La tarjeta sin contacto ya tiene fecha

Ya contamos la lentitud del desarrollo de la tarjeta sin contacto, implantada en otras ciudades desde hace tiempo. Después de años de pruebas, a partir de enero de 2011 los usuarios del abono mensual de la zona A podrán adquirir tarjetas sin contacto. Mientras, 1000 usuarios elegidos por el Consorcio harán otra prueba piloto durante 6 meses para comprobar el funcionamiento del sistema de recarga.

También se ha confirmado que a finales de 2011 se extenderá a todas las zonas, y más adelante podrán contener billetes de 10 viajes. Para ello, es preciso que las empresas privadas de autobús adapten sus canceladoras. También se necesita renovar el acuerdo entre las comunidades de Madrid y Castilla-La Mancha para implantar el nuevo sistema en los abonos de la zona E.

Una noticia esperada, pero descafeinada por su llamativo retraso. El diseño de la tarjeta ha quedado desfasado, y el caótico sistema tarifario actual no ayudará a su implantación. Desde ecomovilidad.net proponemos una serie de mejoras para el nuevo formato.

Un diseño atractivo

SUBE-T es el nombre actual de la tarjeta, cuyo diseño incluye unas fotos de los vehículos más avanzados… de hace casi una década. Ni el nombre ni las fotos son las adecuadas. Nosotros proponemos un diseño similar a la actual tarjeta del abono transporte, adaptada al nuevo tamaño y con una disposición de los datos personales más fácil de leer.

Nuestra propuesta de tarjeta, adaptando el diseño actual al nuevo formato.

La creación del Consorcio, que unificó en parte la imagen de todos los medios de transporte, trajo consigo al año siguiente un billete innovador: el Abono Transportes se convirtió en el símbolo de la integración que suponía el Consorcio. Han pasado casi 25 años y poco hemos cambiado en este aspecto. El billete sin contacto es la oportunidad para promocionar una nueva imagen del Consorcio de Transportes, manteniendo su estilo fundamental pero adaptado al siglo XXI.

Para el billete de 10 viajes sería necesario un diseño genérico sin personalizar. Es otra oportunidad para crear una imagen única de marca: Oyster Card de Londres, NaviGo de París o Andante de Oporto son ejemplos a seguir. Estos diseños se asocian con el transporte público y con la facilidad de su uso, frente al complejo sistema de billetes sueltos que hay ahora.

Una nueva tarjeta para un billete único

En otras ocasiones hemos reclamado la integración del sistema de billetes y tarifas de Madrid; no es normal una red con tantos billetes distintos de 10 viajes. Una de las razones esgrimidas para no integrar las tarifas suele ser la dificultad para registrar los viajes y los modos empleados. Las tarjetas sin contacto incluyen la tecnología necesaria para  registrar la información completa de los viajes efectuados: fecha, hora, medio, transbordos…

Sería recomendable aprovechar su implantación para cambiar el sistema tarifario actual, unificando los billetes actuales y permitiendo el libre transbordo entre medios de transporte, también en los billetes de 10 viajes. Las nuevas tarjetas serán idénticas en toda la comunidad, y pueden albergar varios títulos a la vez: así, podemos tener un abono A para movernos a diario por Madrid y un 10 viajes para cuando salgamos de la capital.

Además, hace poco supimos que las tarjetas sin contacto del sistema de bici pública MyBici serían del mismo tipo que las del abono sin contacto. La implantación de MyBici, prevista también para 2011, es una buena ocasión para emitir tarjetas únicas bici+abono.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 thoughts on “La tarjeta sin contacto ya tiene fecha

  1. ¿Se sabe qué datos irán en el chip RFID? Es importante saberlo, porque, si van datos personales, éstos pueden estar en peligro, ya que, al poderse leer a distancia, cualquiera con un lector suficientemente potente, puede leerlos sin que te des cuenta. Lo suyo es que estas tarjetas sólo lleven un número que el torno sea capaz de identificar y de procesar. Los datos personales no son necesarios.

  2. Hola ya se sabe como va a ser el proceso para adquirir las nuevas tarjetas donde o a partir de que fecha, o van ha convivir los antiguos abonos con las nuevas tarjetas durante un tiempo?? Gracia muy buena la información que sacáis en la web.

  3. Llevo años viendo los lectores de estas tarjetas instalados… aun me cuesta entender como se demoraron tanto en poner en marcha el sistema.

    completamente de acuerdo con el atraso de los billetes de 10 viajes de metro-este metro-oeste y metro-puñetas.

    Me encantan los diseños que hicisteis.

  4. Estoy de acuerdo en que el nombre ni el diseño de la tarjeta sean los más adecuados. Como parece que no habrá tarjeta sin contacto personalizada para el abono joven o abono normal espero que la codificación del Sube-T sea la adecuada para que no permita el fraude: Es decir que los usuarios del abono normal no puedan recargar como abono joven u otros de tarifa reducida. Por otro lado, me contaron el caso de un usuario que no renovó su abono anual de la zona A con tarjeta sin contacto. Pues bien, con el nuevo año, los tornos del metro lo rechazaban, pero los lectores del bus aún lo reconocían como válido sin estar renovado. Con la picaresca por desgracia sospecho que casos así se pueden dar, esperemos que no, y confío que lagunas de este tipo se solucionen sin falta. Por otro lado, los revisores deberán disponer de lectores para saber si se ha validado el viaje con la tarjeta sin contacto o si es válida.

  5. Lo normal es que tenga un chip similar a tarjetas de crédito, los móviles GSM o el DNIe. En datos puede tener o un numero o quizá los datos básicos del usuario en los abonos (nombre, quizá edad), tampoco nada muy comprometedor, muchas veces simplemente lo que está escrito.

    Si te preocupa el tema, siempre puedes comprar una cartera que suprima las ondas, aunque te quitará la ventaja que pueda ser no tener que sacarla de la cartera (en algunos casos).

  6. Me gusta el diseño que proponéis, más sencillo y claro, además de hacer más fácil el paso del abono actual a este. Pero tengo una duda.
    ¿Qué tecnología usan estas tarjetas sin contacto? ¿RFID? ¿Y qué información personal almacenarían? ¿Un número de usuario o todo lo que puedan? Porque la privacidad con RFID es un tema peliagudo.

  7. Mas vale que se aproveche esa oportunidad para crear los billetes integrados o será francamente difícil de lograr. Pero no hace falta una tarjeta sin contacto para algo así, en Barcelona se hizo hace casi 10 años y seguimos con tarjetas de papel magnéticas. La cuestión es tener tornos y canceladoras compatibles.

    1. Los tornos son compatibles, o sino ahi tenemos el corte del TR1 de 2007 en el que los tornos del metro admitian como válido el billete de cercanías en determinadas estaciones

  8. Me alegro que por fin llegue este modernismo.
    Hasta en cuatro ocasiones puse reclamación al consorcio, por haber perdido el abono mensual.
    Con lo que perdía el abono de trasporte que me quedara del resto del mes, añadido a la supuesta bonificación que me hacia la empresa, al entregarle el abono ya usado cada mes.