¿Qué ha pasado con el tranvía de Parla?

En las últimas semanas la situación financiera del tranvía de Parla ha sido tema de actualidad, especialmente con el ultimátum que los encargados del mantenimiento del material móvil, Alstom y Metro de Madrid, lanzaron al ayuntamiento parleño. En total son 48 millones de euros los que el consistorio debe a la empresa concesionaria Tranvía de Parla.

Ante esta situación, han surgido voces que consideran al tranvía de Parla como un fracaso en materia de movilidad. ¿Por qué se ha acumulado tanta deuda? ¿es eficiente esta línea? Y sobre todo… ¿Cuáles son las soluciones?

Así nació el tranvía de Parla

La idea de un tranvía urbano surge como solución para conectar el nuevo plan urbanístico de Parla Este con el centro del municipio. A petición del Ayuntamiento, el Consorcio de Transportes redactó un informe en el que se ponía en duda la viabilidad económica de un tranvía de titularidad municipal, y propuso un sistema de autobuses rápidos en plataforma reservada.

Desde el Ayuntamiento se insistió en la idea del tranvía, no sólo por su carga emblemática, sino porque se aprovecharía su implantación para revitalizar el casco histórico, especialmente el eje de la calle Real (antigua carretera de Toledo) eliminando el tráfico en superficie. La Comunidad de Madrid rechazó participar en la inversión y forzó al Ayuntamiento a asumir «casi» el total la construcción: 93,5 millones de euros, que finalmente acabaron siendo 128.

Para afrontar esta inversión, el Ayuntamiento contaba con 42 millones procedentes de las plusvalías generadas por el Consorcio Urbanístico Parla Este, entidad en la que la Comunidad participaba en un 55% y el Ayuntamiento en un 45%. Es por eso que, en el total de la inversión, la Comunidad aporta un pequeño 18% del total. Una vez restadas estas plusvalías al coste total, aún faltaban unos 85 millones por pagar, asumidos por la empresa privada Tranvía de Parla, en régimen de concesión a 40 años (Contrato de proyecto, construcción, operación y mantenimiento).

La financiación de la explotación del servicio funciona igual que en las líneas de autobús urbano: el déficit en la explotación es sufragado por Consorcio de Transportes y ayuntamiento a partes iguales.

¿Ha fracasado el tranvía de Parla?


Cuando se escucha que la línea va a cerrar por que no se han pagado las deudas, podría pensarse que ha sido un fracaso de demanda y no lo coge nadie. Cifras en mano, el tranvía de Parla es la inversión en tranvías más eficiente de las cuatro que se han realizado en nuestra comunidad. También goza de uno de los índices de satisfacción de los usuarios más altos de nuestra red (8,03).

El tranvía de Parla ha costado la mitad que el ML2 y una tercera parte que el ML1, debido a que es una actuación totalmente en superficie, sin tramos soterrados que encarezcan el proyecto.

En cuestión de demanda, es la única línea que supera sus previsiones de demanda. El resultado es una tarifa técnica muy baja, inferior incluso a la de Metro de Madrid. Unos resultados de explotación buenos que se suman al importante efecto regenerador que supuso para el centro de la ciudad, y su caracter intermodal, aproximando la estación de Cercanías al resto de la ciudad.

Un tranvía exitoso en quiebra. ¿Por qué?

Pese a la demanda de viajeros y al buen rendimiento de la explotación, el tranvía de Parla es un servicio de transporte público, y por tanto deficitario. Actualmente el Ayuntamiento de Parla, en una situación delicadísima, es incapaz de asumir los costes de la concesión. Se confiaba con abonar estos costes desarrollando más suelo urbanizable, pero la parálisis económica ha truncado todos sus planes. En este contexto, el tranvía es una víctima más de los impagos del Ayuntamiento, y no su causa.

¿Por qué el resto de Metros Ligeros, más caros de construir, no están en esta situación? Porque las concesionarias reciben el dinero directamente de la Comunidad de Madrid, no de una entidad municipal. Cabría plantearse entonces si un municipio puede asumir toda la inversión de un medio de gran capacidad, sin la ayuda de una entidad autonómica o estatal. Parece demostrado que es inviable. A toro pasado, quizás el ayuntamiento erró al asumir este proyecto en solitario, o quizás la Comunidad podría haber llevado la iniciativa, como en el non-nato ML de Valdemoro de similares características.

Como no sirve de nada especular sobre lo que se podría haber hecho, hay que ver qué sucederá a partir de ahora. Se negocia un calendario de pagos para saldar las deudas pendientes, y así evitar el cese del servicio. En ese caso, esta fatal decisión dependería de la empresa operadora, no del Consorcio de Transportes.

Gráficos facilitados por el Consorcio Regional de Transportes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

35 thoughts on “¿Qué ha pasado con el tranvía de Parla?

  1. El tranvía es un medio de transporte anticuado del siglo XIX que se está vendiendo como la estrella del siglo XXI.
    Siempre fracasarán.

  2. Pingback: Anónimo
  3. Y por cierto, la solución es bien clara: el rescate financiero por parte de la Comunidad hasta el 33% de la inversión inicial y, a partir de ahí, a cambio de una participación mayor en las plusvalías urbanísticas de Parla Este. Si se han rescatado unas autopistas ineficientes y perjudiciales cómo no se va a rescatar un tranvía útil y positivo para el conjunto de la sociedad. Algunos no saben dónde está el enemigo ni qué transportes son verdaderamente caros, como los túneles ferroviarios…

  4. Los verdaderos problemas financieros del transporte en la comunidad de Madrid son provocados por el metro, que es una subvención indirecta al coche (bajo tierra para no molestar, cueste lo que cueste). Los tranvías cargan además con el arreglo urbano cuando no les corresponde ya que se pueden instalar sin apenas reforma. La Comunidad no apoyó el tranvía de Parla de manera injusta y partidista, porque el Ayuntamiento tenía otro color, pero mientras gastaba en transportes mucho más caros en otras poblaciones o barrios. El tranvía de Parla no es culpable sino víctima.

  5. Muy interesante articulo, con muy interesantes comentarios. Pero creo que se debe contextualizar un poquito más. Parla, fue la única gran ciudad excluida a última hora del proyecto de Metro Sur, un proyecto infinitamente más caro y que en la mayoría de los casos ha sido un transporte más utilizado para circular por dentro de los municipios que para transitar entre municipios (tiene un uso muy urbano), este proyecto con una incalculable diferencia de costes fue asumido al 100% por la C.M. con la justificación de un proyecto interurbano, aunque la actualidad ha cambiado drásticamente la situación y ahora la C.M. se hace cargo del Metro de Madrid, se hace cargo de la línea (Tranvía) de las Tablas que también es un proyecto urbano y se hace cargo de infinidad de infraestructuras de dudosa rentabilidad, ni social, ni económicamente hablando.
    Sin embargo, el Tranvía de Parla (que se llama a las cosas por su nombre) nace de un desarrollo urbanístico de gigantescas dimensiones que está participado mayoritariamente por la C.M. y que requería de alguna infraestructura que sin colapsar el tráfico pudiera poner a 15.000 ciudadanos diariamente en la estación de renfe, y eso se llama metro o tranvía, no hay que pensar mucho para saber que si bien es cierto que ambos sistemas son caros, todo sistema que implique la inclusión de túneles dispara por 25 los costes.
    En definitiva, se busco una solución, que con la perspectiva del tiempo ha demostrado ser un sistema eficaz de transporte para llegar a la estación con la finalidad de llegar a Madrid en aprox. 30-35 minutos desde que coges el tranvía.
    Otra discusión es lo deficitario de los sistemas públicos de transporte. Para analizar estos términos tendríamos que remontarnos a los años de «maría castaña», es indudable que la movilidad es una obligación de las administraciones públicas, la economía se mueve porque las personas van a trabajar a los polígonos y tienen que poder llegar, van a trabajar a las ciudades y tienen que poder llegar, etc…por tanto, convengamos que es una obligación de la administración favorecer en la medida de lo posible estos desplazamientos, que por otro lado son mucho más económicos para el país que el transporte privado, si no hubiera estos medios de transporte público es probable que tanto las ciudades, como el tejido industrial fuese totalmente diferente. Por tanto, yo creo que una gran apuesta por el servicio público de transportes nunca es deficitaria si no más bien al contrario, es muy rentable en términos de movilidad del ciudadano y del crecimiento económico y ecológico de nuestras ciudades, independientemente del medio de transportes que cada uno de nosotros usemos. Saludos.

  6. ¿Cuantas ciudades son mas grandes que Parla y tienen una mayor movilidad interna? MUCHAS. ¿Cuantas de ellas se lanzan a un megaproyecto de tranvia que como se ha visto lastran la economia del municipio? ¿CERO?

    Gestionar el dinero publico no es comprar cosas que mas adelante no se van a poder pagar y condenar a un ayuntamiento y sus vecinos. Ya hemos visto como en Alcorcon el CREAA costara 250 millones de € y esta perjudicando la economia de sus vecinos y su ayuntamiento.

    Es necesario politicas serias y austeras. Y en Parla el PSOE ha gestionado muy mal las arcas publicas, y para colmo, ahora vienen con excusas de que la CAM no ayuda o paga mas por otros metros ligeros que si gestionan. Esto son los EXCUSAS DE MAL PAGADOR.

    En Parla solo hay una solución, Fraile dimisión.

  7. Hoy no ha habido servicio en el tranvía de Parla.

    Vergonzoso, que no se planificara antes un calendario de pagos y haya que haber llegado a esta situación. Ya se sabía que había que pagar desde que se abrió, no comprendo como no se han planificado mejor.

    No obstante, es un reflejo más de lo que sucede en este país: aeropuertos para todos, AVE para todos, Metro para todos… Infraestructuras carísimas, que luego hay que pagar. No discuto su utilidad, sino la pésima planificación, que parece que las administraciones se han olvidado de que las infraestructuras además de ejecutarlas, hay que pagarlas y mantenerlas…
    Algún día tenía que petar algo por algún lado, pena que le haya tocado a un sistema eficiente de transporte como el tranvía de Parla.

    No sé como acabará esto, pero viendo el panorama pinta que la CAM asumirá el tranvía y tendremos el ML4 de verdad.

    Un saludo.

    1. Puff espero que la CAM no se haga cargo de ese tranvia, no es justo cargar los costes de esta infraestructura a todos los Madrileños cuando ya se advirtió de su poca viavilidad.

  8. «Para afrontar esta inversión, el Ayuntamiento contaba con 42 millones procedentes de las plusvalías generadas por el Consorcio Urbanístico Parla Este,»

    Así se alimentó la burbuja inmobiliaria. Y esas plusvalías se utilizaron para construir un sistema de transportes cuyo coste es inasumible

    1. Estoy de acuerdo, pero lo que de verdad me preocupa es la segunda parte de la historia:
      «Se confiaba con abonar estos costes desarrollando más suelo urbanizable, pero la parálisis económica ha truncado todos sus planes.»

      No veo mal que se utilicen las plusvalías generadas para dotar de transporte público a esos mismos terrenos: el Pasillo Verde y el Ensanche de Vallecas se hicieron del mismo modo.

      Lo grave es endeudarse confiando exclusivamente en futuros ladrillazos. Ahí el ayuntamiento de Parla la pifió, y esa es la causa directa de la situación actual.

  9. ¿Por qué la Comunidad de Madrid no invierte en el tranvía de Parla si parece ser rentable y todos los gastos corren a cuenta del Ayuntamiento de dicho municipio?
    En Murcia, el proyecto del tranvía fue llevado a cabo por el Ayuntamiento y la Comunidad no intervino (mismo caso), incluso parece ser también rentable puesto que ha superado ya el millón de viajeros desde su puesta en servicio: http://www.tranviademurcia.es/prensa/noticias/news_detail.aspx?cd03e9cc-4e55-4cd9-bbf2-42fb75f15757
    Una de cal y otra de arena…

  10. Creo que más allá de los costes económicos, es necesario analizar los costes y beneficios sociales que una infraestructura de estas caracteristicas puede apotar.
    En este sentido el tranvía de Parla a servido para revitalazar y devolver a los peatones el centro de Parla, tomado por el tráfico. Además, los que conocemos Parla sabemos que, por mucho que la Comunidad de Madrid se empeñase, no era posible meter más autobuses por el centro de la ciudad, hasta la estación de cercanías, sin colapsar el tráfico cada mañan y cada tarde.
    Por lo tatno era una obra necesaria e inteligente. Otra cosa es el sobrecoste económico que supuso y que nadie aha explicado. Esos más de 30 millones de euros que de no haberse gastado, darían mucho aire al ayuntamiento, que tampoco paga a sus trabajadores.
    Porque por otro lado la empresa Tranvia de Parla presentó benificios el año pasado,la deuda es por los costes de construcción, no de explotación y funcionamiento.

    1. A ver si nos entendemos…
      (Supongamos) Tengo que cambiar los ventanales de mi casa. Así ahorraré calefacción. Pero no gano lo suficiente para pagar la obra, ni aprovechando un plan renove.
      Por muy provechosa que pueda ser la obra de las ventanas, no la puedo pagar, no me lo puedo permitir. Podría pedir un préstamo, pero no si los intereses me van a desbordar.
      Y como a mi, esto le puede pasar a miles de ciudadanos.

      Así que extraporlando a Parla, ese tranvía, por muy beneficioso socialmente hablando que pueda ser, rebasa ampliamente la capacidad financiera de ese municipio. De ese municipio y buena parte de las demás ciudadades dormitorio de esta provincia. Así que si aún así, se empeñan en lanzarse al vacío empeñándose hasta los calcetines en esa obra, allá ellos.

      A ver si empezamos a entender que las arcas públicas, ya sean de la instancia administrativa que sea, son limitadas, y deben ser gastadas razonablemente. Una obra no sólo se justifica con sus beneficios a corto, medio o largo plazo, también hay que verificar que su coste no va a comprometer la solvencia de la administración que la aprueba.

      Pero en fin, este debate ya me suena repetido en otro sitio y sobre otra obra, concretamente la M30.

  11. Creo que aquí el problema es de raíz. Un ayuntamiento no puede sufragar una infraestructura de transporte tan costosa como ésta. El ayuntamiento de Parla no debería haberse metido él solo en la aventura, pero la Comunidad de Madrid no debió cerrarse en banda a la hora de financiarlo, simplemente porque Parla no era de su mismo signo político, que es lo que hizo. Creo, como Fernando de Córdoba, que no llegará a cerrar. Lo rescatará la Comunidad de Madrid. Todo ello adornado, eso sí, con la utilización del tema como ejemplo de la mala gestión del ayuntamiento parleño.

    1. Por la misma regla de tres, como la CAM no tenía ninguna intención de meterse en esa empresa, el ayuntamiento de Parla tendría que haber desistido de su intención de construir un tranvía que no puede pagar. Los caprichos de ricos son… para los ricos.

      Porque si todos los ayuntamientos actuaran como el de Parla (lo cierto es que desgraciadamente muchos sí lo han hecho), la CAM aunque estuviese gestionada con criterios racionales y no partidistas, no podría rescatar todas esas aventuras.

  12. Una eficaz y flexible red de autobuses se hubiera encontrado con un problema similar (seguramente no tan pronunciado) cuando el problema aquí es una previsión que se realiza en plena burbuja y esperando que la inversión inmobiliaria siguiera creciendo.

    ¿Por qué no se critica las inversiones en Pozuelo o Boadilla que son menos rentables? ¿No está claro que aquí hay una intencionalidad política?

    1. No te falta razón Carlos,
      lo ocurrido en Parla es igual que lo que ocurre en Pozuelo y Boadilla , pero ahí no va a transcender, al menos de momento ya que se cubre con decir “el trasnporte publico tiene que ser deficitario”. Igual a partir de ahora hay que exigir a las administraciones que hagan eficiente el transporte público para que este no sea deficitario y así se consiga un ahorro en el gasto.

      1. Perdona Miguel Ángel, pero TODO EL TRANSPORTE PÚBLICO ES DEFICITARIO, como servicio público que es. Vamos, que no es una cuestión de que el tranvía de Parla sea deficitario… vamos es que toda la red de Metro es deficitaria… y creo que la palabra ahorro es una palabra que ha ido prácticamente opuesta a cómo se ha planificado aquí el sistema de transportes en todo momento. Al menos el tranvía de Parla lo utilizan los parleños… el «metro norte» que se camufló como ampliación de la línea 10 lo cogen 4 gatos para conectar Alcobendas con Madrid debido a que tardas cerca de una hora…
        Justamente el tranvía de Parla a mi me parece una buena inversión, habrá que ver por qué la Comunidad no quiere hacerse cargo de él y culpa de todo al Ayuntamiento de Parla, mientras que por otro lado se hace cargo del 100% del metro de madrid librando así del coste a Gallardón

        1. Loren, cuando digo:
          «Que el transporte público sea deficitario, no significa que haya que tirar con pólvora del rey»
          No me estoy refiriendo al Tranvia de Parla, lo estoy diciendo en general, porque como tu bien dices:
          «TODO EL TRANSPORTE PÚBLICO ES DEFICITARIO»
          Por ello creo que es el momento de alejarnos de esa afirmación y empezar a hacer un sistema de transportes que realmente sea el que necesitamos, dejandonos de infraestructuras costosas y haciendolas rentables, o al menos que no nos cuesten dinero.

          1. Pero es que cualquier cosa que hagas te va a seguir costando dinero porque es un servicio público. Yo prefiero pagar 1,50 euros cada vez que me subo al bus y el resto pagarlo con impuestos, que pagar 10 euros cada vez que lo cogiera para pagar el «coste real».

            Es como la diferencia entre una universidad pública y una privada: en una pública pagas unos 10000 euros al año, en una privada más de 1000 al mes…

          2. Cualquier cosa no, si se venden los coches y todo lo que se pueda y hacer dinero para sufragar la deuda, bastante dinero se recuperará. y asi no se lastraria con un gasto adicional al resto de los ciudadanos que no tenienen/tenemos que pagar los excesos de unos cuantos. Además ya estaban advertidos.

          3. Pero Loren. Claro que no se puede pretender amortizar la obra haciendo pagar 10 euros por viaje. Porque entonces no lo usaría casi nadie.
            Pero tampoco no se puede confiar en que baste con los impuestos. Con impuestos se amortizan todas las infraestructuas. Pero este tranvía supera con creces la capacidad fiscal de un municipio más bien pobre, en relación con el resto de la provincia. Claro que todo transporte público es deficitario, pero es que ese déficit generado al final lo tiene que pagar alguien. Y resulta que este déficit es excesivo.
            Vamos, que los parleños han pedido a los «Reyes» un tranvía «de ricos». Y ahora descubren que los papás no existen.

          4. El transporte público, al igual que la enseñanza o la sanidad, no es deficitario en realidad (si se gestiona bien) porque no es un gasto sino una inversión. Si mejoras la movilidad de una ciudad reduciendo el número de vehículos evitas accidentes de tráfico, contaminación, atascos, inversiones en mejoras de carreteras y calles, los trabajadores rinden más (llegas más descansado al trabajo), …

            El problema es que, cuando conviene, se cierra el margen («verdadero escocés») para que no tenga que ver con nada. Así se puede decir que sale demasiado caro, para poder desmantelarlo si no le interesa al que gobierna y meter dinero (y cazo) en construcción de carreteras y autopistas o en ampliar calles.

        2. ¿Tendrá algo que ver que el alcalde que montó el tranvía sea el secretario general del P$0€ en la CAM -> rival directo antes de Espe y ahora del «sustituto de Espe»?

          En cuanto a lo de los tranvías de Pozuelo o Boadilla -> alcaldías del PP. La CAM no va a tirarse piedras sobre su propio tejado. Y si la CAM no lo hace, los mamporreros de 13tv o IE tampoco, está claro.

  13. El tranvía de Parla es una infraestructura que nunca debió haberse construido. De las desavenencias entre el Ayuntamiento y la Comunidad ahora los Parleños tiene un tranvía que no pueden costear y parece que si se quiere mantener la costosa infraestructura, la única vía es que la Comunidad se haga cargo del cadáver. Y que la deuda y los gastos de explotación se sufraguen con el dinero de todos.

    Que el transporte público sea deficitario, no significa que haya que tirar con pólvora del rey y se permitan despilfarros como el habido en de Parla. Por eso las administraciones han de tener en cuenta los costes y en este caso si que lo tuvieron por la duda que creó el Consorcio en este proyecto, por ello presentó como alternativa una red de autobuses como solución. Pero se decidió la opción del despilfarro que es la que mas votos vende, como tantas cosas que construyeron cuando fuimos millonarios, (hipotecados hasta las cejas pero millonarios…)

    Por todo ello y a la vista de los otros Metros ligeros o Tranvías (que es lo mismo) solo cabe una pregunta si ya tenemos asumido que el transporte público es deficitario:

    ¿Se pueden hacer unas infraestructuras tan costosas, si sabemos que un tranvía es mas caro de mantener que otras soluciones de transporte como por ejemplo una eficaz y flexible red de autobuses?

  14. Yo no echaría la culpa alegremente al PP por el fracaso del tranvía de Parla. La responsabilidad recae básicamente en su propio ayuntamiento. Si bien es una obra adecuada para un entorno urbano (mucho mejor que usarlo para intercomunicar municipios), como bien demuestran las cifras de aprovechamiento, sigue siendo demasiado costosa para las finanzas de un municipio no muy boyante (por no decir menesteroso) como es el de Parla.

    Si los gestores municipales parleños hubieran sido más competentes, deberían haber previsto que un periodo de vacas flacas haría imposible sufragar la concesión. Ya sé que es muy fácil hablar a toro pasado, pero cuando se gestiona bienes públicos a largo plazo (décadas), hay que contar con posibles recesiones. Los políticos cortoplacistas sobran.

    La postura de la CAM ha sido (perversamente, claro está) la adecuada. «Majetes, os habéis metido en el embrollo vosotros solitos; salid de él ahora como podáis». En justicia, ¿por qué los habitantes del resto de la comunidad tenemos que contribuir en ayuda de Parla si ellos mismos no saben gastar su dinero?

    Ahora bien, lo mismo se debe decir de muchas otras obras, más o menos mal planificadas, tanto de otros ayuntamientos (de partidos de todos los colores) pues ejemplos no faltan, como de la propia CAM, sin ir más lejos las mismas otras líneas de tranvía (oficialmente metro ligero).

    ¿Y luego nos sorprendemos de que haya crisis? ¿Y luego vamos culpando a todo cristo de la misma? Pero es que nosostros mismos, habitantes de unos u otros municipios madrileños aprobamos (por activa o por pasiva) en su momento la construcción de estas infraestructuras, sin pararnos a pensar si eran asumibles desde el punto de vista financiero. Como si nos las regalaran los próceres.

    Y no es así. Son nuestras. Son nuestra deuda y nuestra responsabilidad.

    Así nos va ahora, con el país entero con el agua al cuello.

    Lo de Parla… sólo es un ejemplo más. Los hay mucho peores, pero no es un consuelo.

    (Perdonad el rollo)

  15. Yo he oido k la comunidad China lo va a comprar y va hacer mas paradas k lleguen hasta el poligono cobo-calleja para k asi sus compatriotas no tngan k esperar el bus.

  16. Muy buen artículo, muy aclarador. Si se llega a cerrar será por un capricho político que tendremos que sufrir los ciudadanos: que el PP va a por todas en los pocos estratos administrativos que todavía no controla y cualquier ocasión es buena para confundir y barrer votos para casa.

    Es un insulto que los «metros ligeros» (que no se llaman TRANVÍA, que es lo que son, por motivos evidentemente políticos) no sean cuestionados, cuando han sido mucho más caros y están siendo menos útiles.

    1. No creo que llegue a cerrar. Me imagino más un «rescate» por parte de la Comunidad de Madrid… y un repintado de los vehículos a rojo con presencia constante del logo del gobierno regional en paradas, tranvías y demás instalaciones.