¿Por qué no hay relojes en el metro de Madrid?

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page

Si hay un elemento habitual en las estaciones de tren, son los relojes. Curiosamente, los pocos relojes que había en el metro de Madrid han desaparecido, y hoy en día es difícil encontrarlos cuando viajamos en el metro. Es cierto que todos tenemos un reloj de pulsera o un teléfono, o se lo podemos preguntar a otro viajero. Pero queremos indagar en la cuestión, ¿Por qué no hay relojes en nuestro metro?

En el siglo XIX el ferrocarril introdujo el concepto de “hora oficial” en la población. Hasta entonces, poco importaba si una diligencia llegaba a las 14:33 o a las 14:36. La exactitud que requerían los sistemas ferroviarios obligó a dotar a las estaciones de relojes tanto para los operarios como para los viajeros. Relojes que en algunos casos se han convertido en el emblema monumental de muchas estaciones.

Dónde hay (o había) relojes en el metro

Por extensión, las estaciones de cercanías también disponen sus propios relojes en andenes y vestíbulos, y los primeros paneles interiores de los trenes incluyen hora y temperatura. Algo que no sucede en el metro de Madrid, donde ni en andenes ni trenes se muestra la hora. Si que los hay, por ejemplo, en los cuartos técnicos: las cabinas de los andenes, y los Puestos de Control Local.

Reloj en el cuarto de Jefe de Estación. Foto: Metro de Madrid

En otros tiempos, los había cara al público. Por ejemplo, en las líneas 8 y 9, que funcionaban con horario (sistema Crono) había relojes junto a los puntos de parada. En las líneas más antiguas había uno en las cabeceras de andén para controlar los intervalos de paso.

No sólo había relojes con una función técnica. En la estación de Sol, antes de su reforma en 2008, había relojes analógicos en los andenes y digitales en los vestíbulos. Otras estaciones aún mantienen sus relojes en el exterior, como Aluche o Lago. Y no olvidemos las pantallas de televisión del Canal Metro Madrid, que muestran la hora en una esquina.

¿Serían necesarios los relojes en el metro?

Conviene recordar que Metro de Madrid, a diferencia de otras redes, no vende tiempo de viaje, sino tiempo de intervalo. De hecho el reglamento de viajeros sólo contempla como derechos la prestación del servicio y el cumplimiento de los intervalos marcados; si luego tardamos el doble de lo normal, no tenemos derecho a ninguna compensación. A nuestro juicio, esto nos parece un error en un modo de transporte que se debería caracterizar por su rapidez.

En este contexto, ¿para qué poner relojes? Suponemos que Metro de Madrid no quiere que sus viajeros contabilicen los retrasos causados por el sistema de regulación SiRAT. Ver pasar el tiempo (literalmente) tiene un factor psicológico importante.

Sin embargo, los relojes pueden ser importantes desde el momento en que las líneas funcionan con horarios de paso, algo que sucede en todas ellas a partir de las 22 horas. No obstante, los paneles de Próximo tren hacen prescindible conocer la hora.

En Barcelona la hora actual aparece en una esquina del panel.

También hay que tener en cuenta que la instalación de nuevos elementos supone una inversión y un posterior mantenimiento. Por este motivo, desde ecomovilidad.net proponemos utilizar los indicadores electrónicos ya existentes para ofrecer esta información, incorporando la hora actual al panel al igual que se hace en otras redes.

De este modo nos aseguramos incorporar esta información útil en toda la red, sin instalar ningún nuevo dispositivo, y pudiéndose sincronizar conjuntamente desde el puesto central. Fácil y sencillo.

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page
Sobre el autor
Ingeniero de Obras Públicas, especialista en movilidad y seguridad vial. Trabaja en el sector ferroviario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 thoughts on “¿Por qué no hay relojes en el metro de Madrid?

  1. En Colonia Jardín, en los andenes de MLO sí que existen relojes digitales, y los paneles de información horaria muestran la hora de salida del siguiente tranvía, en vez de los minutos (como en el resto de las estaciones)

  2. Muy intersante!

    Me lo he preguntado muchas veces y creo que deberíamos poder proponer algunas mejoras como por ejemplo esta.

    Otra por ejemplo que la información de los horarios de paso en tiempo real esté en su web en formatos accesibles y fácilmente tratables por máquinas. Esa información ya se le dió a Google para ponerla en los mapas de google maps dentro de Google transit. Así que existe.
    Ahora que sea pública.

    Saludos y seguid así, buen trabajo.

  3. De verdad, que no termino de entender la ventaja del “tiempo de intervalo” frente al “tiempo de viaje” ni las ventajas para Metro de Madrid.

    Recuerdo haber leído en otro artículo vuestro que las encuestas mostraban que la mayoría de la gente prefería un intervalo de espera menor frente a un trayecto más rápido. O no lo entiendo yo o los encuestados no entendieron la diferencia.