90 aniversario del Metro de Madrid

Hoy, 17 de octubre de 2009, se cumplen 90 años desde que el rey Alfonso XIII, bajase al medio día a la estación de Cuatro Caminos a inaugurar el primer metro puesto en marcha en España.

Desde ese momento nuestra red ha crecido mucho y ha pasado mil avatares, desde una guerra a accidentes, desde huelgas salvajes a inundaciones, en definitiva, nuestra red ha evolucionado par y passum a nuestra ciudad y ha vivido sus avatares. Por ello, desde ecomovilidad.net queremos hacer una pequeña referencia a su historia, sin duda interesante y prolija.

Los proyectos precursores.

Mañana conmemoramos que se cumplen 90 años de la apertura del metro de Otamendi, echarte y compañía, pero este no fue el primer intento de dotar a Madrid de un sistema de transporte masivo subterráneo.

En 1892, García Faria, Ingeniero de Caminos, propuso una red de 5 líneas subterráneas que comunicaban practicamente toda la ciudad, partiendo desde Sol, y que además deberían ser capaces de permitir el paso de trenes de mercancías. Dicho proyecto, de agrado en un ayuntamiento presidido por Augusto Figueroa, recibió la concesión administrativa para iniciar las obras. Pero avatares varios de la historia hicieron que en 1917 caducase la concesión sin iniciarse ni un centímetro de la red.

Posteriormente, en 1898, Manuel Becerra, también ingeniero, intentó poner en marcha el anhelo de Arturo Soria de enlazar su ciudad modelo con el centro de la ciudad, concretamente con la Puerta del Sol. Ese proyecto, que en una primera fase finalizaba en la Plaza de Toros, en lo que seria actualmente el Corte Inglés de Goya, recorriendo previamente dicha calle hasta Colón para tomar Recoletos hasta Cibeles y de ahí Alcalá hasta Sol. El proyecto no fraguó por la negativa del ayuntamiento a cursar la preceptiva concesión

Todavía más tarde, a principios del siglo XX, Bores y Romero, realizó una interesante propuesta cuyo eje central era enlazar las dos cabeceras ferroviarias principales de nuestra ciudad en aquella época: Norte (actualmente Príncipe Pío) y Mediodía (Atocha), realizando además otras lineas que comunicarían todos los barrios de la ciudad entre sí. Concesión denegada es la respuesta que recibió del ejecutivo municipal a la presentación de su proyecto.

El nacimiento del Metro de Madrid

Obras de construcción de la línea 1

Obras de construcción de la línea 1

En este contexto, Echarte, Otamendi y Mendoza plantean el proyecto de obras de la primera línea de lo que sería la Compañía Metropolitano Alfonso XII, o lo que es lo mismo, del Metro de Madrid. En 1914 registraron ante el Ministerio de Fomento, amparándose en la reciente Ley de Ferrocarriles Secundarios, el proyecto, el cual recibió la concesión administrativa, por un periodo de 99 años, en 1917. Dicho proyecto contaba con 4 líneas:

Línea 1: Tirso de Molina – Cuatro Caminos, con idéntico trazado a la linea actual

Línea 2: Goya – Ferraz, bajando por Alcalá hasta Sol, para ahí tomar la Calle Preciados hasta Santo Domingo y cruzar bajo toda la zona del Senado hasta alcanzar el eje de Ferraz, que recorrería hasta Marqués de Urquijo. El tramo bajo la calle Alcalá es la actual línea 2 y el de la calle Preciados (hasta Callao) queda cubierto por la línea 3, como es resto de la línea no construida al optarse por la calle Princesa como mejor trazado para su ejecución.

Línea 3: Independencia – Diego de León. No construida. Recorría íntegramente la calle Serrano entre la calle Diego de León y la puerta de Alcalá

Línea 4: Ferraz-Goya, que utilizaría los bulevares y la calle Goya, haciendo el recorrido que actualmente hace la línea 4.

Con un capital inicial de 10.000.000 de Pesetas (de los cuales 1 era aportación real), financiada en buena parte por el Banco de Vizcaya, en julio de 1917 se inicia la excavación de la primera línea, en la puerta del sol. Con una situación que recuerda bastante a la ejecución de la estación de cercanías 85 años después, las maquinas comienzan a levantar la plaza sin licencia municipal y en medio de un agrio enfrentamiento entre la empresa, el Ministerio de Fomento y las autoridades locales.

Finalmente, el 17 de octubre de 1919, a las 15.00, se inaugura la línea 1, en presencia de las autoridades, los reyes y los constructores. El 31 de ese mismo mes se abre al público y hace furor entre los madrileños, iniciando una época de expansiones que dura hasta la guerra civil.

La contienda bélica supuso no solo la paralización de los tramos en ejecución sino que además infringió graves daños a la red, estando en la memoria de todos la grave explosión en el túnel de la linea 4 (a la altura de Lista) donde el ejercito republicano tenia uno de sus polvorines.

Finalizada la guerra, en una situación de aislamiento internacional y crisis, provocada por la autarquía impuesta desde el régimen, se fueron llevando a cabo los proyectos de ampliación muy lentamente, primando la reconstrucción sobre la ampliación. Tal es la situación de crisis y de ruina que en 1955 el estado impone por decreto ley que todas las infraestructuras realizadas desde ese momento correrían a cargo del Ministerio de Transportes.

En ese contexto, el gobierno va desarrollando planes que poco a poco llevan a cabo el crecimiento de la red. Estos planes, con muchos diseños pero poco presupuesto, implican casi siempre revisiones y que se vayan alargando, pasando los años sin que se vean grandes avances. Los dos más destacados fueron el suburbano y la línea 5 entre Carabanchel y Callao. No es hasta los 70 cuando las ampliaciones cogen velocidad, poniendose en marcha tramos de las líneas 6 y 7.

La serie 2000, insignia de la modernización del parque móvil

Después de una sucesión de accidente y en una situación de quiebra técnica, en 1978 el estado interviene la empresa y la nacionaliza, para después revertirla en la Diputación Provincial de Madrid (ahora Comunidad de Madrid) y en el Ayuntamiento, quienes comienzan un plan de mejora del parque móvil (todavía seguían circulando trenes de las primeras décadas del siglo) y de las instalaciones en el que se invierten buena parte de los 80, época en el que el ritmo de las ampliaciones se reduce siendo la obra señera del periodo la línea 9 y la parte sur de la línea 6.

Ya a finales de los 90, gracias a mecanismos de ingeniería financiera (MINTRA, ARPEGIO, PRISMA…) y concesiones (Metros Ligeros del Oeste, TFM…), la ampliación del metro alcanza ritmos insospechados, llegando a municipios limítrofes como Arganda, San Fernando o Alcobendas.

Y qué, ¿hay alguna celebración?

Pues no, estaba previsto un acto institucional que ha sido demorado por razones de agenda, pero como podemos leer en la web de la Comunidad de Madrid, a las 11.30 se va a inaugurar una exposición en la estación de Nuevos Ministerios.

Dicha exposición será sin duda muy interesante, si bien hay que estar atentos, puesto que a partir del lunes la misma se traslada a la estación de Retiro.

Sobre el autor
Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración. Máster en Gobierno y Gestión Pública con especialización en políticas públicas de transporte y movilidad. Actualmente cursa estudios de doctorado con tesis sobre la Red Transeuropea de Ferrocarriles de Alta Velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 thoughts on “90 aniversario del Metro de Madrid

  1. El trazado original de la línea 1 entre Progreso (Tirso de Molina) y Cuatro Caminos NO es el actual. Aquel discurria por las calles de Hortaleza y Santa Engracia, mientras que el construido lo hace por Fuencaral y Luchana.

  2. Me resulta muy curioso lo de la concesión administrativa inicial de 99 años, o que la primera línea tardase sólo dos años en terminarse. No sé, después de 90 años, da gusto ver el metro que tenemos, aunque siempre habrá algo que mejorar, que es lo positivo 😉

    Enhorabuena. Un artículo realmente estupendo 🙂

    [a]