Smart Parking

Según un estudio de IBM, la búsqueda de aparcamiento provoca el 30% de los atascos y el 16% de los conductores madrileños invierte entre 31 y 40 minutos buscando aparcamiento.

Cabe pensar que, por este motivo, muchas empresas se estén lanzando a poblar de sensores las calles de las ciudades españolas con el convencimiento de que aparcar más fácilmente reducirá las emisiones del coche, haciéndolo más sostenible (porque, claro, si circulas menos tiempo, contaminas menos. De cajón). Pero debemos preguntarnos si no estamos ante un clarísimo ejemplo de la Paradoja de Jevons de modo que, al facilitar el aparcamiento se incentive su uso, provocando un aumento de la participación del coche en la movilidad y, por tanto, de sus externalidades.

Sin embargo, la tecnología en sí misma es buena y podría utilizarse para otras aplicaciones verdaderamente alineadas con la movilidad urbana sostenible, como la reserva de plazas para PMR, la gestión de la carga y descarga de mercancías urbanas o como apoyo al sistema de estacionamiento de autobuses discrecionales y turísticos​ que el ayuntamiento estrenó hace unos meses​. Incluso, es una medida que puede tener sentido para el coche particular bajo determinados supuestos: la preferencia a aparcar en subterráneo mejor que en superficie o la reserva de un porcentaje de plazas para usos específicos en lugares donde el transporte público no presta o no puede prestar un servicio eficiente por una cuestión territorial, de modo que no se premie el uso del coche generando un hábito como es ahora el pago de las tarifas del parquímetro.

 

Nota: la foto, que corresponde al barrio de Las Tablas, nos la envió nuestro lector Francisco Serrano. Además, indagando he podido saber que corresponde a unas reservas de plazas numeradas para empleados de Metrovacesa, como prueba piloto para ver si tiene sentido extender la medida a otras zonas.

Sobre el autor
Soy Doctor Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad Politécnica de Madrid. Estoy especialmente interesado en el impacto de la planificación territorial y urbana en el transporte y la movilidad (y viceversa).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 thoughts on “Smart Parking

  1. Interesantes cifras las de este estudio. Y es que es cierto que el aparcamiento, aparte de frustrar a los conductores, origina muchas de las congestiones que se generan en las grandes ciudades. La tecnología aquí juega un papel cada vez más fundamental, ya que puede contribuir a reducir los atascos y a que las autoridades se centren en el buen funcionamiento de las ciudades. En definitiva, contribuye a incrementar el fenómeno de las ciudades inteligentes, uno de los principales objetivos de todos los gobiernos.

    Por poneros un ejemplo, en Xerox estamos trabajando con una tecnología que denominamos Merge, y que se está utilizando en ciudades tan destacadas como Los Ángeles. Se trata de un sistema de gestión de aparcamiento que utiliza hardware, software y datos para proporcionar información en tiempo real sobre aspectos tales como recaudaciones, mantenimiento, ejecución y ocupación, impulsando así la eficiencia, la satisfacción de los clientes y los objetivos en política de seguridad.

  2. Ya son conocidas las argucias de las que es capaz un conductor de vehículo motorizado privado, o de los «lobbies» para continuar intoxicándonos con sus paseos en coche por toda la ciudad.
    NO. YA sabemos que estas mejoras para supuestamente, hacer un uso eficaz, y sostenible. No son al final más que mentiras que solo encubren razones, para seguir abusando, e intoxciando a la población, y el medio ambiente.