El mantenimiento de los carriles bici, una asignatura pendiente

Carril bici Puente de la Lira - Cerro del Tío Pío - Anillo Verde al paso por Fontarrón

En los últimos tiempos estamos asistiendo a como progresivamente se va haciendo cada vez más carriles bici, lo cual seria positivo si se hiciesen de forma correcta y no como algunos del tipo General Ricardos o García Noblejas, pero hoy no vamos a criticar su diseño sino que ocurre después con estos carriles, como es su mantenimiento. Ya adelantamos que salvo en la red general (anillo verde) el mantenimiento es prácticamente nulo, como veremos en las fotografías que se muestran a continuación.

La fotografía que encabeza este artículo es de la vía ciclista Puente de la Lira-Cerro del Tío Pío-Anillo Verde, a su paso por Fontarrón. Estamos hablando de un carril construido a mediados de los 90 en el cual no ha habido ningún tipo de mantenimiento: cero, nada. Ahora en invierno el barro lo invade todo y en verano, la arena que ha dejado ese barro hace de esta curva un lugar potencialmente peligroso si se hace la bajada desde el parque del Cerro del Tío Pío a buena velocidad.

Cesped y baches en el ramal de Marismas

No nos vamos de este carril, ahora estamos en el ramal de Marismas-Doña Carlota. Aquí no hay barro, pero el cesped ha invadido completamente el carril. Como se puede apreciar es bidireccional. La señalización horizontal es inexistente y la vertical está gravemente dañada.

El anillo verde a su paso por Santa Catalina

Esto es el buque insignia del Ayuntamiento, el Anillo Verde Ciclista. Estamos en el Túnel de Santa Catalina, un espacio de coexistencia entre los vehículos y las bicicletas. Vaya por delante que estamos ante una solución mala, puesto que la densidad circulatoria es alta y el túnel es tan pequeño que se da paso alternativo a los vehículos con un semáforo, pero no había otra cosa: era o esto o cortar el anillo, porque la solución alternativa es un macropuente de más de 500 metros sobre el complejo ferroviario de Santa Catalina.

Pero discrepancias aparte, lo que no es viable es que este «carril» esté permanentemente inundado con las aguas fecales que brotan del poblado chabolista contiguo y las escorrentías procedentes del Parque Forestal de Entrevías que se forman a poco que llueve.

Baches en el carril bici de Puerto Balbarán

Otro problema, las reparaciones. Cada vez que hay una incidencia con algún servicio y hay que levantar el carril el acabado suele ser pésimo. En la imagen una arqueta «arreglada» en el carril bici de Puerto Balbarán. En lugar de hormigonar el agujero y posteriormente rematarlo con aglomerado como seria lo propio se remató directamente con cemento. Como es evidente, poco a poco ha ido saltando.

El carril bici de O´Donnell inundado. Foto Jose Ignacio Hita / enbicipormadrid.es

Y acabamos con una imagen que no es nuestra pero que duele igual: El carril bici de la cuña de O´Donnell completamente inundado. Hace una semana los compañeros de enbicipomadrid informaban de la situación de este carril recién inaugurado y en garantía. De verdad, creemos que chapuzas como esta no se pueden permitir.

Sobre el autor
Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración. Máster en Gobierno y Gestión Pública con especialización en políticas públicas de transporte y movilidad. Actualmente cursa estudios de doctorado con tesis sobre la Red Transeuropea de Ferrocarriles de Alta Velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 thoughts on “El mantenimiento de los carriles bici, una asignatura pendiente

  1. Pero Raven es que se puede ir con patines, increible. A veces ni con la Bicci.
    Demasiado abandono en los carriles Bici, y en las vias, y calles de la casa de campo.
    Políticos estafadores.

  2. Yo creo que la falta de mantenimiento, no es por desgracia que el Ayuntamiento no sepa a quién compete. Yo creo que los tiros van más bien a que nuestra clase política se preocupa siempre (y sea del color que sea) por lo que da más votos: el mantenimiento de un carril bici da muchos menos votos, que la creación de nuevos carriles bici. Si el dinero que me ahorro en mantener los carriles ya existentes lo empleo en hacer unos kilometrillos de nuevo carril bici, queda mucho mejor, y recoje mas votos.
    Pero vamos eso pasa tanto en ferrocarril (dime tu que da mas votos que te pongan el AVE en la puerta, o que te renueven tu vía convencional por la que circulan trenes diésel), como en carreteras (mucho mejor hacer una autopista nueva (y de peaje) desde Ocaña a La Roda que mejorar la ya existente A-3/A-31), como en el caso que nos atañe. Una pena, pero en este país se funciona así 🙁

    Coincido con Antonio en que el anillo verde no tiene mantenimiento. Las parteas más antiguas están hechas una pena. Aunque si es verdad que alguna vez me he cruzado con los de mantenimiento de parques y jardines, manteniendo eso, lo que es la parte de jardines, pero no el firme.

    Buen artículo.

    Un saludo.

  3. Es una pena, pero es así. Este ayuntamiento hace carriles bici, mejor o peor diseñados, y luego los deja a su suerte. Voy más allá que Isidro y me atrevo a decir que ni siquiera el Anillo Verde tiene mantenimiento, ya que como los demás tiene grietas, no se repintan las marcas viales y las áreas de descanso cada vez están peor.

    Creo que esto ocurre sencillamente porque el Ayuntamiento no sabe a quién le corresponde dicho mantenimiento. ¿A movilidad? (sería lo suyo). Si son cachos de acera totalmente segregados de la calzada. ¿A espacios públicos? Puede, pero no son aceras ni mobiliario. ¿A parques y jardines? Ellos solo mantienen los aroblitos que hay alrdededor.

    ¿Qué dice el PDMC sobre esto del mantenimiento? Cuando se lo encarguen a algún departamento, a lo mejor hacen algo. Mientras tanto, solo estarán esplendorosos el día de la inauguración.