¿Quién colapsa la Gran Vía?

Hoy os mostramos dos imágenes de la Gran Vía. En un caso está llena de coches. En el segundo, llena de bicis con motivo de una ‘bici crítica’ mensual. Ambas fotos están tomadas desde Gran Vía 32, sede de la Cadena Ser, que es quien pone los titulares a estas fotos.

Vamos a analizar ambas fotos. Nos fijamos en los carriles sentido Callao, entre la Calle de la Salud y la Calle Abada.

En 150 metros contamos unas 200 bicicletas, aunque el pixelado de la imagen nos ha obligado a descartar las que consideramos dudosas, por lo que puede que sean más. En la segunda foto, para el mismo tramo, contamos 25 coches, equivalente a 30 pasajeros según el ratio de ocupación media de 1,2 viajeros/vehículo. Por tanto, observamos que para saturar estos dos carriles son necesarias más de 200 bicicletas, pero con sólo 25 coches (que mueven mucha menos gente) ya tenemos el atasco montado.

Lo más curioso de todo es que, pese a que la Gran Vía se atasca cada día, parece que siempre tiene que haber un factor ajeno para la congestión: un día son las bicis, otro la lluvia… ¡Hasta Hugo Chávez!

¿Quién colapsa la Gran Vía? ¿Las bicis? ¿Hugo Chávez? ¿O los coches?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 thoughts on “¿Quién colapsa la Gran Vía?

  1. Quieres decir que todas aquellas personas, que por algún motivo no pueden utilizar bicis, tendrían que ir a trabajar andando? El transporte público funciona mal, o lo colapsan las bicis que, además no pagan impuestos, Quieres decir que los que no podemos vivir en el Centro tenemos que buscar el modo de llegar a nuestro trabajo, muchos cargados con bolsas o niños que no caben en una bici, o en poblaciones donde lo más parecido a un transporte público es un mal llamado Metro Ligero, caro y lento que te obliga a casi dos horas más de viaje diario???
    Pienso que si esto llega al extremo de matrículas pares e impares, pudiendo utilizar el coche solo el 50% del tiempo, se debería reducir también al 50% el Impuesto de Circulación (si como en un restaurante los martes y los jueves, no tengo porqué pagar los demás días). Además se debería dar una solución alternativa enfocada al transporte público: Bonos de 15 días a un precio razonable, y bonos que sirvan para todos los transportes y destinos.
    Puede que sea verdad que la contaminación es un problema grave, pero se debe pensar también en aquellas familias que tienen que llevar a sus hijos al colegio, a la guatdería o, mismamente, al Hospital del Niño Jesús donde solo se puede aparcar en zonas HORA ya que no existen aparcamientos alternativos.
    Para terminar, Las entradas (Véase Paseo de Camoes) podrían habilitarse a este uso, incluso los fines de semana donde se cierran al patinaje y obligan a los coches a dar mas vueltas y por tanto contaminar mas? No sería mejor hacer un estudio de contaminación por coches (en Italia solo se ven cincuecentos y Smarts que no contaminan a penas), obligar a los taxis el uso alternativo de la electricidad?….
    Al final los automovilistas, cargados de gastos e impuestos somos los paganos y responsables de lo que está pasando.

  2. Buena foto ,se puede observar perfectamente la ocupación total de las bicicletas del carril bus.Esto ocurre todo los últimos jueves de cada mes durante mas de tres horas , la ocupación total de la calzada por parte de cientos de bicicletas incluyendo, lo más sorprendente los carriles bus de toda la almendra central.
    Cuando bajan desde Cibeles a Atocha por el Paseo del Prado se han llegado a contabilizar por personal de EMT más de 25 autobuses de las líneas 10,14,27,34,37,45, líneas de mucha demanda y con articulados con varios miles de trabajadores entre todos a bordo atrapadas por estos niños que no respetan el carril bus.
    Bicis si pero autobuses también.

  3. Me parece estupenda la idea de señalar la ineficacia del transporte en coche, pero creo que el recuento está mal. En la zona recuadrada hay bastantes más coches, creo que casi 40. Y muchísimas mas bicis que 200.
    El hacer estas cosas sin cuidado da argumentos tontos a los que están en contra.

  4. Lucas, en este artículo tienes un enlace a otro en el que se analizó la bici crítica, hablando también de los efectos negativos qué tú mencionas.

    Sobre la foto en sí, creo que no hay que quedarse en la anécdota, sino en lo que se pretende denunciar, que los coches atascan las calles de forma habitual, ocupando una gran cantidad de espacio para desplazar a muy pocas personas, cosa que con la bici no pasa.

  5. Ciertamente estoy con vosotros en la noticia, pero también he de deciros que la información que ponéis está un poco sesgada a favor de la bicicleta, ya que si nos damos cuenta habéis tenido en cuenta 2 carriles para la foto de los coches, y 3 carriles para la de las bicicletas, y os habéis dejado por el camino el tercer carril de la primera foto, donde tendrían que estar circulando en ese momento dos o tres autobuses.
    Teniendo en cuenta que es hora punta y que los autobuses que circularan irían bastante llenos, en esa toma de la foto dudo que solo estuvieran circulando por ese tramo 30 personas. Si contamos a los autobuses, seguramente circularían más de cien personas.
    Y vosotros que soís pro-transporte público, ¿por qué no denunciáis aquí que cada vez que se monta la «bicicrítica», no sólo se ve afectada la gente que va en su coche, sino la gente que si que se preocupa por el transporte público y lo utiliza? ¿Por qué han de colapsar el carril bus, no respetar las normas de circulación, como semáforos, pasos de cebra, etc?

    Mucha conciencia social, pero luego es echarse piedras contra su propio tejado

      1. Con este artículo queremos dar un paso más allá: denunciar el privilegio de «falta de culpabilidad» del que gozan los automovilistas, tanto en la sociedad como en los medios de comunicación.

        Cuando hay retenciones, siempre es por un accidente, por un evento, por causas climatológicas o peor aún, «porque faltan carreteras». Parece que nunca hay atascos por exceso de vehículos. En este caso, la Bici Crítica era sólo una excusa más.

        Es cierto que considerando el autobús, la capacidad de la vía aumenta. Y yo digo ¿Y si ponemos las bicis en dos carriles y el carril bus despejado? Fácilmente podríamos alcanzar los 500 pasajeros en esa foto. En la Gran Vía, y en cualquier calle colapsada, el lastre para la capacidad son los automóviles.

  6. Igualito que la Critical Mass de Brighton (Reino Unido, donde vivo ahora), donde la participación media es de 25 personas. Como somos tan pocos la gente nos pita, insulta y nos vacilan con acelerones. Pero con una Masa Crítica como la de Madrid los conductores se lo pensarían dos veces. ¡Esa Masa Crítica!

  7. Espero que esto lo vea Pedro Piqueras, porque la inefable Telecinco suele hablar de la Bici Crítica en su indescriptible informativo. Lógicamente siempre introduciendo la coletilla del atasco que provocan los participantes en el evento, y preguntando a indignados conductores. Unos conductores a los que sospecho no les enfadaría tanto si el atasco fuese sólo de coches.

  8. Desde luego más importante que el propio colapso del tráfico, que los coches provocan demasiadas veces al día, todos los días.
    Es la nube tóxica que nos obligan a respirar cada segudo de la vida de un madrileño. Demasiado veneno para nuestros pulmones.
    Mientras las alcaldesas, y responsables; se ríen en nuestras narices confirmando demasiadas veces que no ocurre nada, que no hay toxicidad. Mientras vienen Incumpliendo la normativa européa.
    Deliberadamente estan cometiendo un Delito Contra la Salud Pública de los madrileños, y de quien se atreva a venir a respirar a esta ciudad.
    Por favor en lo posible procura no pasearte en coche por esta ciudad, con los tóxicos de la combustión de tu coche estas matando a nuestros hijos, y a Todos.

  9. El otro día, no se si será por alguna medida anticontaminación o algo del ayuntamiento, la subida por la Gran Vía desde Plaza de España hasta Callao, estaba restringida al transporte privado, pero a los que íbamos en el 46 nos permitieron el paso, lo mismo que al 75 que teníamos detras… Vamos, que los coches no podían pasar pero los autobuses si. Sin embargo, en el otro sentido la calle si estaba abierta al tráfico privado y público…