M-203. La carretera que pagaremos todos

Foto: LaVanguardia.es

Foto: LaVanguardia.es

Nuestra historia de hoy arranca hace 12 años, en pleno boom de la construcción y cuando las radiales de peaje crecían como setas por Madrid al amparo de los planes del Ministerio de Fomento.  Una época en la que algunos creían que los coches crecerían de los árboles y que necesitaríamos prácticamente duplicar nuestra capacidad viaria con unos peajes que sólo contribuirían a mejorar las arcas del concesionario de turno ya que iban de ninguna parte a ninguna parte. Este es el caso de la MP-203

La Carretera M-203, de Vallecas a Alcalá de Henares era una carretera secundaria, de doble sentido, que atravesaba las vegas del Jarama y del Henares conectando pequeñas pedanías y huertas  y dando servicio al municipio de Mejorada del Campo. Como vemos no estamos ante una carretera que genere grandes demandas de tráfico. A pesar de todo esto, en 2001 la Comunidad de Madrid decide que hay que duplicar esta carretera para crear la MP-203. Con los mismos estudios de demanda que ya estaban llevando a la ruina a la R2, situada a escasos kilómetros de la A2  y atajo natural de esta, la administración regional concede en 2005 esta carretera a Cintra, una filial de Ferrovial, como el gran atajo de la A-2. Y empiezan los problemas

Una de las claves cuando se hace una infraestructura es que no se ha de poner una piedra hasta que no se culmina el periodo de actividad administrativa, es decir, la aprobación de las licencias y concesiones necesarias para construirla. Bien, en el caso de la MP-203 este principio de precaución nunca se llevó a cabo. Entre 2005 y 2007 la concesionaria se lanzó a hacer la carretera sin que el Ministerio de Fomento autorizase su conexión con la R3 y su paso por debajo del AVE Madrid-Barcelona.

Concretamente Fomento desestimó la conexión con la R-3 porque la concesionaria Accesos a Madrid (propiedad de un grupo de empresas distinto) manifestó que dicha conexión supondría una reducción de tráfico de vehículos a compensar según los pliegos de la R-3. Y Fomento no estaba dispuesto a ello, tendría que ser la Comunidad de Madrid quien pagase la compensación si quería conectar con la R-3. A pesar de tener una resolución tan clara encima de la mesa, ni la Comunidad de Madrid ni la Concesionaria se dieron por enterados y siguieron construyendo. En menos de dos años habían hecho el 70% de la carretera cuando llegaron al callejón sin salida de la no conexión con la R-3 y la imposibilidad de pasar bajo el AVE, esto ultimo resuelto finalmente desviando la carretera 350 metros al oeste para usar el puente de la M-206. Pero sin la conexión con la R-3 la obra entró en vía muerta y 6 años después, así sigue.

Insistentemente desde la Comunidad de Madrid se ha afirmado en las últimas fechas que la MP-203 no costaría un euro a los madrileños. Osada afirmación si nos atenemos a los pliegos.

A pesar de que en el artículo 28.1.6 del Pliego de Cláusulas Administrativas del Contrato de Concesión de la M-203 el concesionario se compromete a obtener cuantas licencias sean preceptivas para ejecutar la obra. Es necesario recordar que desde el proceso de información pública, realizado en 2001, la concesionaria de la R-3 había manifestado su negativa a la conexión. A pesar de esto, la Comunidad de Madrid sacó a concurso la carretera sin modificar el proyecto e incluso, después de que el Ministerio de Fomento notificase a la Administración y a la Concesionaria que no iban a conectar con la R-3 se siguió la obra. ¿Por qué? ¿Qué esperaba el Gobierno de la Comunidad de Madrid?¿Que buscaba la concesionaria al seguir levantando una carretera que llevaba de ninguna parte a ninguna parte?

Pero continuemos con los pliegos. Según el artículo 56.2.1.1 si la Administración rescindiese la concesión por culpa de este incumplimiento del concesionario, como es la no consecución de las licencias del artículo anterior, esta se vería obligada a abonar

Una compensación por el Valor Patrimonial de la Inversión, equivalente al valor de:

Las obras ejecutadas conforme a lo definido en los proyectos aprobados por la Administración

Adquisiciones de bienes necesarios para la explotación autorizadas por la Administración

• En el caso de que el proyecto hubiera sido aceptado por la Administración, el coste del proyecto y gastos de dirección de la obra capitalizados, en el año anterior al que se acuerde la resolución por la Administración.

• De lo anterior, se deducirían las amortizaciones respectivas contabilizadas si las hubiera.

Sólo en obras estaríamos hablando, conforme el grado de ejecución de la autopista, de una deuda a asumir cercana a los 65 millones de euros. Y este sería el caso de mayor beneficio para la administración. En el caso de que la concesionaria decidiese judicializar el asunto y si el juez estimase causas de fuerza mayor o incumplimientos por parte de la administración los madrileños podríamos tener que pagar hasta los intereses de la deuda que se suscribió para construir la carretera.

Incluso podría darse el caso de que, aun llegando a un acuerdo político con Fomento para desbloquear el paso del AVE y la conexión con la R-3, tocase resarcir al concesionario por la modificación del equilibrio financiero de la concesión que se ha ido produciendo en los últimos años: las perspectivas de tráfico actuales no son ni de lejos las planeadas en 2005.

Sea como fuere sólo hay una cosa clara, por mucho que se empeñe en negarlo el Gobierno de la Comunidad de Madrid: Ferrovial va a cobrar los millones invertidos y a los madrileños nos tocará pagar la MP-203.

Sobre el autor
Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración. Máster en Gobierno y Gestión Pública con especialización en políticas públicas de transporte y movilidad. Actualmente cursa estudios de doctorado con tesis sobre la Red Transeuropea de Ferrocarriles de Alta Velocidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 thoughts on “M-203. La carretera que pagaremos todos

  1. Una crítica cosntructiva: un mapa nos hubiese venido bien para aclararnos. A mi me ha costado encontrar en Google Maps por donde pasa el LAV. Y viendo las imágenes en Google Earth (que si eliges la opción correpta, ves las imágenes más actualizadas que en Google Maps), ¿al final a donde va la carretera? ¿A Torrejon o a Alcalá? Porque veo un trazado a medio construir a ambas ciudades.

    La carretera, desproposito tras desproposito 😐

    1. Por Google Map en modo satélite se puede ver bastante bien el trazado entre la R-3 y la A2, entre Torrejón y Alcalá, en el entronque con la M-100.

      A partir de la R-3 no queda claro por dónde pretendían meterse para llegar a Vallecas.

      1. Lo que pasa es que la M-206 también la están o la han desdoblado hasta la MP-203. Entonces, como la MP-203 no puede pasar por debajo del LAV y el artículo dice que se usa el puente de la M-206, pues yo que sé, igual le cambian el recorrido.

        Como me aburria, me he puesto a hacer un mapa , por si a alguien le interesa. Aunque seguro que tiene errores por simple ignorancia

        Vista general:
        http://oi41.tinypic.com/2yyy4go.jpg

        Detalle del cruce con el LAV:
        http://oi39.tinypic.com/2w53c6s.jpg

        Espero que no esté capado poner enlaces 😛

        1. Solo va de la A-2 a la R-3. Que yo sepa no hay intención alguna de llevarla hasta Vallecas.

          Por cierto, LAV significa Línea de Alta Velocidad. Por lo tanto, se dice «la LAV», no «el LAV». 😉

  2. Después del estrepitoso fracaso de las autopistas de peaje (en crisis es normal que no se usen hay cosas más importantes que pagar) debería de prohibirse por ley hacer autopistas o carreteras bajo este modelo tan arriesgado y si no hay dinero para construirlas pues simplemente que no se construyan, Madrid no necesita más coches al contrario necesita menos, el que quiera llegar antes a un sitio pronto que salga antes de casa y punto.

  3. Oh, vaya, cuando eso ocurra (el reembolso) ya sé lo que van a decir nuestros representantes políticos:

    (Primero darle la vuelta a la tortilla)
    «Gracias a nuestra ágil y productiva mediación la Comunidad Autónoma pasa a ser la propietaria de una nueva y valiosa infraestructura.

    (Y a continuación un dardo envenenado a la oposición)
    «Para que luego digan los otros grupos políticos, sembrando alarmas injustificadas, que esta Administración está privatizando alegremente las infraestructuras, y aquí tenemos una prueba de lo contrario».

    Fuera cachondeos. La verdad, estoy realmente harto.
    Harto de que las administraciones no paren de hacer chanchullos con empresas privadas (especialmente las constructoras).
    Harto de que coloquen en altos cargos a enchufados, para que luego hagan chanchullos con empresas, en las que podrán aterrizar en caso de perder la poltrona.
    Harto, por último, de que encima de todo estos enchufados son además unos incompetentes que manejan fondos públicos como si fuera la pólvora del rey. Como si nos sobrara.

    Y el asunto de la MP 203 es buena prueba de ello.

    Por cierto, excelente entrada.

  4. Tampoco deja de resultar curioso, que el bloqueo sea principalmente porque Accesos de Madrid prevé un descenso de sus usuarios. No deberían ser las concesionarias quién decidan cual es el mejor camino que deben tomar los coches, sino más bien las administraciones y los propios usuarios, independientemente de que la autopista sea o no de peaje.

    No obstante este argumento no lo acabo de entender, ¿qué compentencia pueda hacerle a la R-3 esta autopista?, la única alternativa que ofrece esta vía para llegar a Alcalá de Heneres es saliéndose en la M-300, y la R-3 sentido entrada a Madrid no tiene ni si quiera proyectados accesos a la MP-203 (salvo que ten salgas de la autovía en Mejorada, y des media vuelta…)

    A modo de anécdota, comentar que hasta hace no mucho, google maps contemplaba la MP-203 como autopista abierta al tráfico, y entre sus alternativas a tu recorrido te ofrecía tomar esta autopista.

    Espero que podamos ver esta autopista pronto abierta al tráfico, pues ver 65 millones tirados a la basura por falta de unos accesos y de un puente con el resto de la infraestructura practicamente terminada es para tirarse de los pelos.

    Un saludo.

    1. La lógica de Accesos a Madrid es sencilla. Ellos tienen el peaje en Vicálvaro M45 y en Arganda. Al conectar la MP-203 entre el peaje de Arganda y la M-50 Accesos a Madrid no puede controlar (y en consecuencia cobrar)a los vehículos que entran desde la MP-203 a la M50. Es decir, pasarían por su carretera «gratis». Esto ya ocurre con los de la M-208 que usan la R-3 como peaje en la sombra (paga Fomento) ya que salía más barato compensar a Accesos a Madrid por estos vehículos que construir un enlace nuevo desde la M-50 a Velilla y Mejorada.

      ¿Cual es la solución? Que la Comunidad de Madrid compense a Fomento por los vehículos que se incorporan desde la MP203 a la R3 y que Fomento compense a la concesionaria. Pero claro, la Comunidad en el pliego dice que no paga un duro en razón a este concepto. Callejón sin salida de nuevo.

      El problema de fondo es que la carretera está mal planificada. El trazado lógico era conectar directamente Torrejón con la M-45/M-50 en Coslada que eran menos kilómetros pero…

      No se, sinceramente, mi impresión es que la carretera y su proyecto los plantearon para que los ganase Accesos a Madrid (Sacyr) y bueno, ganó Cintra (Ferrovial) y desde entonces se paró todo

      1. La solucion a eso es tan simple y tan facil como poner unas casetas de peaje en la incorporación de la M-203 a la R-3. No lo hacen porque no les da la gana, simple y llanamente.