Viajeros molestos: los que llevan la música en altavoz

Ilustración de Manuel Bartual donde ironiza sobre el tema

El avance de la tecnología ha traído muchos beneficios, pero también algunas complicaciones. Y una de ellas es la de aquellos que prefieren ir escuchando música del móvil usando sus altavoces en vez de los cascos.

Hacerlo de esta manera no tiene mucho sentido: molestas a quienes te rodean y la calidad del sonido es mucho peor. Pero parece ser que hay quienes necesitan destacar sobre los demás.

El problema es que generalmente nadie llama la atención a estos individuos. El resto de viajeros opta por no meterse en problemas, y los vigilantes de seguridad no hacen nada por evitar este incívico comportamiento. Podríamos pensar que los reglamentos de viajeros no contemplan la existencia de estos aparatos tan molestos, pero ¿es así?

Echémosle un ojo al Reglamento de viajeros de EMT. En su apartado «Obligaciones de los viajeros», recoge una que parece adaptarse perfectamente:

No utilizar radios ni aparatos de reproducción de sonido a un volumen que pueda resultar molesto a los demás usuarios.

Por otra parte, el Reglamento de Viajeros de Metro (que se aplica también en las líneas de tranvía) no recoge en ningún artículo esta circunstancia. Nos remite a la Ley de Transportes Terrestres, pero en ella no se concreta ninguna prohibición de escuchar música sin auriculares.

¿No es hora de añadir algún artículo a los reglamentos para acabar con este problema? El hilo musical en los trenes de cercanías se eliminó a causa de las quejas de los usuarios, y creemos que debería prohibirse también obligar a quienes te rodean en el tren, metro, tranvía o autobús a tener que escuchar la música distorsionada de tu móvil. Debería tratarse de una cuestión de civismo y educación, pero parece ser que si no se persigue y castiga… la gente no deja de hacerlo.

Imagen | Manuel Bartual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

36 thoughts on “Viajeros molestos: los que llevan la música en altavoz

  1. Estoy de acuerdo con todos vosotros y añadir que a mediados de 2013 trabaje de seguridad en renfe y si hice cumplir la normativa, por suerte todos apagaban el movil y la cosa no llegaba a mayores, el problema es que tengo turnos de 12 horas y a mi nadie me protege de los que se ponen debajo de mi ventana con la música, el porro y el botellón, llamas a las policía y no sancionan, con lo cual creo que los vigilantes sin tener autoridad hacemos mas de lo que hacen otros con autoridad.

  2. Desgraciadamente todo evoluciona tanto para bien como en este caso para mal.

    Los deficientes de antaño eran los que daban la nota con el famoso radiocasette en el hombro a toda pastilla.
    El coeficiente no a cambiado, pero la tecnología para monos si. Y en este caso han sustituido el radiocasette por el movil de última tecnología.

    Son por lo general unos incomprendidos que culpan a la sociedad de sus fracasos, fruto en especial de su estúpido ego y ridiculo «orgullo».
    Nadie los escucha porque en definitiva no saben expresar lo que sienten y solo les queda recurrir su música.

    Principalmente suelen ser las típicas canciones «antisociales» que no hacen otra cosa que decir solo lo que ellos quieren escuchar. Siendo así un circulo vicioso.

    Los cantantes ganan dinero cantando milongas del perdedor, el perdedor la pone a toda pastilla creyendo que el obligado sufridor que esta a su lado le va a prestar atención a su ruido y como no, el subconsciente del perdedor cree que a los demás les importa la vida de ellos, cuando en verdad lo único que consiguen es desprecio.

  3. ¿Y a nadie se le ocurre decirlo claramente, en lugar de utilizar subterfugios o pedirle a papá autoridad que medie? Os sorprendería la cantidad de gente que baja el volumen si se lo pides con educación (si vas a mala leche, el resultado es el contrario).

    Todos deberíamos de aprender de Auricuman:

  4. Yo tengo una efectiva solucion para este tipo de paletos, ir con una botellita de agua, hacer que se te cae encima del movil y, «uy lo siento» «jodete que te has quedado sin movil»

  5. La verdad es que cada vez que veo alguno de estos, se creen guays, pero a mí me parece de lo más cutre y paleto que puede haber. Y como yo piensa la mayoría de gente que conozco (y somos jóvenes). ¿No tienen sentido del ridículo? Jaja

  6. A mi me gusta el death metal, hardcore metal y toda esa morrala, y lo que hago es poner a los Sepultura a todo trapo por los altavoces y, os aseguro, q cuando suenan los sepul no se oye nada más xD

    me ha costado algún careo con «los indeseables del reggetón» xo merece la pena por lo q te ries de ellos con tus colegas 😉

    un saludo.

  7. Yo no se que es peor, si los de los móviles o los que van a comentar entre los amigos las fotos del tuenti a voces en la biblioteca. Hoy me tenido que ir indignado de una biblioteca, parecía una cafetería. Y me fui a quejar y como dice, no tienen poder administrativo para prohibir no hablar. Tocate un pie!

  8. Aquí en Londres también existe esa plaga. Un día en el bus nocturno, volviendo a casa, en el que la gente viene de salir de marcha, se subió un negro con su rap en el móvil a toda ostia al piso de arriba del bus. Espontáneamente (el alcohol…) medio bus se puso a cantar y a pedirle al negro que subiera el volumen, que molaba mazo, venga tío, dale duro, y todos a bailar moviendo la cabeza, imitando a negros bailando rap, partiéndonos de la risa en su cara.

    El negro, inicialmente tan duro, con su capucha y sus andares de malo malísimo se quedó cortadíiiiiiiiiiisimo y no le quedó otra que esconder la cabeza en la capucha y bajarse del bus en cuanto tuvo oportunidad.

    El busero nos dio las gracias por megafonía.

  9. Yo me los quedo mirando tranquilamente mientras, más tranquilamente aún, abro la mochila, cojo el iPod y me encasqueto los cascos, diciéndole claramente con un sutil lenguaje no verbal: No quiero escuchar esa mierda de reguetóun que en ningún momento nadie te ha dicho que pongas.

  10. ¿Y de qué sirve regular nada, si luego no hay policías que hagan cumplir la ley y esta se deja al albur de seguratas que van cagados de miedo como no actúen en manada (y, preferiblemente, con perro)? La razón moral se tiene o no se tiene y tienes que apoyarte en ella, pero no suele servir para nada: mira lo que le pasó a la madre del primer comentarista (Rafa). Si hubiera una norma legal que prohibiera expresamente esa cabronada de los altavoces a toda pastilla: ¿alguien cree que a esa señora no le hubiera ocurrido exactamente lo mismo?

  11. Generalmente son niños o retrasados, sin diferenciar raza o nacionalidad los que llevan el móvil en la mano puesta de manera que haga eco y se escuche más el altavoz. A mi me da vergüenza que cuando me llaman al móvil se escuche demasiado, y a esta gente todo lo contrario, cuanto más se escuche mejor. No sé porque pero se quieren hacer notar y hacernos saber cual es la música que les gusta. Realmente no se me ocurre ninguna solución efectiva, pero desde luego algo abria que hacer….

  12. Me parece correcto que no se deban usar los altavoces en el tranporte público, es mas deberian de confiscar temporalmente estos reproductores o moviles a los que no los usan correctamente. Por otra parte me gustaria comentarque una pasajera me han llegado a llamar la atencion por llevar los cascos (auriculares) puestos en el metro, ya que al estar a lado mio sentada le moletaba; y yo me pregunto tambien le molestara el ruido de la catenaria, o las conversaciones de la gente, o el pitido que emiten las puertas del vagon al cerrarse, parece que todavia hay gente que no entiende que el transporte publico, sera siempre PUBLICO, Sra. cojase un TAXI!!!!

  13. jaja me ha hecho gracia esta noticia.

    Yo soy muy temperamental y en su día di el toque de atención a una niña de unos 16 años por tener el móvil a todo volumen y encima su madre no le decía nada. En este caso eran sudamericanos y cuando les llame la atención todo el vagón me dio las gracias, pero ello no hicieron nada, solo decir que estaba mal educada por ser sudamericanos, cosa que me fastidió mucho mas.

    Mi argumento fue claro, «niña, si pones la música a tope, yo voy hacer lo mismo y entonces esto será un kaos. Y lo apagó.

    Pero como indicas no hay normas, y entonces es muy difícil actuar.

  14. Se les puede hacer callar, estava yo en el metro de barcelona con unos amigos y unos chavales se pusieron a aburrir con rap y demas.

    Nosotros nos pusimos a aprobechar el ritmito para soltar las maravillosas rimas de tito MC y demas perlas que divagan por ahi, a los 30 segundos adios musiquita =)

  15. Completamente de acuerdo. Además es que siempre son los mismos: los sudamericanos y sus cansinas bachatas y reggetones. Que se creen los reyes de todo… Parece mentira que muchos de ellos lleven años viviendo aqui y no hayan aprendido nada…

    1. Vaya! Qué de prejuicios! Pues yo suelo ver más a niñatos y niñatas sin dedos de frente que se creen lo más. Españolísimos por cierto. Algunos hasta llevan banderitas y todo.

      No jodamos coño, que gilipoyas los hay de todas las razas, sexos y religiones. Desgraciadamente somos iguales sobre todo para la imbecilidad.

  16. ¿Donde esta la SGAE cuando realmente se la necesita?¿No debería esa gente pagar a dicha entidad por difundir su música? Revisores de la SGAE en el metro YA!

    1. Cierto es que la viñeta sale en el cómic de Bartual «Escucha esto!», pero Fer redactó el post antes de que me lo dejaras.

      Aprovecho para recomendar el citado libro 😛

  17. Estoy de acuerdo que habría que hacer algo similar a lo de la EMT. Cuando voy escuchando música en el tren me fastidia considerablemente que alguien ponga su móvil a toda leche por el hecho de hacerse notar, y si yo no me pongo a cantar lo que escucho (en primer lugar porque me moriría de vergüenza), tampoco esa persona debe poner su música para todo el mundo.

    Recuerdo un viaje Atocha-Villalba este verano que desde las Rozas una mujer estaba poniendo Reggaeton en su móvil y cantando a voz en grito. Salí con un dolor de cabeza increíble y no precisamente con ganas de decirle lo bien que cantaba.

    [a]

  18. El ruido es molesto, pero lo que para ti es ruido, para mi es música, eso fue lo que contestó un joven a mi mujer cuando en el autobús le pidió que apagara el reproductor. Encima ponte a aguantar las provocaciones del grupo de viajeros incivicos que le acompañaban, resultado, mi mujer tuvo que bajarse del vagón de Metro y cambiarse a otro.

    Este incidente me hizo pensar en la necesidad de regular el sonido en sitios públicos. Desde aqui, solicito a las instituciones de transportes que añadan al reglamento impedir que los reproductores musicales, (telefonos, Ipods) y de paso que se añada un artículo más que dia: Por favor mantengan un tono moderado en sus conversaciones, que aveces el autobús/metro es un gallinero.

    Ojala podamos algun dia los ciudadanos de Madrid ser los menos ruidosos de Europa, y de paso los más cívicos.

    Rafa.

    1. «El ruido es molesto, pero lo que para ti es ruido, para mi es música, eso fue lo que contestó un joven a mi mujer cuando en el autobús le pidió que apagara el reproductor. Encima ponte a aguantar las provocaciones del grupo de viajeros incivicos que le acompañaban, resultado, mi mujer tuvo que bajarse del vagón de Metro y cambiarse a otro.»

      Pues no iba en autobús?

      Una vez le di un bofetón a un niñato que tenía puesto el transistor a toda pastilla, tras advertirle verbalmente, por supuesto.
      En otra ocasión fui a hacer lo mismo, y un abuelo de los que han trabajado en el campo y tienen un muestrario de morcillas por mano se me adelantó.

      Saludos.