Los viajeros de la EMT en 2020, línea a línea

Ya se ha usado todo tipo de adjetivos para describir lo que ha pasado en 2020. Tras casi dos meses de confinamiento estricto y otros tantos de desescalada, más una reducción de la movilidad el resto del año, la EMT tuvo 241,6 millones de viajes, un descenso del 45% respecto a los 439,8 millones de 2019.

Estos datos son un buen resumen de lo que ha pasado este año, pero esconden muchos matices: ha habido líneas con mayores descensos que otras, y por otra parte líneas que incluso computaron subidas de viajeros. Para ver dichos matices es necesario analizar los datos línea a línea, recientemente publicados por la EMT.

Los cálculos

EMT proporciona los datos de cada línea en cada año desde 2014 hasta 2020. Esto significa que se puede hacer muchos cálculos diferentes, pero para hacerlo todo más fácil, me fijaré solo en el descenso que hubo en 2020 respecto a la media entre los viajeros de 2018 los de 2019.[1]

Además, así evitamos muchos problemas relacionados con líneas que a lo largo de los años se amplían, acortan, fusionan, suprimen, y crean; aunque sigue habiendo algunos casos del estilo. Por ello, he sumado las cifras de las líneas 117 y 138 (ésta última incorporó el recorrido de la primera), la M2 y la 002 (la 002 hereda el trayecto de la M2 pero ampliándolo por el sur), y a las líneas 159, 165 y 166 les he añadido los viajeros de los servicios especiales que hacían antes sendos recorridos. No es perfecto, pero nos servirá.

En términos absolutos

El ranking de líneas más usadas en 2020 es muy parecido al de 2019. Llaman la atención, sin embargo, los adelantamientos de la 70 a la 27 (que baja al tercer puesto por primera vez en la serie de datos) y el de la 21 a las circulares. Más allá del top diez es llamativa la subida de la línea 138 del 29.º puesto al 11.º, y la aparición de un servicio especial (del que hablaré más adelante) en el 14.º puesto, ya que en 2019 el SE más usado estuvo en el puesto 83, y el de 2018 sólo llegó al puesto 172.

Puesto12345678910
En 2019342770C1C22128313517
En 202034702721C1C231283517

Por abajo, fijándonos sólo en las regulares, nos encontramos con la 101 [Canillejas – Barajas], 166 [Barajas – Ramón y Cajal], 110 [Manuel Becerra – Cementerio de La Almudena] y 215 [Felipe II – Parque de Roma]. Nada nuevo por aquí, estas líneas también estaban al final de la lista pero acompañadas de una 159 que pese a las circunstancias logró tener más viajeros en 2020 que en 2019.

En términos relativos

Lo realmente interesante son los porcentajes. Antes de nada, unos datos generales para orientarnos: haciendo el cálculo con el total de viajeros tenemos un descenso del -43,82%. Separando por línea, la media de descensos es muy parecida, del -43,67%, y cerca de la mitad de líneas (115 de 214) han tenido descensos de entre el -40% y el -50%.

Con esto en mente, llama la atención que haya habido seis líneas que hayan aumentado sus cifras de viajeros respecto a la media 2018-2019. Se trata de la M2/002, la 159, los servicios especiales 766 y 730, la E1, y la N28.

  • La M2/002 (+129,09%, más del doble que la media 2018-2019) ha logrado cambiar su descenso mantenido en el tiempo (134 000 viajeros en 2014 y 78 000 en 2019) alcanzando los 180 000 viajeros. Hay, sin embargo, razones de peso para este aumento: en marzo de 2020 se amplió casi duplicando su longitud y se hizo gratuita, por lo que probablemente muchos de estos nuevos viajeros sean antiguos peatones.
  • La 159 (+113,19%) tiene un poco de truco, ya que empezó a circular en octubre de 2018, por lo que la media 2018-2019 baja considerablemente. Aunque si la comparamos solo con 2019 la línea sigue teniendo una subida de viajeros, del +19,57%, achacable al rápido crecimiento de El Cañaveral, el barrio al que presta servicio.
  • El SE766 (+107,72%) y el SE730 (+99,9%), de la llamada Campaña del Frío, mueven a personas sin hogar a sendos albergues municipales. Normalmente circulan del 21 de noviembre al 31 de marzo, pero en 2020 se dejaron circulando todo el año, lo que explica fácilmente este notable (y, si me lo permiten, triste) aumento de viajeros.
  • La E1 (+7,69%) y la N28 (+0,22%) se parecen a la M2/002, pues la reciente ampliación de la primera y la creación de la segunda bajan las medias 2018-2019 y permiten un mayor creciemiento en 2020. Comparando solo con 2019, los descensos son del -16,83% y del -43,16%, respectivamente.

Las líneas regulares con menores descensos fueron la 171 (-26,42%), SE718 (-30,13%), 166 (-32,32%), 174 (-34,9%), 123 (-35,64%), 130 (-35,98%), 165 (-36,69%), 24 (-36,71%), 247 (-36,74%) y 73 (-36,96%). Llama la atención que casi todas las líneas dan servicio al sur de la ciudad, y me aventuro a conjeturar que es porque los empleos de quienes viven en esas zonas dependen más de la presencialidad, manteniendo así gran parte de los viajes por trabajo. También aparecen muy arriba las líneas de Valdebebas (171 y 174), intuyo que debido al crecimiento del barrio en los últimos tiempos.

Por el otro lado, las cinco que más bajaron fueron la 101 (-61,21%), 33 (-61,00%), 52 (-56,31%), 51 (-54,24%) y 15 (-52,08%). La bajada de la 101 me resulta extraña, sobre todo porque su hermana, la 151, está justo por encima de la media; y la de la 33 puede explicarse por un descenso de visitantes al Parque de Atracciones. Sobre la 52, 51 y 15 tampoco soy capaz de encontrar una explicación, aunque hay que destacar que muchas líneas con los mayores descensos (2, 5, 12, 14, 27, 39, 40, 45, 50, 53, 74, 75, 149 y 150) también atraviesan o salen del centro. ¿A qué se debe esto? Pues no lo sé.

Las subredes

Hemos visto las líneas convencionales, pero también es interesante mirar cómo han ido las subredes de líneas con propósitos particulares:

  • En las universitarias, la bajada es considerablemente mayor, con la media de descensos del -62,57%. De estas, la que más baja es la U (-67,92%) y la que menos, la A (-60,74%).
  • Otras que también bajan bastante son las nocturnas. Excluyendo la N28 y la exprés aeropuerto, la media entre los descensos se queda en -58,18%. La que más bajó fue la N21 (-66,11%) y la que menos, la N25 (-51,87%).
  • Entre las exprés nos encontramos datos algo mejores que la media, con el promedio de la E2, la E3 y la E4 situado en -39,52%; y con la E1 ganando viajeros.
  • Las líneas trabajo son las que vieron el menor descenso, con la media en -36,81%. Estas líneas van a zonas industriales cuyos trabajos dependen en gran medida de la presencialidad, por lo que el descenso no es tan acusado. La excepcón a esta norma sería la T61, que al servir a la sede de Telefónica, una empresa altamente telematizable, tuvo un descenso del -63,41%.
  • La subred que más bajó fue la de las líneas al aeorpuerto: la 200 tuvo un descenso del -60,18% y la Exprés Aeropuerto uno del -75,07% de día y del -78,72% de noche.
  • Por último, aunque no sean subredes propiamente dichas, he querido hacer los cálculos con las líneas a cementerios (110, SE702 y SE704) y a hospitales (H1, 125, 135, 165 y 166), pero los resultados no son demasiado extraordinarios: las de los cementerios tuvieron un descenso del -53,34%, algo más bajo que la media, y las de los hospitales tuvieron uno del -41,64, casi en la media.

Las líneas nuevas

2020 nos ha traído muchas cosas, entre ellas, 13 líneas de autobús en Madrid: la 001, 002, C03, los servicios especiales 709, 710, 711, 712 y 745, y cinco servicios voluntarios.

Empecemos por las Cero. De la C03 no diré nada porque entró en servicio en septiembre y por tanto hay pocos datos y de la 002 ya he hablado, así que solo me queda la 001, que empezó en febrero y que llegó a los 829 660 viajeros. Pese a ser gratuita y muy céntrica, su recorrido corto y el hecho de que se solape con muchas líneas ha hecho que tenga menos viajeros que otras similares, como la 1 (1,16 millones) o la 2 (1,75 millones). Su solapamiento con la 1, la 2 y la 74 podrían explicar también los descensos ligeramente mayores de estas líneas, del -48%, -50% y -51,63%, respectivamente.

El SE745, que suplió el servicio de la 4 de metro mientras estuvo en obras, fue la 14.ª línea más usada, ya que pese a haber circulado solo durante 58 días dejó de prestar servicio justo antes de la llegada del estado de alarma. El cierre de la 4 también podría explicar los menores descensos de la 21 (-39,02%), la 72 (-38,51%) y la 73 (-36,96%).

Los servicios especiales 709 y 710, además de los cinco servicios voluntarios, estaban destinados a transportar al personal sanitario de los diferentes hospitales, por lo que deberemos ser cuidadosos si juzgamos sus cifras. También hay que tener en cuenta que estuvieron en servicio durante poco tiempo, lo cual baja aún más el número de viajeros.

LíneaViajerosPeriodo en circulación
SE709 [Feria de Madrid – Isabel Zendal]9492 de diciembre —
SE710 [Atocha – IFEMA/La Paz]510523 de marzo — 24 de mayo
SV1, SV2, SV3, SV4, SV5 (conjunto)> 310030 de marzo — 31 de mayo

El SE712, creado en agosto tras la peatonalización de Sol y el desvío de la 3, ha obtenido una cifra también muy baja, de 8640 viajeros. Que la espera media sea de 13 minutos seguro que no ayuda nada.

Y acabo con la SB1 (de Smart Bus), codificada como 711, la línea a demanda para los hospitales Doce de Octubre e Infanta Leonor. Esta da para un artículo aparte, entre otras cosas porque ha batido el récord de la línea menos usada de la EMT: tan solo 39 viajeros, o 0,4 viajeros al día.

Notas

  1. La fórmula usada es: descenso = [viajeros 2020/((viajeros 2018 + viajeros 2019)/2)]–1
  2. Los datos de la EMT se pueden descargar haciendo clic aquí.
Sobre el autor
Madrileño en general y estudiante de ingeniería civil en particular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

One thought on “Los viajeros de la EMT en 2020, línea a línea

  1. Excelente artículo, muy interesante tener acceso a este tipo de datos. No se si Metro de Madrid hace lo propio pero sería igual de llamativo poder consultarlos. gracias