2007 en el que se publica el Reglamento Técnico de Desarrollo en Materia de  Promoción de la Accesibilidad y Supresión de Barreras Arquitectónicas de la Comunidad de Madrid; este reglamento ha  conseguido mejorar la accesibilidad de las áreas, con la colocación de itinerarios peatonales marcados con pavimento de acanaladura, así como cruces, cambios de itinerario o acceso a estaciones y vehículos marcados con pavimento de botones.

La creación de estas áreas de intercambio ha supuesto una mejora sustancial del transporte público en los sitios donde se han construido, disminuyendo considerablemente el tiempo de transbordo al concentrar los modos; además, la ubicación de paneles de información, incluyendo esquemas del área, facilita su uso y mejora el sistema de transporte público en la zona.

Sin embargo, no todas las concentraciones de terminales se pueden considerar un área  intermodal. Casos como Cuatro Caminos, que cuenta con multitud de terminales de autobuses, no tiene una terminación como área intermodal: las paradas se encuentran muy separadas unas de otras, sin conexión entre ellas ni con la estación de metro, y sin información general del sistema de transporte de la zona.

En cualquier caso, aún quedan muchas áreas intermodales por construir: Aviación Española, Ciudad Lineal, Colonia Jardín, Mar de Cristal, El Pozo, etc. Esperemos que el Ayuntamiento de Madrid las incluya en alguno de sus presupuestos, mejorará mucho el transporte de todos los corredores.

Sobre el autor
Ingeniera de Caminos con más de 9 años de experiencia en transporte, movilidad e infraestructuras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 thoughts on “Las áreas intermodales de Madrid

  1. Solicitando permiso para publicar este artículo en nuestro blog en el marco del debate popular propiciado por la Federacion Comarcal de Asosicaciones de Vecinos de Alcalá de Henares sobre la Estacion Intermodal de Autobuses de Alcalá de Henares.
    Un saludo

  2. Tenemos las de Canillejas y Alsacia llena de marquesinas que no dan ningún servicio porque a nadie se les ha ocurrido nuevas líneas o desviar o prolongar otras.
    En la de Canillejas además no para por ejemplo la línea 77 sino que lo hace algo más alejado en la calle Alcalá

  3. En el caso del Area Intermodal de Aviación Española le veo un pequeño inconveniente, y es que en horario lectivo hay mucha gente que suele utilizar ese pequeño descampado que hay entre la boca de Metro y la cabecera de Parque Europa de la línea 17 de la EMT si es que dicho area se quisiera ubicar allí. Con respecto a las otras opciones no voy a opinar nada de momento.

  4. Curioso que se haya dedicado tanta atención a la intermodalidad si hablamos de infraestructura y sin embargo sigamos con varios títulos multiviaje incompatibles entre sí y que no permiten disfrutar libremente del intercambio que permiten estas áreas.