No llegó a ser: El teatro en el vestíbulo abandonado de Príncipe Pío

DSC09044

Los usuarios habituales de la estación de Príncipe Pío habrán observado que parte del edificio es inaccesible a los viajeros. Hay una parte dedicada al metro, al cercanías e incluso a un centro comercial, pero el vestíbulo al que nos referimos (conocido como Galería del Príncipe) lleva años abandonado.

Desde la calle podemos observar la fachada que da a la Cuesta de San Vicente y ver sus ventanas rotas, pintura desgastada, la sucia fachada… de lo que en su tiempo fue un vestíbulo de venta de billetes de una de las estaciones de tren más importantes de Madrid. Hoy, lo único activo que mantiene es el aparcamiento (cómo no), que incluso está señalizado con un cartel anclado en los 80 y que nos recuerda que se trataba del vestíbulo de Largo Recorrido.

parkEsta Galería del Príncipe se construyó en 1926 para ser el edificio principal de viajeros. Sin embargo, con la apertura de la estción de Chamartín, Príncipe Pío fue perdiendo peso en los trayectos de tren interregionales, hasta que sus edificios se clausuraron. A finales de los 80, el vestíbulo era lugar común para la pernoctación de mendigos y drogadictos.

Años después, a principios de los 90, se anunciaron varios proyectos. Uno de ellos contemplaba convertir la galería en el Teatro Príncipe Pío, y de hecho los promotores llegaron a comprar el edificio a Renfe. La rehabilitación duraría años, comenzando en 1992 y estrenando su primera obra («El fantasma de la Ópera») en la temporada 1999-2000, según anunciaba Riofisa, promotora del teatro.

Interior del vestíbulo a principios de los años 90. Imagen: ABC

Esto se enmarcaba dentro de un proyecto para convertir la Estación del Norte en un centro comercial, como finalmente así ha sido, además de querer construir un aparcamiento para 1.200 vehículos, a pesar de ser una de las zonas más accesibles de Madrid en transporte público. Este era el proyecto que presentaron a principios de los 90:

Como vemos, se pretendía incluso utilizar las ventanas que presenta el edificio para crear miradores hacia la Casa de Campo, el Palacio Real… y si se hubieran llevado a cabo, dentro de unos meses podría verse el nuevo parque del Manzanares. Sin embargo, aunque el proyecto de centro comercial siguió adelante (con algunas modificaciones), el Teatro Príncipe Pío no se llegó a construir. El actual propietario de la galería es Adif y no está claro el uso que se le vaya a dar en un futuro. Y mientras tanto, el que antiguamente fue un gran vestíbulo, comienzo y final de grandes viajes, permanece hoy acumulando polvo y deteriorándose mes a mes.

Vía | Hemeroteca ABC | Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 thoughts on “No llegó a ser: El teatro en el vestíbulo abandonado de Príncipe Pío

  1. Curioso lo del abandono tan temprano del vestíbulo, pues hasta 1993 seguían partiendo de allí los trenes gallegos. Imagino que sólo prestaría servicio entonces el otro vestíbulo.

    Ojalá hagan pronto algo (que ojalá no sea la ampliación del centro comercial…)

    Un saludo.

    1. Así es, se habilitó un vestíbulo para los viajeros de largo recorrido en la zona que da a la glorieta. Estaba donde ahora mismo se encuentra el Opencor. Yo especialmente veo el sitio con añoranza, ya que crecí y vivi al lado de la estación, en la calle Arriaza, y es una pena que lleve tanto tiempo abandonado. Al pasar ayer por allí me pareció ver que la plaza con la fachada abandonada la están preparando como escenario de algún rodaje.

  2. Es lamentable que siga asi durante años, y años.
    Esta zona no parece que se corresponda con el resto que le rodea, en fin esperemos que algún día se decidan, y lo solucionen.
    Aunque es una zona que con tanto paso subterrano que va, y vuelve; soporta un tráfico atronador, e intoxicante, con lo que no se si sería mejor regular ese tráfico. Eliminarlo. A continuación renovar el edificio. Un suspenso para el Hay Untamiento, la Comunidad, y Adif.

  3. Muchas gracias por esta información histórica. Es un edificio mas bonito y amplio que el propio Teatro de la Opera Yo pensaba que todavía era propiedad de Antonio Banderas. De todos modos solo se hará algo que sea económicamente beneficioso y productivo para sus propietarios.
    Una pena….