Mybici, aplazado por la crisis

No terminábamos de creernos que por fin Madrid se tomase en serio la movilidad ciclista y hacíamos bien, porque ayer nos enterábamos de que el Ayuntamiento de Madrid aplaza indefinidamente el sistema de bicicletas públicas que prometió poner en marcha en marzo de 2011. Hay que recordar que es la segunda vez que esta iniciativa se para, y en ambos casos con la crisis como pretexto. Por eso quizás confiábamos en que la segunda vez ya se hubiera tenido en cuenta este factor.

Este es uno de los recortes que ha realizado la administración local por la situación económica. Otro de ellos también afecta a la ecomovilidad, porque se ha suprimido la Fundación Movilidad.

Parece que en época de vacas flacas la movilidad sostenible no es una prioridad. Sin embargo, nosotros creemos que impulsar un medio de transporte económico, limpio y sostenible como es la bicicleta es una necesidad más que nunca en una época en la que las familias no pueden permitirse las constantes subidas del transporte público o soportar los costes de un vehículo privado.

Un sistema de bicicletas públicas, y la campaña de publicidad y concienciación que llevaba aparejada, las habría hecho visibles ante peatones y conductores, habría reivindicado el ciclismo urbano como una forma más de moverse por la ciudad y no como un entretenimiento exótico para los fines de semana. Estamos seguros de que el coste de esta medida podría ser soportado por las arcas del Ayuntamiento, especialmente en una época en la que la Unión Europea pide a Madrid recortes de emisiones contaminantes, y la concejalía de Medio Ambiente en vez de ponerse a ello solicita una moratoria para poder seguir contaminando algunos meses más sin tener que limitar el uso del vehículo privado.

¿Qué será lo próximo que se cancele con la flexible excusa de la crisis? ¿la tarjeta sin contacto, el plan de cercanías, los carriles bici? Ya se ha anunciado que el Plan Director de Movilidad Ciclista sufrirá recortes también. Madrid necesita, o mejor dicho, lleva años necesitando estas medidas que hagan de la capital un lugar limpio, sostenible y habitable para todos. Y hoy, con noticias así, la ecomovilidad que nuestros políticos dicen defender es cada vez menos creíble.

Vía | El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 thoughts on “Mybici, aplazado por la crisis

  1. Ya va siendo hora q se promocione mas el transporte limpio y eficaz como es la bici…en Madrid necesitamos mucho mas carriles y por favor mayor conciencia para respetarlos por parte de los peatones….
    Viva el transporte limpio y sostenible!!!!

  2. Reflexión: La bici en las ciudades donde se ha apostado por ella no suelen reducir mucho el número de coches, pero sí el de peatones y el de usuarios de transporte público, especialmente autobuses donde la bici es especialmente competitiva.

    Dado que el tiempo de parada del bus es proporcional al número de viajeros que se suben (no así el metro), ¿cuánto mejoraría el servicio de la EMT si, pongamos, un 5% de los usuarios del bus se pasaran a la bici? ¿Cuánto se ahorraría la EMT?

    1. Por norma general la implantación de bici pública no supone una bajada generalizada en el transporte público colectivo. Si bien es cierto que gran parte de los usuarios de bici pública proceden del TPC o son peatones (hay cambio modal); también hay que tener en cuenta los nuevos viajes intermodales generados por el uso de bici pública (gente que se acerca al tren en bicing, etc…)

      De todas formas, habría que tratar más en profundidad este tema. Los resultados de una implantación de bici pública son muchos y variados, pero generalmente son siempre positivos. Esto es un paso atrás del ayuntamiento en toda regla 🙁

  3. La raiz del problema no está en la crisis, sino en el concepto que tiene este Ayuntamiento realmente sobre la bicicleta y el papel que debe asumir: para esta gente, no estamos hablando de «movilidad», sino de «paseo, ocio…» Y claro, si la bici es algo ocioso, es normal que con la excusa de la crisis se detenga.

    Pero es que la bici no es un aparatejo para pasárselo bien o dar un paseo (que también). Señor Alcalde: la bicicleta es UN MEDIO DE TRANSPORTE. Un medio limpio, barato, silencioso, seguro… y divertido, claro que sí. Pero enga con la excusa de la crisis. Diga claro que la movilidad sostenible le importa un pimiento.

  4. La gran pregunta es ¿Por qué en Sevilla -y en otras ciudades- este mismo sistema se puede financiar gracias a la publicidad de las paradas y en Madrid no? ¿No será que con la excusa de la crisis se quitan de encima algo que les interesaba poco o nada pormocionar?

  5. Esta muy clara la intención de este ayuntamiento, su alcalde, y sus gestores respecto a la Implementación de la Bicicleta como trasporte en la ciudad.
    Como de la Eficiencia, y la Sostenibilidad.
    Lo mismo tenemos respecto al abuso de la contaminación contra la salud pública.
    Hablamos de lo mismo respecto a pacificar la ciudad, y reducir la invasión, y violencia del automovil particular.
    Porque no se van ya !
    Necesitamos mentes jovenes, y modernas, después del despilfarro, y la ausencia de ideas para la modernidad.
    Vaya alcaldes de ese Pp que nos han tocado.