Metro empieza a quitar los azulejos de Cuatro Caminos

Quien un día de estos pase por Cuatro Caminos en la línea 1 se encontrará con vallas a lo largo de los andenes. Estas vallas tapan los azulejos que hacen única a la estación, y que ahora Metro ha decidido sustituir por vítrex, los paneles de plástico multicolor presentes en cada vez más estaciones.

Esta destrucción del patrimonio, catalogada por Metro como sustituición de revestimientos, viene acompañada de otras obras que sí mejorarán el servicio, como ampliaciones en los sistemas de drenaje y más interfonos. Ahora bien, no entendemos que para esto haga falta deshacerse de la decoración que, aunque no es original, es única en una red cada vez más insípida y homogénea.

En lugar de estos azulejos se pondrán pegatinas con fotos antiguas de la estación. Porque, igual que en las estaciones de Bilbao y Sevilla, en vez de mantener viva la historia de la red se prefiere mostrar aquello que fue y que ya no es.

Sobre el autor
Madrileño en general y estudiante de ingeniería civil en particular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 thoughts on “Metro empieza a quitar los azulejos de Cuatro Caminos

  1. La actual Dirección del Metro madrileño es política y, por tanto, no siente ningun respeto por la historia de este ferrocarril, puesto que ni se ha preocupado por conocerla. En lugar de conservar y mejorar la más que centenaria estación de Cuatro Caminos, origen de la linea 1, inaugurada por S.M. el Rey D. Alfonso XIII el 17 de octubre de 1919, que debia ser declarada Patrimonio Histórico de Madrid, un inculto Departamento de Proyectos (o como ahora se llame) ha decidido sustituir el revestimiento de azulejos en los paramentos de los andenes por unas vulgares planchas de Vitrex, muy modernas y coloridas. Eso si, colocarán fotografias de época, como han hecho en otras estaciones, y ya se creerán que han cumplido. Pero la estación de Cuatro Caminos se merecía un respeto y otra Dirección.

  2. Un profundo desacierto. La habitual falta de consideración al trabajo de los ceramistas. Interesantísimo por dónde se mire !qué atrevida es la ignorancia!