¿Cómo llevar niños en transporte público sin arruinarse?

Imagen: Bill Ward's Brickpile en Flickr

Imagen: Bill Ward’s Brickpile en Flickr

Si tienes hijos, habrás comprobado que los desplazamientos en transporte público no es barato. Y es que en muchos casos el precio del viaje simplemente se multiplica, ya que cada niño consume un viaje del metrobús o necesita su propio abono transportes, aunque no tengan edad para viajar solos. No es extraño que muchas familias tomen la decisión de comprar un coche cuando tienen su primer hijo, ya que comienza a salirles más rentable. Una familia con tres hijos gastará un metrobús completo en una tarde (más de 12 euros solo en transporte), y eso contando con que no tengan que utilizar varios medios de transporte.

A esto se añaden las dificultades de moverse en el transporte público con niños: aunque los autobuses de la EMT son accesibles, muchas estaciones de metro y cercanías aún no tienen ascensores que permitan ir con carritos, y si nos atenemos a la señalización del metro, no se pueden llevar ni en las escaleras mecánicas.

Sin billetes infantiles

En Metro y EMT los niños comienzan a pagar billete a partir de los cuatro años, mientras que en Cercanías la edad límite son los seis años. Desde entonces no hay ningún billete especial para ellos, salvo el abono joven, que solo resulta rentable a partir de una gran cantidad de viajes y además es unipersonal, lo que supone pagar varias cuotas mensuales a las familias con varios hijos.

En Barcelona por ejemplo existe la tarjeta T-12, que por un precio simbólico permite viajar gratuitamente en el transporte público a los niños menores de 13 años. Además de la T-12, existen otras ideas que podrían ayudar a que llevar niños en el transporte público no salga tan caro. Un metrobús especial para menores de cierta edad, que el reglamento del Consorcio permitiese que cada adulto que valide su abono pueda llevar a un niño con él sin pagar más, o unos abonos transporte distribuidos en la escuela con un gran porcentaje de descuento, al hacer la compra conjunta.

No se trata de iniciativas para paliar la crisis (que también), sino de dar facilidades a las familias para utilizar el transporte público en los desplazamientos y desincentivar que se compren un coche. Educar a los más pequeños en el uso del transporte sostenible debería ser una prioridad para la administración: les ayuda a conocer mejor su entorno y contribuye a cambiar el modelo de ciudad hacia una más habitable para todos, con usuarios fieles desde siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 thoughts on “¿Cómo llevar niños en transporte público sin arruinarse?

  1. CONTENIDO OBSOLETO DESDE QUE SE HA IMPLANTADO EN MADRID LA TARJETA DE TRANSPORTE PÚBLICO.
    Me pregunto cómo una familia de fuera que llegue por ejemplo al aeropuerto e intente subir al metro o al tren con niños, ¿cómo obtiene en ese momento la tarjeta? ¿Qué tiene que hacer entonces para viajar?

  2. Y que pasa con los niños y niñas a partir de los 7 años tienen que pagar igual que un joven 20 años es injusto mas para las mamas que somos de familia monoparental. Y apena nos sobra para nuestro abono

  3. Me parece muy furrte q un niño tenga q pagar una tarifa como.un adulto.en el.metro te cobran hasta por respirar y luego el metro va como el.puto culo y subiendo tarifas de metro por un mal servicio

  4. En Palma a pesar de tener uno de los tranportes públicos más caros del estado (1’50€/billete sencillo) en este caso el precio para jóvenes (con tarjeta propia de contacto) es de 0’30€ por trayecto + transbordo (45 min.) También existe el abono mensual para este rango de edad por 7€.

    Cabe decir que en Palma durante los años 2008 y 2011 el transporte para este rango de edad era gratuito (con tarjeta).

    Toda la tabla de precios aquí.
    http://www.emtpalma.es/EMTPalma/Front/imgdb/263708.pdf

    1. En Madrid el billete sencillo de metro es 1,50€ las 5 primeras estaciones; después van añadiendo 10 céntimos por cada estación hasta llegar a los 2€.

      En caso de los abonos de transporte, que va por zonas como en muchos sitios, si vives en la periferia de la comunidad te cuesta 61€ el abono joven (hasta los 23 años).

      Lo único bueno es si eres jubilado/a, que te cuesta el abono mensual menos de 13€ sea cual sea la zona.

      En Madrid no se conoce la palabra «gratis» (a no ser que seas menos de 4 años) ni «barato».

  5. Empezando porque el Metrobús cuesta 12,20€, más que fomentar el transporte público, es una medida disuasoria. En Málaga no hay bonobuses bonificados por viajes, pero los niños empiezan a pagar con tres años y la tarjeta multiviaje (transbordo) cuesta 8,30€ y la mensual bonificada, 27€. Sin embargo, aquí en Granada corren con ventaja aquellos que no sean usuarios habituales del autobús, ya que el bono de estudiante (hasta los 26 años si continúas estudiando) sale a 0,57€ por viaje (0,79€ a los usuarios de la tarjeta normal), y no existe una tarjeta mensual bonificada.

  6. Ojalá hicieran en Madrid como en BCN, pero a los políticos les interesa más que compremos/usemos el coche para que paguemos impuesto de matriculación, carburantes, IVA, circulación, aparcamiento….

  7. Vivo en Madrid y tengo dos hijos. Cuando vamos a algún sitio el fin de semana, me sale más barato llevar el coche (incluyendo aparcamientos) que pagar 8 viajes del bono metro (9,76 €).