Nueve curiosidades sobre el Abono Transportes

abonatea

El abono transportes cambia como no lo había hecho hasta ahora. Deja de ser una tarjeta y un cupón magnético para pasar a ser un tipo de billete que se puede recargar en la Tarjeta Transporte Público. Y aunque este es un cambio que en ecomovilidad.net llevamos pidiendo años, no podíamos dejar que el Abono Transportes muriese sin despedirnos con un artículo homenaje.

Y es que el primer billete integrado y de viajes ilimitados ha sido uno de los grandes hitos del transporte público madrileño. Un auténtico impulso a la movilidad sostenible, una idea pionera en nuestro país que lamentablemente se quedó ahí, sin avanzar en la integración de las demás tarifas como sí hizo Barcelona, por ejemplo. Pero vamos con el tema que nos ocupa: nueve curiosidades sobre este título que casi todos los madrileños llevamos en el bolsillo.

1. El primer abono transporte se puso a la venta el 1 de diciembre de 1986, con validez a partir del 1 de enero de 1987. Solo existía la versión mensual normal de zona A, y su precio era de 3000 pesetas (18,03 euros). Su equivalente hoy en día vale el triple: 54,60 euros.

Captura de pantalla 2013-12-07 a la(s) 23.29.52

2. Al igual que está sucediendo con la tarjeta sin contacto, las zonas del abono transporte se fueron poniendo en marcha poco a poco. El 1 de enero de 1987 solo existía la zona A, en marzo se pusieron a la venta los de zonas B y en 1988 llegarían las zonas C y los abonos jóvenes y de tercera edad. Las últimas tarjetas de abono lanzadas en formato tradicional fueron los de familia numerosa y discapacitados, en 2009.

3. El nombre Abono Transportes se definió en el manual de imagen corporativa del Consorcio. Según explicaban, si no se ofrece al público un nombre memorable, acabará por bautizarlo a su manera. Por eso eligieron un nombre lo suficientemente sencillo y rotundo como «Abono de transportes», que en su representación gráfica sustituía la «de» por las estrellas de la bandera madrileña.

4. La tarjeta del abono transportes es grande e incómoda, ¿verdad? En su momento no lo era tanto. Y no porque haya aumentado de tamaño con el paso de los años, sino porque cuando se creó a mediados de los 80, tenía un tamaño similar al del DNI antiguo.

5. Las negociaciones con Renfe fueron duras, y durante algún tiempo, se dio por hecho que el nuevo título de viajes ilimitados solo valdría para metro y EMT. Finalmente, Renfe se incorporó, y damos gracias de que no dejara cojo desde el primer momento el sistema de transportes.

abonosjovenesytercera

6. La definición de «joven» ha ido variando con el paso del tiempo. Cuando se creó el primer abono joven a finales de los 80 solo era válido hasta los 18 años. Después se amplió hasta los 21, y años después hasta los 22 y posteriormente los 23 años. Muchos defienden que se haga hasta los 26 o 30 años, como el Carnet Joven europeo, pero ningún gobierno regional lo ha anunciado.

7. El diseño del abono transportes es obra, como toda la imagen corporativa del Consorcio de Transportes, del estudio de Alberto Corazón. Corazón es uno de los más grandes diseñadores de nuestro país, es autor también de la imagen de Cercanías para Renfe, la ONCE, Anaya o Mapfre, además de Premio Nacional de Diseño.

primerabonotransportes

8. Aunque parezca lo contrario, sí que ha sufrido pequeñas variaciones en su diseño, aunque más debidas a una falta de interés por mantener una imagen corporativa coherente que a decisiones conscientes. Además, los avances tecnológicos lo marcaron tímidamente: por ejemplo, los primeros no tenían código de barras, que posibilita la compra del cupón en máquinas automáticas. Código de barras que, por cierto, apenas contiene información: número de abonado, zona de validez y en el caso del abono joven, año de caducidad. El cupón por su parte incorporó nuevos detalles para evitar su falsificación o celebrar los 25 años del Consorcio.

9. Hasta finales de los 90, el cupón mensual se mostraba al conductor del autobús de la EMT en vez de validarlo mecánicamente. Para facilitar el reconocimiento a simple vista, cada mes las letras del cupón se imprimían de un color diferente. Con la llegada del metrobús y la instalación de validadoras magnéticas en toda la flota de la EMT, además de la venta del cupón mensual en máquinas automáticas, se terminaron los diseños coloridos.

¿Conoces alguna otra curiosidad del abono transportes que quieras compartir con nosotros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 thoughts on “Nueve curiosidades sobre el Abono Transportes

  1. Hola Fernando de Córdoba, agradecería saber si existe alguna tarjeta de E.M.T. para personas mayores de 60 años, aquí en Madrid, con tarifa reducida, y gracias por toda la información que nos das en tu página, un saludo Carol Ortiz

  2. Existen cuatro modelos de Abono de Transportes que permiten viajar fuera de la CAM: son los E1 y E2 tanto normales como para jóvenes. Este tipo de abono existe, a pesar de los distintos gobiernos que han querido eliminarlos, gracias a un Convenio de Colaboración entra la CAM y CLM en el que la primera paga el 33% del presupuesto y la JCCM el resto en virtud del número de usuarios de cada autonomía. A lo largo de los años, desde el partido político al que pertenezco, hemos intentado modificar las zonas tarifarias en virtud de la distancia y no de fronteras, poniendo en valor lo que nos une y no lo que nos separa a ambas comunidades.

    Tanto los gobiernos de la CAM como de la JCCM de esta legislatura como de la anterior, se han opuesto, a pesar de que la medida beneficiaba tanto a ciudadanos de Madrid como de Castilla La Mancha.

  3. Se os ha olvidado en este articulo hablar de las zonas E1 y E2.

    ¿En que año comenzaron?

    Esos abonos tienen la curiosidad de tener el logo de castilla la mancha, si quereis os paso una foto.

  4. Se os ha olvidado en este articulo hablar de las zonas E1 y E2.
    ¿En que año comenzaron?
    Esos abonos tienen la curiosidad de tener el logo de castilla la mancha, si quereis os paso una foto.

  5. Creo que debería haber un abono especial gratuito o de bajo coste para desempleados. ¿Por qué un mayor de 65 años tiene un abono a bajo precio, aunque cobre la pensión máxima, y un desempleado tiene que pagar el abono completo?

    1. Porque nuestros políticos se piensan que los desempleados están todo el día mirándose el ombligo en casa, como ellos son ricos no ven la realidad de este mundo

  6. Los abonos normales se hacían in situ en los estancos, pero los especiales no. De la recogida de los impresos de solicitud en los estancos se encargaba el servicio de Correos. Luego se llevaban los carnet en unas carteras rojas corporativas muy simpáticas. Cuando fui cartero, nadie me dijo que esto se hacía así, por lo que tuve una semana o dos a mis estanqueros echando espuma por la boca hasta que me enteré de cómo iba la cosa.