¿Es seguro correr la San Silvestre con contaminación?

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page

Llevamos una semana hablando del episodio de contaminación sobre la ciudad de Madrid, ligado a las altas concentraciones de óxidos de nitrógeno (NO2) que respiramos. Durante estos episodios es una recomendación común el evitar hacer ejercicio al aire libre y no practicar deporte en los horarios y zonas con mayor contaminación. Especialmente en la zona centro y después del anochecer, cuando la concentración aumenta.

Esta tarde, como cada fin de año, se celebra la San Silvestre Vallecana: una carrera popular con más de 40.000 corredores inscritos que, a partir de las 5 de la tarde, recorrerán los 10 km entre el Santiago Bernabéu y el Estadio de Vallecas. Dadas las circunstancias, muchos se han preguntado si es seguro hacer este esfuerzo físico con alta contaminación. Vamos a evaluar los datos y a sacar algunas conclusiones.

¿Hay contaminación durante la San Silvestre?

Existen varias estaciones de medición en los alrededores del recorrido, tanto de tráfico como de fondo. Durante esta semana, todas ellas han superado en varias ocasiones los niveles marcados por la OMS durante las horas de la carrera. Por tanto, en base al histórico podemos afirmar que la calidad del aire en el recorrido de la San Silvestre ha sido deficiente, cuando no tóxica.

No obstante conviene aclarar otros puntos para esta tarde:

Las restricciones de tráfico asociadas al recorrido provocan una bajada generalizada de los niveles en las estaciones del entorno. La concentración e inhalación de NO2 depende en gran medida de la proximidad a las fuentes de emisión.
La previsión meteorológica de hoy debería rebajar los niveles. El intenso frío diurno impide la temida inversión térmica, mientras que la aparición de vientos leves favorece la disipación.

¿Es dañina la contaminación para los corredores?

Partiendo de la base de que no somos un portal especializado en salud pública, hemos consultado las fuentes oficiales. El Portal de Salud Madrid (elaborado por la Comunidad) es claro en este aspecto: el ejercicio físico agrava los daños que el NO2 ejerce en nuestro sistema respiratorio. La recomendación no puede ser más explícita: evite practicar deporte y actividad física al aire libre a última hora de la tarde, cuando los niveles de NO2 son más altos.”

La Consejería de Sanidad también incluye una ficha de información toxicológica detallando el impacto de la contaminación. En ella destaca el siguiente punto:

5. ¿Cómo se distribuye el NO2 en el organismo?
Una vez inhalado, el 70-90% del NO2 se absorbe en los pulmones, pasa a la sangre y puede detectarse en otros órganos corporales. El ejercicio incrementa el porcentaje de absorción y la cantidad de gas que llega a las partes más profundas del aparato respiratorio.

6. Efectos para la salud
El NO2 puede ocasionar efectos adversos para la salud porque es un oxidante que lesiona las paredes de las células. También por su capacidad para formar ácido nítrico (muy irritante) en contacto con el agua que hay en el ojo, el pulmón o la piel. El NO2 afecta al aparato respiratorio de forma directa provocando inflamación e indirectamente alterando las defensas del organismo con lo cual disminuye la resistencia a infecciones bacterianas pulmonares. […]
Durante los episodios de alta contaminación los posibles síntomas derivados de la exposición a este gas se relacionan fundamentalmente con la afectación del aparato respiratorio y cardiovascular. Así pueden presentarse: Picor de ojos, nariz y garganta; Irritación de los bronquios, con aumento de la secreción bronquial, tos, pitos en el pecho, dificultad para respirar, dolor torácico.

¿Entonces qué hacemos?

Sobre si la administración debería advertir o incluso suspender la carrera, es un debate que queda fuera de nuestro alcance. Los efectos sobre la salud son conocidos, pero la incidencia de ésta sobre cada persona es diferente. Factores como la condición física, la edad y las conductas habituales (trabajo, fumar…) pueden tanto mitigar como agravar los efectos de la contaminación.

Queda por tanto apelar a la responsabilidad de cada participante en su decisión de correr o no. Y por supuesto, pensar lo primero en la salud propia, abandonando la carrera en caso de aparición o agravamiento de los síntomas asociados que se describían en el informe enlazado anteriormente.

Desde ecomovilidad.net haremos seguimiento a través de Facebook y Twitter de los niveles de contaminación a lo largo del trazado.

Foto de portada: Maratón de Beijing – BBC/AP.

0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *