Las obras veraniegas de Metro y Cercanías se concentran en tramos nuevos

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page

Este verano, como es habitual en las redes de transporte público, se ha aprovechado para realizar algunas obras de reparación y mejora que por su naturaleza no pueden realizarse durante las horas en que el metro o el cercanías permanece cerrado por las noches. Lo que no es tan común es que la mayoría de ellas se hayan realizado en tramos que fueron inaugurados hace unos 10 años, un periodo de tiempo muy corto para una infraestructura ferroviaria.

Por ejemplo, dos tramos de Metrosur han permanecido cerrados este verano. El motivo: trabajos de consolidación, sustitución de fijaciones de vía, impermeabilización del túnel e incremento de la capacidad de la red de drenaje, según explicó la Comunidad de Madrid. Unos trabajos de reparación en un túnel inaugurado en abril de 2003, hace apenas 11 años. El coste de esta obra es de unos cuatro millones de euros.

También se están realizando trabajos de mejora en la línea 10, lo que ha obligado a suspender el tramo entre Colonia Jardín y Puerta del Sur. En esta obra se han destinado más de 8 millones de euros para la sustitución de fijaciones de vía, inyecciones, pantallas transversales y ensanche de canal de entrevías. El resultado es que este tramo podrá alcanzar los 70 kilómetros por hora, en vez de los 30 a los que tenían que circular los trenes actualmente. Lo que olvida decir la nota de prensa es que este túnel se diseñó para velocidades de hasta 110 kilómetros por hora, por lo que la circulación normal debería ser de unos 90 km/h. Además, este túnel, también inaugurado en 2003, ya se cerró en el año 2006 (hace solo 8 años) para construir la nueva estación de Aviación Española.

cortesmetro

Peor es el caso de MetroEste. Esta línea inaugurada en 2007, hace solo 7 años, ha cerrado completamente este verano para tratar de resolver un problema de filtración de aguas por medio de la impermeabilización del túnel. Sin embargo no es la primera vez que se intenta resolver: como sus vecinos recordarán, la línea también tuvo que cerrar en el verano de 2011 con solo cuatro años de vida para tratar este mismo problema.

La línea 5 también ha sufrido un corte en su tramo más nuevo, entre Torre Arias y Alameda de Osuna. Las obras de este tramo, sin embargo, no se han centrado en el túnel de solo 8 años, sino que han afectado al tramo entre la estación de Canillejas y El Capricho, en la zona de desvío al saco y al depósito sustituyendo la diagonal y desvío por unos nuevos y en la vía sobre balasto con traviesa de madera actual por vía sobre placa y traviesa de hormigón.

Pero no se trata de un problema solo de Metro. El túnel de cercanías Atocha-Sol, inaugurado hace solo 6 años, ya ha tenido que cerrar en otras ocasiones por obras de mantenimiento. En este caso, se ha procedido a la renovación de la vía en los alrededores de la estación de Chamartín.

En total, Metro de Madrid ha invertido unos 25 millones de euros en las obras de reparación y mejora de este verano, que como vemos, se han centrado en tramos que en muchos casos ni superan los 10 años, un periodo de tiempo extremadamente corto para una infraestructura que debería estar diseñada para durar décadas. No es algo nuevo: como vimos hace meses, los tramos nuevos del metro suelen necesitar mejoras a los cinco años de abrirse de media.

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 thoughts on “Las obras veraniegas de Metro y Cercanías se concentran en tramos nuevos

  1. Me ha sacado de quicio escuchar todo el verano en la megafonía de metro machando la cantinela esa de “por obras de mejora en la red está suspendido el servicio de la línea…”. Salvo la línea 6, en todos los demás casos son reparaciones, no mejoras.

    Aprovecho: ¿vais a publicar algún artículo sobre el resucitado proyecto del Campus de la Justicia? No quiero salirme del tema, pero entiendo que es una deslocalización que agravará el movilidad en el municipio. Y encima, a cargo de una administración.

  2. Si han invertido 25 millones, me pregunto yo… ¿no deberían tener las obras una garantía? Si en un garaje te encuentras filtraciones en los primeros años, achacables a defectos de construcción, la constructora está obligada a repararlas. ¿En el Metro no?
    ¿A qué creéis que se debe esta necesidad? ¿Se trabaja con peor calidad y ya se cuenta con que algunas obras van a necesitar reparaciones en breve, con tal de inaugurarlas antes y a menor coste?

    1. Una de las causas de peso, que se comentan en algunos foros de ingeniería de estas deficiencias, es que los estudios geotécnicos se hicieron en épocas de sequía, encontrándose los acuíferos subterráneos en aquel momento secos o con niveles de agua por debajo de lo normal. Consecuencia de aquello, vienen los repetidos problemas de filtraciones/inundaciones que se están dando.

      Saludos