Moverte en transporte público te permite ahorrar más de 6000 euros al año

Durante los últimos años, a pesar de la congelación de las tarifas de los abonos mensuales de transporte, la sensación generalizada es, por un lado que el transporte público es muy caro y, por otro, que cada vez lo es más. Por eso, hemos querido realizar un ejercicio de comparación entre las tarifas aplicadas en las distintas modalidades del abono mensual para la zona A y la actualización de precios que habrían de aplicarse tomando como deflactor el Índice de Precios de Consumo (en adelante, IPC), durante el periodo 2007-2016, que más o menos se corresponde con la crisis económica de la que aún padecemos los (esperemos que) últimos coletazos. Todos los precios corregidos con el IPC toman como referencia los precios a 1 de enero de 2007.

Moverte en transporte público te permite ahorrar más de 6000 euros al año

Moverte en transporte público te permite ahorrar más de 6000 euros al año

A través de esta información se puede apreciar que la presión que ejercen las tarifas del transporte público sobre los usuarios ha sido creciente desde el inicio de la crisis en las tres modalidades del abono mensual. El Abono Normal se encareció en el periodo estudiado en 14,15 euros (un 34,98%); el Abono Joven en 8,70 euros  hasta octubre de 2015 (un 33,08%), habiéndose abaratado desde entonces en 15 euros (un 42,86%); y, por último, el Abono de Tercera Edad cuesta ahora 1,85 euros más que en 2007, lo que supone un 18,78% más. De haberse establecido un cambio tarifario con base en el IPC, las tarifas para 2016 serían aproximadamente las mismas que en el año 2007.

La diferencia entre las tarifas aplicadas y corregidas por el IPC es especialmente notable para el Abono Normal desde el año 2009, momento en el cual las tarifas aplicada y corregida comienzan a separarse por una diferencia de más de 5 euros, duplicándose esta diferencia tan solo 3 años después. A partir de 2013, esta diferencia se relaja por la congelación de las tarifas. Sin embargo, la bajada del IPC hace que la diferencia siga creciendo de forma moderada hasta diciembre de 2015. Ya en el primer trimestre de 2016, la nueva subida del IPC, reduce la diferencia entre la tarifa aplicada y la corregida hasta quedar en 14,25 euros. De este modo, un usuario de Abono Normal para zona A gastará entre 156,75 y 171 euros más cada año respecto a lo que pagaría con las tarifas corregidas por el IPC, dependiendo de si tiene que comprar el abono 11 ó 12 meses.

Las tarifas del Abono Joven siguieron en este periodo la misma tendencia, con la excepción del polémico cambio tarifario para el Abono Joven a partir de octubre de 2015. Así, en 2016, la tarifa del Abono Joven resulta 6,24 euros más barata de lo que habría sido de haberse aplicado las correcciones de las tarifas a través del ajuste de precios vía IPC. Esto quiere decir que un usuario de Abono Joven ahorrará cada año entre 68,64 y 74,88 euros cada año, dependiendo de si tiene que comprar el abono 11 ó 12 meses.

Por su parte, las tarifas del Abono de Tercera Edad, sufrieron en este periodo una subida constante pero muy moderada, siempre por debajo de los 2 euros, situándose en 2016 en 1,87 euros. Esto supone entre 20,57 y 22,44 euros más cada año con las mismas condiciones que en los casos anteriores.

¿Y si comparamos con movernos en coche?

Sin embargo, aunque el transporte público sea ahora efectivamente más caro que antes, sigue siendo muchísimo más barato que moverse en coche.

Tomando como referencia los datos publicados por Automovilistas Europeos Asociados (para que no nos acuséis de sectarismo, nada mejor que irse al caso más barato del lobby pro-coche por excelencia) y obteniendo el precio mensual del uso del coche para el caso de los diésel, los 7.050,00 euros anuales se convierten en 587,50 euros cada mes.

Existe una regla informal, que es la de “los tercios” del sueldo para equilibrar las finanzas familiares. Según ésta, un tercio del sueldo se debería dedicar a la vivienda, otro tercio a los gastos corrientes (transporte incluido) y el último tercio al ahorro. Pero la realidad es que es difícil cumplirla en Madrid al precio que está la vivienda tanto de alquiler como en propiedad. Sin embargo, donde sí es posible ahorrar es en el tercio de los gastos corrientes moviéndonos mayoritariamente en transporte público. Y, es que, como podemos ver en las tabla siguiente, las diferencias para un sueldo neto de 1.000 euros son evidentes entre moverse en coche o en transporte público.

Moverte en transporte público te permite ahorrar más de 6000 euros al año

Para el año 2016, la diferencia supone unos 6.377,02 euros (6.432,22 euros para los usuarios del abono anual y aproximadamente 6.400 euros para los más avezados que necesiten comprar el abono mensual 12 meses). Es decir, 6.377,02 euros de ahorro. Esto supone, con el sueldo neto tomado en consideración el ahorro de más de 6 meses de trabajo cada año. Parece una razón de peso para tratar de moverse mayoritariamente en transporte público o, al menos, racionalizar el uso del coche.

¿Y si tengo coche pero no suelo usarlo? Los costes de tener un coche que no se usa son también elevados, pues se asumen todos los gastos fijos aunque los variables sean bajos, por lo que lo mejor es evitar tener en propiedad un coche que no se usa. De hecho, esto nos favorece a todos: a ti porque te quitas gastos y a la sociedad porque un coche menos en propiedad supone un ahorro de espacio. Y además, siempre que quieras puedes hacer uso de los servicios colaborativos y de alquiler de coche por horas que existen en Madrid.

Sobre el autor
Soy Doctor Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad Politécnica de Madrid. Estoy especialmente interesado en el impacto de la planificación territorial y urbana en el transporte y la movilidad (y viceversa).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 thoughts on “Moverte en transporte público te permite ahorrar más de 6000 euros al año

  1. Este estudio olvida que el coche suele tener sitio para 5 plazas más equipaje en el maletero. Si se usara toda la capacidad del coche el transporte público no saldría tan bien parado.

    1. Poniendo que todos los abonos fueran normales, seguiríamos hablando de 3.276€ frente a 7.050€. Pero sí te doy la razón en que los coches ganarían eficiencia de ese modo. Sin embargo, la triste realidad es que la tasa de ocupación actual ronda los 1,2 pasajeros/coche.

  2. Si algún día viviera y trabajará dentro de Madrid ciudad, sé que me movería mucho más en transporte colectivo. Aunque no tengo tan claro que me deshiciera del coche. Creo que acumularía los dos gastos.

  3. Si teneis en cuenta que la mayoria de la gente que coge el coche pertenecen a la zona B1…C1.
    Creo que habria que comparar con 100 € al mes y no 54.60.

    Pero aqui como vivimos en el Pais de la Piruleta, con un trasnporte publico rapidisimo!.

    Saludos.

    1. Hola Alberto,

      Dos cosas:

      – La primera es que si faltas al respeto en alguna otra ocasión, te banneo y aquí paz y después gloria.

      – La segunda es que si le echas un ojo al reparto modal se te caerá un mito. Y efectivamente, el uso del coche crece a medida que nos alejamos del centro, pero no creas que al nivel que puedas pensar. De hecho, si lees bien el artículo, en todo momento se hace referencia a la zona A y ahí considero que este argumento no tiene posible discusión más allá de las que esgrimen Naranjo y Luis.

      Un saludo.

  4. Si me permites romper una lanza a favor del coche particular, simplemente diré, que en el estudio falta una variable muy importante: el factor tiempo.

    ¿Cuanto vale el ahorro en tiempo? Sobre todo para aquellos casos en los que él coche permite ahorrar más de una hora al día en desplazamientos (qué no son pocos).

    Es ahí donde queda mucho trabajo: hacer competitivos los tiempos del transporte público frente al coche fuera del interior de la linea 6. Mientras no sea así seguirá compensado palmar 6.000 € al año.

    Y que conste que servidor es usuario de car-sharing, bici, transporte público y todo tipo de modalidad de transporte. Pero la realidad de nuestra ciudad y el área metropolitana es la que es, y en muchos casos el coche particular sigue ganando.

    Saludos

    1. Completamente de acuerdo, Naranjo. Pero debo decir que ha sido de forma deliberada por dos cuestiones: 1) hacerle la contra a los artículos que salen de vez en cuando en la prensa y que suelen decir lo barato que es ir en coche frente al transporte público y 2) que si te fijas sólo he considerado la zona A, donde las distancias de desplazamiento suelen ser tales que en la mayoría de los casos la ganancia de tiempo en coche es más psicológica que realista (en grandes números, ya sé que cualquiera puede decir que vive en Hortaleza y cuando quiere ir a La Peseta resulta que en transporte público tarda el doble y no le faltará razón siempre que no haya mucho tráfico).

      Un saludo y gracias por tu comentario 😉

  5. ¿¿De dónde sacas los 7.050,00 euros anuales de uso del coche?? Si hay que usar los datos del artículo que enlazas sale que tendrías que hacer casi 40Km todos los días del año para gastarte esa cifra (suponiendo el gasto mayor de los dos que presenta). Mucho, ¿no?

    1. Hola Luis,

      Si pinchas en el enlace de Automovilistas Europeos Asociados tienes el desglose. Efectivamente, con 15000Km/año se deben incluir viajes y demás. Pero con 6000€ de margen si se usa el transporte público como forma habitual de moverse, cunde para dar la vuelta al mundo…

  6. Excelente artículo, aunque los usuarios habituales pocas veces usan los costes totales del vehículo privado para comparar con el coste del transporte público, normalmente solo se fijan en lo que gastan en gasolina para concluir que el coche es mucho más barato que el transporte público.