Propuestas para mejorar BiciMAD (2)

Seguimos con algunas propuestas para mejorar el servicio de BiciMAD que empezamos en el artículo anterior. ¿Quieres añadir alguna? ¡Hazlo en los comentarios!

Integración con el CRTM

Resulta ilógico que en un modelo integrado de transporte, uno de los modos quede fuera del modelo. De hecho, por lo que hemos podido saber, no ha habido ni un mero acercamiento para compartir información entre la empresa concesionaria y el consorcio.

La integración en el CRTM haría de la bici pública un servicio más planificado y se premiaría la intermodalidad con un modo más: la bici pública. Para propiciarla, el sistema debería extenderse a intercambiadores como Príncipe Pío, Méndez Álvaro o Avenida de América. Y, sin duda, su inclusión en las cercanías de estas estaciones de intercambio, sería mucho más sencilla si BiciMAD estuviera dentro del CRTM.

En caso de no conseguirse una integración completa, estaría bien, al menos, la introducción del servicio en el abono de transporte o una opción de precios diferenciados para usuarios dentro del abono mensual. Por decir, si el abono normal de zona A cuesta ahora mismo 54,60€, ¿por qué no un abono con opción a usar también BiciMAD por58,60€? (por poner una cifra, habría que estudiarlo).

En todo caso, el soporte debería ser el mismo: la tarjeta del abono transportes. Es absurdo que se esté presumiendo de un sistema inteligente y cada nueva prestación tengamos que tenerla en un soporte diferente. Por ejemplo, en Zaragoza, el sistema de bici pública utiliza la Tarjeta Ciudadana, la misma que se emplea para el bus, las bibliotecas o las piscinas. Pero quizás es mucho pedir a un Consorcio de Transportes que ni siquiera sabe cómo recargar un abono anual en una tarjeta mensual.

Mejoras al plano

Además, sería muy recomendable que se lanzaran planos similares al Metrominuto, con recorridos y tiempos de viaje. Si el sistema se integrara en el CRTM, podría haber también una inclusión de la bici en los planos existentes de la red de transportes.

Nuevas bonificaciones

La bici pública per se no es sostenible, por lo que resulta importantísimo optimizar el número de remociones de bicis entre estaciones. Para ello, en algunas ciudades se utiliza una  bonificación por la cual, si mueves una bici de un punto con una cota significativamente menor a otra mucho más alta.

Como entendemos que el primer tramo debe ser gratis, las bonificaciones deben traducirse en “acumular” tiempo, de modo que en lugar de poder coger una bici media hora, se vayan acumulando minutos que permitan tener una bici más tiempo.

Expansión del servicio

​Aunque haya expansiones que se puedan intuir por el efecto frontera, quizá sería mejor plantear orígenes y destinos para establecer líneas de deseo, ya que puede haber corredores muy potentes que no exijan necesariamente el desarrollo del sistema en un área, sino en una “línea”.

Incluso, puede que haya zonas periféricas que justifiquen su implantación sin conexión directa con el centro, bien por su demanda interna, o bien, por su relación con el centro sin que exista relación en la zona intermedia.

De hecho, en la periferia la bici pública tiene mucho sentido: la menor potencia del sistema de transporte público genera una menor demanda cautiva por otros modos, por lo que cabe pensar que habrá mucha demanda latente (demanda no cubierta porque nadie la presta) e inducida (demanda generada a medio plazo debido a la existencia del proyecto).

Información de circulación en el manillar

Si nos fijamos en el manillar de las bicis de BiciMAD sólo encontramos instrucciones de cómo utilizar la asistencia eléctrica. Sin embargo, no hay ninguna información relativa a cómo y por dónde se circula, que las bicis deben respetar las mismas normas que el resto de vehículos, cómo señalar cuando se quiere girar, que está prohibido circular por las aceras, etc.

Estamos hablando de un sistema a usar por gente que no ha circulado en bici en su vida… Esta información resulta imprescindible.

Velocidad máxima del sistema de asistencia eléctrica

Tras este primer mes de uso, los responsables de BiciMAD se han dado cuenta de que establecer una limitación de la asistencia eléctrica a 18 km/h no era lo más indicado para la orografía y el tráfico de Madrid. Subiendo repechos, la bici no tiene agilidad y es difícil poder coger más velocidad debido al peso (casi 23 kilos) y al corto desarrollo de las marchas en el modelo de bici elegido, más pensado para «pasear». Teniendo en cuenta que hay que circular junto con unos coches que en las ciclocalles pueden llegar a los 30 Km/h, cuando no los rebasan, la decisión de establecer el límite de la asistencia al pedaleo en 25 Km/h nos parece una idea acertada que de hecho teníamos previsto incluir en un principio en esta serie de propuestas de mejora. Nos alegra por tanto ver que la empresa está pendiente de la experiencia de uso y está abierta a modificaciones que mejoren el servicio. Esperemos que el aumento de la potencia del motor sea solo la primera mejora y que poco a poco nuestras propuestas se vayan haciendo realidad.

Sobre el autor
Soy Doctor Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad Politécnica de Madrid. Estoy especialmente interesado en el impacto de la planificación territorial y urbana en el transporte y la movilidad (y viceversa).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 thoughts on “Propuestas para mejorar BiciMAD (2)

  1. Me interesa la bici como transporte publico, pero vivo en Alcobendas, fuera de la ciudad de Madrid. Dicen, que lo que pretende este sistema es cambiar el coche por la bici, y me parece acertado, pero para ello, necesitaria haber parking publicos donde poder dejar el coche al llegar a Madrid y sustituirlo por la bici.

    Encuentro que la imposibilidad de dejar el coche aparcado unas horas, es imposible con tanto estacionamiento de tiempo limitado…, y creo que es una pena, porque este servicio podría ser util tambien, para los que vivamos en la periferia, pero para ello deben construir parking en la zona de cobertura del sistema de bici publica. Ademas, lo suyo es que sean gratuitos, o muy economicos para los usuarios de la bici.

  2. Respecto a la velocidad máxima. Si, fue una decisión muy acertada subir la velocidad del pedaleo asistido, pero ahora las tres marchas se quedan excesivamente cortas, y te encuentras la mitad de las veces pedaleando en el aire si vas con la asistencia al máximo. Si reduces la asistencia a medio, la marcha se queda tambien corta, ya que no consigues llegar a la velocidad que tienes con la asistencia al máximo.

  3. Propuestas de Estaciones que ayuden a reducir el tráfico de coches y a conectar el centro con los barrios periféricos:

    – Estación en Estrella (Moratalaz)
    – Estación en El Carmen
    – Estación en Puente de Vallevas
    – Estación en Calle Convenio 49 (aprox)
    – Estación en Glorieta de Cádiz
    – Estación en Marqués de Vadillo
    – Estación en Paseo de la Ermita del Santo, 70 (aprox)
    – Estación en Glorieta del Puente de Segovia
    – Estación en Paseo del Embarcadero, 2 (aprox) (Madrid Río)
    – Estación en Ciudad Universitaria

    Para la zona norte el servicio aún tiene que extenderse más por la zona interior.

    1. Falta, muy importante, en el intercambiador de príncipe Pio. Y no vendría mal en el intercambiador de Av. América, y por extensión en todos los intercambiadores.

    2. Qué bien me vendría el de Ermita del Santo, en frente del colegio… y teniendo otro por Marqués de Vadillo / Pirámides (preferiblemente este último), estaría genial.

      Conectar Marqués de Vadillo -> Pirámides y ya de ahí a Puerta Toledo (el de P. Toledo ya existe), sería poner dos bases pero con buena conexión.

      Y ya la de Paseo de Ermita del Santo, Puente Segovia (e incluso Príncipe Pío) sería genial… no es llenar la zona, sino un par de bases que ayudaría a conectar con el centro. Que actualmente me tengo que subir a Puerta Toledo y da pereza… la bajada se hace rápido al volver, pero la subida andando para ir aburre, con lo bien que subiría cogiéndola en Pirámides 😛

  4. ¿Podéis comentar dónde hay bonificaciones para la gente que ayuda a redistribuir las bases?
    Sólo conozco las de París, que dan 15 minutos extra cada vez que subas una bici a una colina, pero como con la tarifa plana nadie paga los primeros 30 minutos, es un regalo que muy poca gente usa.

    Podéis ver en la animación que esas bases (las que tienen una B) están vacías por sistema y sólo se llenan de golpe cuando sube un camión a reponer.
    http://bikes.oobrien.com/paris/timeline/

  5. Según leí recientemente, en San Sebastián, donde el servicio de bicicleta pública también es gestionado por Bonopark, se ofrece la posibilidad de integrar el carnet del Dbizi en el abono transporte sin necesidad de usar dos tarjetas. Quizás la empresa concesionaria pudiera animar al Consorcio para aplicar aquí la experiencia donostiarra.