Madrid necesita señalización peatonal

Madrid no puede evitarlo, pero sigue siendo una ciudad hostil para los peatones. No solo porque sus cruces y en general el reparto de las calles estén diseñados pensando en la movilidad de los coches y no en la de los caminantes, o porque las peatonalizaciones de calles se afronten más con criterios estéticos que de movilidad.

Si caminamos por Madrid no es difícil ver señalizaciones con los principales puntos de interés: edificios, barrios, centros deportivos, centros comerciales… pero siempre son señales pensadas para los coches, dispuestas de lado de la calzada y con la ruta óptima para ir en vehículo, que a veces es la contraria que para los peatones.

Si vamos caminando por la ciudad, es como si los responsables hubieran dado por hecho que nos hemos bajado del vehículo y que estamos cerca del destino, así que no necesitamos más. Las únicas señales para peatones se encuentran en el centro de la ciudad, y tienen un obvio enfoque para turistas, aunque su descuidado aspecto casi causa más rechazo que atracción. También se han incorporado unas «rutas caminando» en los últimos meses, pero son eso: rutas. ¿Nos imaginaríamos unas «rutas para ver Madrid coche»? No, porque todos tenemos interiorizado que el coche es un medio de transporte.

En los demás barrios lo único que puede encontrar un peatón para orientarse son los enormes planos zonales que se esconden en la cara no comercial de algunos mupis, colocados por supuesto para que el lado del anuncio tenga el ángulo óptimo de visión desde la calzada.

Madrid no cuenta con una señalización para peatones, para quien prefiera ir caminando a los sitios sin que ello signifique que está haciendo turismo o deporte. Otras capitales, como Barcelona o Londres, cuentan con completos planos detallados y señales de cómo llegar a cada lugar de interés en el barrio en el que nos encontramos.

La señalización peatonal de Londres es de sobresaliente: se trata de un mueble exclusivamente diseñado para ello, que no solo indica con toda precisión dónde estamos (variando la colocación del mapa en cada cara, por ejemplo), sino que además indica los puntos de interés, estaciones de transporte y el tiempo que tardamos caminando en llegar a un área determinada.

Madrid debe empezar a tener en cuenta a los peatones. Hacer más fácil de caminar una ciudad es siempre una buena inversión, porque se hace más abierta, accesible a todos y agradable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 thoughts on “Madrid necesita señalización peatonal

  1. Dado que los peatones no existen en absoluto para el ayuntamiento de Madrid, veo difícil que puedan pensar en señales para ellos. Excepto, claro está, si: 1) alguien decide que pueden ayudar a fomentar el turismo o 2) alguien en el ayuntamiento tiene un cuñado, primo o amigo dueño de una empresa de señales. Dado que lo segundo es más que posible, no duden que tras la sugerencia llenarán Madrid de señales horrorosas, inútiles, llenas de publicidad, y a cargo de todos los madrileños.