Propósito para 2013: Moverme en bicicleta

Propósito para 2013 - Moverme en bicicletaCon el año nuevo muchos de nosotros nos hacemos propósitos con muy buenas intenciones, algunos los llegamos a cumplir y otros menos. En ecomovilidad.net te proponemos para este 2013 un cambio en la forma de moverte habitualmente: usar más la bici.

Las ventajas para ti de la utilización habitual de la bicicleta para los desplazamientos cotidianos por la ciudad son numerosas y conocidas:

  • Es fácil de practicar.
  • Mejora tu condición física.
  • Desestresa y es divertido.
  • Ahorras en cada desplazamiento.
  • (añadir cada uno las suyas)

Pero además, con tu propósito de año nuevo nos estaremos beneficiando todos como sociedad porque:

  • Reduces la polución atmosférica y los gases de efecto invernadero. Nuestros coches son responsables del ¡¡11% de las emisiones de CO2 en España!! La Federación de Ciclistas Europeos ha calculado que si cada europeo pedaleara como si fuese danés, es decir 2,6 km al día, la bicicleta permitiría reducir un 15% las emisiones de CO2 originadas por el transporte.
  • Reduces el ruido. Problemas con el sueño, hipertensión, bajo rendimiento, etc. son algunos de los efectos que provoca la exposición de la población a altos niveles de ruido provocados normalmente por el transporte motorizado.
  • Mejoras la sanidad. La OMS recomienda practicar ejercicio regularmente durante 30 minutos al día. En Francia han calculado que el uso actual de la bicicleta (aproximadamente un 3% de los desplazamientos) supone un ahorro en sanidad pública de ¡¡5.600 millones de €!!
  • Ahorras en los hogares. A pesar de que el coste del coche sigue estando infravalorado y el coste de la bicicleta sobrestimado por el riesgo de robo, parece claro que existe un ahorro importante en los hogares donde se usa la bici, sobretodo si esto permite no tener que comprar un coche y se combina con el uso de transporte público, carpooling y carsharing.
  • Reduces la dependencia de las ciudades al automóvil. Rompes con las políticas de medio siglo favorables al sistema de movilidad basado en el automóvil.

Así que te animamos a seguir este propósito de 2013. Cuéntanos en facebook o twitter cómo lo llevas…

Sobre el autor
Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos con 2 másteres de especialización en transportes: Movilidad Urbana (UPM/URJC) y Supply Chain Design & Management (ParisTech ENPC). Ha trabajado en una de las principales consultoras especializadas en movilidad de España; y mejorando la distribución de mercancías en el último km para la líder francesa de transporte express. Además es socio-fundador de APTeMUS y coordinador en España y Francia de Y4PT. Puedes ver su perfil en LinkedIn.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

27 thoughts on “Propósito para 2013: Moverme en bicicleta

    1. Hola Rubén,

      La cifra del 11% de las emisiones de CO2 en España producidas por el VP son del IDAE.

      La cifra de realizar 2,6 km al día y reducir un 15% las emisiones de CO2 originadas por el transporte es de la Federación de Ciclistas Europeos.

      Saludos

  1. Empecé con el mismo propósito para este año. Cero dependencia del auto y del transporte público y gran calidad de vida. Saludos desde Argentina!!!!!!

  2. No termino de entender las comparativas entre países:

    «España no es centroeuropa»
    -No somos un país llano donde la orografía permita ir en bicicleta.
    Y además:
    -No somos un país rico donde podamos permitirnos comprar una bicicleta.

    Así que somos pobres y con cuestas. Por eso, recurrimos a un medio de transporte como el coche, más caro de adquirir, más caro de mantener, y que ocupa más espacio porque eso SI que nos lo podemos permitir. ¿No es contradictorio?

    1. No, evidentemente.

      El coche ya lo tienen la mayoría de las familias y la ITV, seguro, impuestos,… son gastos fijos ¿O realmente piensas que se puede sustituir un coche comprando una bici?…

      Las reducciones al absurdo de argumentos, no suelen funcionar.

      Yo no he dicho que seamos un país donde la orografía no permita el uso de la bicicleta. He dicho que es una barrera de entrada. Como también lo pueden ser la climatología.

      Y tampoco he dicho que no podamos comprar una bicicleta. Lo que he dicho es que para un español resulta porcentualmente mayor el esfuerzo económico de comprar una eléctrica.

      Lo que sí he dicho, pero no has puesto en tu reducción, es que, además, el uso de la bicicleta depende de otros muchos factores, sociales y administrativos, por ejemplo.

      No conviene posicionarse en posturas integristas, o nunca se extenderá el uso de la bici.

  3. Yo llevo años moviéndome mucho en bici por Madrid.
    Y hay dos factores fundamentales, que me impiden usarla regularmente a lo largo del año:

    1. El frío. Para mi el mayor enemigo. Y me da igual que en Europa la usen hasta nevando. No hay nada más incómodo que las gélidas temperaturas invernales para dejar la bici aparcadita en casa. De hecho desde finales de Noviembre, tras un Verano y Otoño de uso casi diario de la bici, he dejado la bici aparcada a causa del frío. La verdad tengo ganas de retomarla, pero la pereza de pasar frío todavía me vence.

    2. El sudor. A poco que hago ejercicio físico, sudo una barbaridad. Por ello para ir a trabajar a día de hoy la descarto.

    Me encanta moverme en bici, como deporte y como medio de transporte en distancias medias. Especialmente porque es un transporte puerta a puerta de verdad, y en distancias cortas y medias gana por goleada al coche y al transporte público,

    Pero lo otros dos factores (especialmente el del frío), a día de hoy, me pesan para hacer de la bici mi medio de transporte durante todo el año.

    Un saludo.

  4. Y si todos cobráramos como daneses… muchos viviríamos más tranquilos. España no es Dinamarca. Madrid no es Copenhage. Es una lástima.

    1. España no es Dinamarca. Vale, ¿Y qué?

      Precisamente el dinero (o la falta de dinero) debería ser uno de los factores que más nos animen ir en bicicleta y dejar el coche.

      La orografía no es excusa. A los automovilistas les encanta utilizar las cuestas como argumento para utilizar el coche, y dicen «Madrid no es llana como Amsterdam», ignorando que en muchas ciudades montañosas, como San Francisco o San Sebastián, el uso de la bici está mucho más extendido.

      1. Bueno, yo creo que ambos factores influyen. Soy firme partidario del transporte en bici, pero tampoco conviene sacralizar porque perdemos las razones que podamos tener.

        La orografía es fundamental y, por supuesto, no es comparable el uso de bici y coche en tales condiciones. No debemos pensar en los usuarios como deportistas acostumbrados. Una cuesta del 10% deja fuera de la bici a cualquier usuario ocasional. Y la única manera de ser usuario permanente es serlo primero ocasional. Si no reconocemos eso, difícilmente podremos potenciar el uso de la bici.

        Las eléctricas nunca las he probado. Pueden facilitar ese acceso y prometo que lo probaré. España no es centroeuropa. Ni por los niveles de nuestras cuestas, ni por los niveles de nuestros salarios. Tristemente eso también influye, y no conviene negarlo.

        Mil euros dan para mucha gasolina, concretamente para 13.000 kilómetros sin ser excesivamente eficiente. Que cada uno haga sus cuentas. No es lo mismo gastarse en España toda la nómina en una bici que en Holanda gastarse un 25% de esa misma nómina.

        Luego, efectivamente, influyen otros aspectos, la mayor parte de las veces sociales. Que los padres se lo pasen a los hijos, que exista un deportista de élite en la región, etc… y, por supuesto, que las autoridades impulsen medidas tendentes a «limar» esas «barreras de entrada».

        Pero sin reconocer las dificultades de su implantación… nada se puede hacer.

        1. Según ese argumento, cualquier persona debería de adquirir por una bici eléctrica para «acostumbrarse» a su uso y evitar las cuestas. Y por tanto, a desembolsar una importante cantidad sólo para comenzar a utilizarla.

          La realidad es que casi la totalidad de los hogares (95% según encuesta DGT) ya dispone de una bicicleta en casa. El único esfuerzo consiste en sacarla del trastero.

          Claro que las cuestas son un problema, pero para solucionarlo no hace falta recurrir un motor eléctrico, tan sólo elegir la marcha adecuada y subir despacio y con paciencia. Con el desarrollo adecuado, subir despacio es un esfuerzo asequible para cualquier persona.

          PD: ¿En Holanda se cobra 4.000€ de media? ¿En serio?

          PD2: 1000€ es mucha gasolina, pero un coche necesita un seguro, ITV, revisiones, amortizar la compra… es imposible negar que la bici sale más rentable que el coche en €/km.

          1. Otro factor que, en mi opinión, dificulta el uso de la bici para el día a día, al menos en Madrid y para un buen número de ciudadanos, es que vivimos al otro lado de donde trabajamos… Siento cierta envidia por quien vive a menos de 5km de su trabajo. En mi caso en transporte colectivo gasto 1h30m en llegar al curro y 1h45m en volver (por las combinaciones de andar+bus+metro+andar), en bici 1h5m (cada ida y cada vuelta)(combinación Bici+Renfe+Metro+Bici y en coche 40m ida y 20 vuelta y aparco al pie de la ofi. No sé. No generalizo, pero en mi entorno esto es lo normal; vivir lejos del puesto de trabajo. Y el que vive algo más cerca tiene otros factores que lo dificultan (hijos a la guardería van en pareja, etc.). Madrid es una ciudad rara.

          2. Efectivamente Carlos, este problema que apuntas es fundamental para que el coche sea la opción más coherente muchas veces. Es culpa del urbanismo cada vez más difuso y empeñado en hacer áreas especializadas lejanas unas de otras (ciudad de la justicia, ciudad de las telecomunicaciones, ciudad de la imagen, ciudad del banco XXX, etc), lugares donde casi la única posibilidad es entrar en coche.

            En este sentido, viene muy bien la combinación TP(cercanias)+bici

  5. Mi padre va a trabajar todos los días con la bici eléctrica y es una gozada. Es cierto que es un desembolso, pero se amortiza seguro. Además la guarda y la carga en el trabajo!

    ¡¡¡Tira de bici!!!

  6. El problema es que la geografía también es importante. No es lo mismo una ciudad centroeuropea llana, que una localidad española con muchas cuestas. Es, digamos, una importante «barrera de entrada».
    Es mi caso en Rivas, municipio en lo alto de los cerros del Jarama y Manzanares, donde el llano castellano no aparece ni por asomo.
    No obstante, el gran beneficio de vivir fuera de la gran urbe madrileña es disfrutar de amplias avenidas donde poder circular en bici casi por donde quieras, incluso por los propios carriles bici que hay por todo el municipio, con bici propia o con una del servicio municipal a precio realmente reducido.
    Y, además, yo hay días enteros que dejo la bici sin «atar», en el metro, en la puerta de casa… no parece que sea necesario.
    En fin, no hay más excusas que acostumbrarse a las cuestas.

      1. Soy ferviente partidario.
        Pero me pierdo en el concepto y, dado el desembolso económico… ¿Existe posibilidad de probarlas y ver cómo se adaptan al terreno? ¿tienen medidas de seguridad anti-robo? Eso de dejar sin protección 1000 euros, ya me costaría mucho más…